Parece que en la plataforma de streaming están dispuestos a que los espectadores nos llevemos bien, y si hace poco nos sugerían un contrato de co-watching para ver las series con tu pareja

Ahora apuestan por la política de sanciones para aquellos que, todos conocemos gente así, suelten spoilers a la ligera.

Y Netflix lo deja bien claro:

«Al tercero se permite retirarle la opción de elegir próxima serie.»

¿Qué os parece? ¿Son necesarios este tipo de contratos o basta con tener un arma contundente junto a ti para que tu pareja, amigos o familiares no te arruinen la experiencia?