Aunque los que aún no han visto Por 13 razones no lo entenderán creo que estamos ante la serie del 2017, la adaptación del libro de Jay Asher es, seguramente, la única serie que no podéis dejar de ver en 2017. No al acoso. No al bullying.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)Por trece razones
Título original 13 Reasons Why (TV Series)
Director: Tom McCarthy, Gregg Araki, Carl Franklin, Jessica Yu, Kyle Patrick Alvarez
Guion: Brian Yorkey, Elizabeth Benjamin, Diana Son, Thomas Higgins, Nathan Jackson, Nathan Louis Jackson, Nic Sheff, Hayley Tyler (Libro: Jay Asher)
Música: Eskmo
Fotografía: Ivan Strasburg, Andrij Parekh
Productora: Netflix / Kicked to the Curb Productions / Anonymous Content / July Moon Productions
Duración: entre 51 y 62 min (13 episodios más un documental de 30 minutos)
Reparto: Dylan Minnette, Katherine Langford, Christian Navarro, Alisha Boe, Brandon Flynn, Justin Prentice, Miles Heizer, Ross Butler, Devin Druid, Amy Hargreaves, Derek Luke, Kate Walsh, Michele Selene Ang, Brian d’Arcy James, Sosie Bacon, Steven Weber, Mark Pellegrino, Ajiona Alexus, Henry Zaga, Steven Silver, Tommy Dorfman, Robert Gant, Keiko Agena, Uriah Shelton, Brandon Larracuente, Timothy Granaderos, Josh Hamilton

Por trece razones cuenta la historia del adolescente Clay Jensen (Dylan Minnette), que vuelve a casa después del colegio y encuentra una misteriosa caja con su nombre. Dentro, descubre una cinta grabada por Hannah Baker (Katherine Langford), una compañera de clase por la que siente algo especial y que se suicidó hace tan solo dos semanas. En la cinta, Hannah cuenta que hay trece razones por las que ha decidido quitarse la vida. ¿Será Clay una de ellas? Si lo escucha, tendrá oportunidad de conocer cada motivo de su lista. A través de la narración dual de Hannah y Clay, Por trece razones traza una historia compleja y sobrecogedora sobre la vida adolescente que conmoverá al público más joven.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)

Clay se prepara para escuchar la primera cara.

Hace dos semanas que terminé de ver Por 13 razones, la adaptación serializada de Netflix del libro del mismo nombre firmado por Jay Asher y que se convirtió en un auténtico best-seller hace 10 años aterrizó el pasado 31 de marzo en Netflix como una serie de TV magistral que denuncia los problemas de la sociedad educativa en la que viven en los Estados Unidos (aunque, no nos engañemos, esas lecciones también valen para cualquier otra sociedad educativa, todas están viciadas de los mismos errores). Hace dos semanas, decía, desde que vi Thirteen Reasons Why por primera vez y tan sólo 2 días desde que la terminé de ver por segunda vez. Y aún sigo pensando qué escribir sobre una serie que TODOS deberíamos ver.

En Por 13 razones descubrimos que Hannah Baker se ha suicidado dos semanas antes de que comience la acción, Clay, un amigo de Hannah, encuentra en la puerta de su casa una caja que contiene 7 cintas de cassette. En cada cara Hannah expone cada una de las 13 razones que le han llevado al suicidio y que están directamente relacionadas con el acoso, maltrato, bullying como se quiera llamarlo. No os negaré que Por trece razones es una serie intensa y dura, a fin de cuentas estamos “viviendo” los últimos días de vida de Hannah Baker a través de los ojos de Clay Jensen, un introvertido chico enamorado de Hannah.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)

Hannah tiene un mal aterrizaje en el Instituto. Comienza la pesadilla.

Antes de proseguir hablando sobre la trama os diré que todo el equipo está de 10, desde los directores, el propio Tom McCarthy (Spotlight) dirige los dos primeros capítulos y los protagonistas indiscutibles de la serie: Dylan Minnette (Clay Jensen) y Katherine Langford (Hannah Baker) están realmente en su salsa, con una gran química y empatía entre ambos, también conviene destacar el gran papel que realiza Kate Walsh como madre de Hannah. No me extrañaría que varios de los actores de Por 13 razones se conviertan en grandes conocidos de aquí a unos años. Ah, una cosita más, Por 13 razones está plagada de referencias a películas como Rebelde sin causa.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)

¿Un grito de rabia? ¿Una petición de ayuda?

Por 13 razones es un drama, una serie que nos expone, a las claras, lo podrida que está la sociedad estadounidense fascinada con la popularidad y la reputación, gilipolleces de las que, tarde o temprano, aprendemos a relativizar y que sin embargo son, en gran parte, el pilar central de la vida en las escuelas e institutos estadounidenses. Por culpa de este tipo de sociedad, de los smartphones y de las redes sociales cualquiera puede arruinarle la vida a alguien; rumores, fotos, vídeos… son armas muy peligrosas con las que atacar a jóvenes mentes que son especialmente sensibles y vulnerables y que, como vemos en Por 13 razones, pueden tener trágicas consecuencias especialmente en unos años en los que se está formando la mente y la personalidad de los adolescentes.

Así que, aunque lo pueda parecer, Por trece razones no nos habla de la “venganza” de Hannah Baker ante sus maltratadores, aunque algo hay, estamos ante una historia que nos grita, a las claras, que debemos y podemos hacerlo mejor, que tenemos que, como sociedad, tratarnos mejor, saber que las palabras hacen daño, que tenemos que ser más cuidadosos en nuestras relaciones, en nuestros comentarios, en nuestras acciones. Hay que aplaudir cómo Brian Yorkey ha adaptado la novela de Asher, e incluso lo bien que están llevados los flashbacks, las piezas del puzzle encajan a la perfección y el mensaje de “podemos y tenemos que hacerlo mejor” cala a la perfección . Porque, asumámoslo, vivimos en una sociedad que crea monstruos. Oh, sí, sin duda podemos envolvernos con la bandera española y decir que aquí no sucede lo de Colombine… pero no hace falta bucear en las hemerotecas, todos recordamos que en el último año se produjeron varios SUICIDIOS de adolescentes en España, por el acoso de otros adolescentes. Todos hemos visto vídeos de cómo otros adolescentes golpean a chicos y chicas y suben los vídeos a Internet, para hacer la gracia. Y si callamos, si volvemos la vista hacia otro lado, o incluso si participamos de acciones similares también somos culpables.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)

Una química espectacular entre Dylan Minnette (Clay Jensen) y Katherine Langford (Hannah Baker).

Esa es la lección que Por 13 razones nos enseña: todos podemos hacer algo positivo, todos podemos ayudar a aquellos que están sufriendo ya seamos adolescentes, profesores, padres, compañeros… la lucha contra el acoso, contra el enfermizo deseo de burlarnos del más débil, de seguir la corriente, de ser unos cobardes.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)Tengo que decir que Por trece razones me ha conquistado, no conocía el libro de Jay Asher (tengo pendiente leerlo para ver las diferencias entre el original y la serie, aunque en la edición especial de 10º aniversario Hannah sobrevive) pero la historia de la adaptación de Netflix es realmente intensa y sobrecogedora. No os negaré que hay escenas realmente crudas e impactantes y sí, sí, el suicidio de Hannah se ve y es escalofriante, como dos o tres escenas más que os harán apartar la mirada. Pero también es una historia que te conquista por el realismo de sus personajes, por la agridulce historia de amor entre Hannah y Clay, por su trágico final, por sus ¿posible? futuro (y es que no se sabe si habrá segunda temporada, habida cuenta de su final) pero sobre todo emociona porque es una historia muy bien escrita, filmada, representada… Por 13 razones debería cosechar una gran cantidad de críticas positivas, de premios y, sobre todo, de reflexión por parte de sus espectadores. No es una historia cualquiera, todos conocemos a alguna Hannah Baker, hemos hablado con ella y aún estando prevenidos podríamos seguir reincidiendo en el acoso y el bullying.

Como curiosidad os diré que la serie ha sido producida por Selena Gomez y su madre, Mandy Cornett, y que en un principio era Selana quien iba a interpretar a Hannah. Reconozco tener ciertos prejuicios (más que prejuicios era falta de interés hacia ella o su ex) ante la ex de Justin Bieber, pero todo lo que he leído sobre ella tras ver la serie, cómo se ha involucrado en el proyecto y cómo ha apostado por educar a la gente a través de la serie hace que me quite el sombrero ante ella.

En definitiva, Por 13 razones es, posiblemente, la serie de televisión que todos deberíamos ver y reflexionar muy a fondo. Y si por algún motivo vives una situación similar a la de Hannah, no lo dudes, pide ayuda. A través de la web http://13reasonswhy.info o, si eres de España, a través de Save the Children.

“Por 13 razones” (Netflix, 2017)

13 razones para ver Por tres razones (entrevista en vídeo a Hannah y Clay) [Formula TV]