De vez en cuando me dejo llevar por mis insaciables apetitos de fan y me hago con obras que me llaman la atención como este Money Shot firmado por Tim Seeley, Sarah Beatties y Rebekah Isaacs y que Moztros Editorial ha publicado recientemente.

Money ShotMoney Shot #2
Edición original: Money Shot USA
Fecha de edición: mayo de 2022
Guión: Tim Seeley, Sarah Beatties
Dibujo: Rebekah Isaacs
Color: Kurt Michael Russell
Formato: Cartoné, 120 páginas. Color.
15€

¡Money Shot: la serie revelación con nombre cachondo de Vault Comics llega a España! Vault Comics es una editorial fundada por los hermanos Damian y Adrian Wassel, que viene cosechando gran éxito entre la crítica y el público desde hace tiempo. Money Shot es uno de sus títulos más punteros.

Habla sobre un futuro no muy lejano donde la humanidad ha descubierto que hay vida en otros planetas, pero esto no parece interesarle en lo más mínimo a la gente, ya que, por el contrario, la mayoría se encuentra constantemente viendo tele basura o navegando por las más intrascendentes páginas de internet. Allí es donde el ingenio de la investigadora Christine Ocampo entra en acción, y consigue convencer a sus compañeros científicos para costearse los viajes espaciales vendiendo lo único que jamás ha pasado de moda: ¡el porno! Así, veremos a un grupo de investigadores viajando por el cosmos, relacionándose con todo tipo de alienígenas con el objetivo de impactar y entretener al público vendiendo los vídeos de sus aventuras para poder continuar viajando.

Moztros Editorial es, posiblemente, la editorial revelación de los últimos meses continúa publicando una serie de títulos muy interesantes, con un formato de calidad y a 15 euros cada tomo. Es inevitable acabar por picar con alguno de sus títulos, incluso cuando no estés por la labor de sumarte a sus franquicias (Valiant, Street Fighter o Power Rangers) uno siempre encuentra títulos diferentes que llevarse a la boca, títulos como este Money Shot, una locura en la que se nos traslada al futuro, a una sociedad en la que unos científicos se ven “obligados” a convertir sus experimentos de viajes fuera del sistema solar en representaciones pornográficas interaccionando con alienígenas para poder subvencionar sus investigaciones dado el desinterés del Presidente de los USA (un trasunto de Trump), y sí, nos puede parecer un tanto absurdo, pero luego vemos la situación de los científicos en el mundo real… y ya no nos parece tan absurdo.

En fin, el caso es que después de lo que nuestras protagonistas, el equipo de científicos de Money Shot, una máquina que permite, a través de portales, alcanzar casi cualquier lugar de la galaxia, éstos acabarán por meter la pata cuando: primero el Presidente de los USA consigue que la Tierra no entre en una organización que agrupa distintas civilizaciones estelares y segundo, cuando acto seguido van a filmar con una raza que está en conflicto con el Colec… la Federac… la Unión de diversas razas y que, inevitablemente, llegará a la guerra donde, a la par que solucionan los problemillas que han ido surgiendo entre los científicos, principalmente de ámbito sentimental.

A pesar de que Tim Seeley y Sarah Beatties podrían haber optado por la guasa, pura y dura, a fin de cuentas la premisa es bastante alocada, lo cierto es que Money Shot nos deja varias lecciones profundas que aprender, desde el respeto a los sentimientos de los demás a la dura realidad de la política actual (ese Presidente de los Estados Unidos no puede ejemplificar mejor la oleada de la ultraderecha en medio mundo) o el poco apoyo con el que cuentan los científicos (hasta que llega una enfermedad tremendamente contagiosa, ¿verdad?) todo ello verdades, duras, que Seeley y Beatties edulcoran con humor, ciencia-ficción y sexo, mucho sexo.

Por otra parte no conviene dejar de lado el excelente trabajo de Rebekah Isaacs, con color de Kurt Michael Russell, en el que hay espacio para la narrativa, la representación de diversas razas y seres alienígenas y, bueno, un notable apartado gráfico el de Money Shot.

Sobre la edición de Moztros poco que decir, es una edición de gran calidad y con un precio ajustado, para un cartoné, pero no dejo de pensar que estos tomos, igual que los de otras muchas editoriales, no deberían aparecer en cartoné, sino en tapa blanda (pero esto también lo digo porque me estoy quedando sin espacio en las estanterías).

En definitiva, Money Shot es un divertimento que va más allá de lo que cabría esperar y sorprende al lector por su mezcla de sexo, humor y crítica social y política.