Empiezo a cansarme de tener que escribir que Joe Abercrombie me ha sorprendido con la calidad de tal o cual novela. «Medio Mundo«, segunda entrega de la trilogía de «El Mar Quebrado«, no es una sorpresa, es una novela fantástica a la que el calificativo “juvenil” se le queda corta, es una puerta de entrada para la fantasía, una invitación a soñar con mundos distintos, con personajes especiales y creíbles. Tomen nota, señores escritores: ¡así es como se escribe una fantasía juvenil!

Medio Mundo / El Mar Quebrado 2
Joe Abercrombie
Fantascy
ISBN: 9788415831631
432 páginas
Rústica con solapas
18.90 €

Espina Bathu es una de las pocas chicas de Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita. Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Yarvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.

La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracasado, el periplo por el mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos.

Fantascy acaba de publicar Medio Mundo, la segunda entrega de la trilogía de El Mar Quebrado escrita por Joe Abercrombie una supuesta fantasía juvenil en la que el británico se desmarca del tono habitual de las novelas de fantasía juvenil para ofrecernos una historia adulta, a medio camino entre lo que escriben los autores de fantasía adulta habituales y las novelas adultas que el propio Abercrombie nos ofrece en el mundo de La Primera Ley, aunque con los suficientes ingredientes de la novela juvenil como para “engañar” (quedarán realmente satisfechos) al lector juvenil y para hacer que el público adulto hagamos palmaditas con las orejas al ver como, una vez más, Abercrombie nos atrapa en una lectura cuya lectura sitúa a Espina y a Brand como protagonistas de un libro, aunque la alargada sombra de Yarvi, siempre presente, no nos haga dudar de quién es el verdadero y auténtico protagonista de la trilogía de El Mar Quebrado. Aún así es de agradecer que Abercrombie sepa cómo presentar a un personaje femenino tan fuerte e interesante como el de Espina, posiblemente no sea como desearían en Hollywood, pero no hay duda de que es una guerrera más que capaz, pero también humana y con sentimientos, es agradable que se aleje tan bien de la posibilidad de convertirla en un “marimacho” y, sin embargo, nos presente a un personaje de gran potencial.
Pero demos marcha atrás, la protagonista de Medio Mundo es Espina Barthu, una joven que quiere ser guerrero y a la que no le pondrán las cosas precisamente fáciles para ello pero que, a fuerza de tesón y cabezonería (y al padre Yarvi) conseguirá una oportunidad para formar parte de la tripulación destinada a salvar al pueblo de Gettlandia de un terrible destino contra el que Yarvi ha estado luchando desde que se convirtió en un juramentado de la Clerecía.

Nuevamente debo rendirme ante el británico, y es que Abercrombie nos ofrece una lectura ágil, muy amena y con una personalidad que hechiza y atrae al lector al mostrarnos las maravillas y escenarios que rodean al Mar Quebrado y sus naciones, me encanta esa ambientación crepuscular del mundo élfico (desaparecidos ya de estas tierras), así como las conspiraciones que hay por parte del Alto Rey contra las que lucha Yarvi y las propias de éste, claro. Además el rollo vikingo de los gettlandeses es muy apropiado (y está muy de moda) con escenas tan espectaculares como la que protagoniza Brand al trasladar el barco de un río al otro, o los entrenamientos de Espina, aunque estos puedan resultar algo frustrantes para ella.

Como protagonista Espina es… un personaje muy interesante, a medio camino entre amazona y vikinga se descubre como algo más que el personaje típico y nos recuerda a otros personajes de Abercrombie de La Primera Ley, humana y decidida, pero amante de la guerra, de la lucha y una auténtica novata fuera del campo de batalla. Como decía, un personaje femenino fuerte e interesante.

Por cierto que, como era de esperar en una novela juvenil de fantasía, tenemos una historia de amor entre manos y la verdad es que está bien llevada, por mucho que sea típica, y sirve para aligerar la carga drámatica de algunos momentos del libro (y para satisfacer al lector juvenil… y a algunos adultos también), aunque los roles están invertidos, es Espina la que lleva la voz cantante y es Brand el que sufre en silencio… sólo diré esto: “cómo mola!”.

Y ahora es cuando llega el momento de reconocer que con Medio Rey y Medio Mundo Joe Abercrombie ha subido el listón de calidad de la novela fantástica juvenil, está a años luz de la mayoría (por no decir todos) de los libros de fantasía juvenil… y de muchos otros de fantasía a secas, Abercrombie sigue demostrando su calidad y profesionalidad con cada obra.

He disfrutado muchísimo con esta lectura (estoy deseando tener en mis manos la tercera y última entrega), he empezado a disfrutar cada vez que leía la palabra “astucioso” (ver nuestra reseña del número anterior para entender la referencia) y tengo que rendirme ante una edición impecable y preciosa.

En definitiva, Medio Mundo es la continuación, aunque se pueden leer de forma independiente, de Medio Rey, una trilogía “juvenil” (entre comillas) que es de lo mejorcito del género… sino, lo mejor. No esperéis mucho a haceros con estas dos joyas.