Por fin he puesto mis manos sobre la segunda entrega de “El Profeta Blanco“, la segunda trilogía de los Vatídico de Robin Hobb que, en “El Bufón Dorado“, nos vuelve a demostrar la maestría con la que trabaja la escritora norteamericana.

El Bufón Dorado / El Profeta Blanco 2
Robin Hobb
Debolsillo
ISBN: 9788466341998
848 páginas
Tapa blanda
12.95 €
Fantascy
ISBN: 9788415831907
864 páginas
Rústica con solapas
23.90 €

Traspié ha rescatado al príncipe Dedicado de sus secuestradores y en el castillo de Torre de Alce la corte recupera la rutina aunque, ante la fragilidad del reino, Traspié decide trasladarse a la capital para proteger al heredero de las maquinaciones políticas que lo rodean.

En medio de tantos problemas, la única fuente de consuelo para Traspié es su amistad con el bufón. Pero incluso esta confianza, forjada a lo largo de las aventuras compartidas, se ve amenazada por sorpresivas revelaciones sobre el pasado del bufón.

Entretanto, la reina Kettricken retoma los planes de boda de su hijo con la princesa Elliana de las Islas del Margen, una alianza que surge como posible salvación para los Seis Ducados. Sin embargo, la posibilidad de una paz duradera parece alejarse definitivamente cuando Elliania declara que no se casará con Dedicado hasta que él no emprenda una misión a todas luces imposible: matar a uno de los últimos dragones.

Hace algo más de un año desde que Fantascy publicó la segunda entrega de la El Profeta Blanco, El Bufón Dorado, continuando las andanzas del Traspié Hidalgo, aunque esta vez Traspié regresará al que durante muchos años fue su hogar: La Torre del Alce, la corte de los Seis Ducados, donde continuará protegiendo al príncipe que ahora afronta unos esponsorios realmente complicados con la hija del anterior enemigo de los Seis Ducados. Por si las maquinaciones tras este compromiso fueran poco los picazos andan detrás de Traspié, y del príncipe Dedicado, lo que obligará a la reina Kettricken a negociar con los mañosos a la espera de encontrar la forma de que dejen de ser perseguidos y asesinados.

Como es costumbre en Robin Hobb, y dada la extensa longitud de El Bufón Dorado, la trama contendrá todo tipo de líneas secundarias, aunque la que más emocione sea, posiblemente, el cruce con la trama del Mitonar que la trilogía de Las Leyes del Mar nos presentase años atrás y que comienza a entremezclarse con las líneas argumentales de los Vatídico y que presagia que la misión que la princesa Elliana impone a Dedicado, matar al dragón negro de hielo que está atrapado en las Islas del Margen, pueda ser contraproducente a la hora de alcanzar un acuerdo con el Mitonar.

También recuperamos la relación Traspié/Chaze, el jefe de espías de los Vatídico y bastardo de éstos también, que nos ofrecerá momentos realmente interesantes como cuando, poco a poco, se van descubriendo algunos de los secretos que Chaze oculta.

Pero no será el único frente a afrontar por parte de Traspié, a todas sus responsabilidades y deberes se suma el cuidado de su hijo adoptivo, Percán, al que la vida en la gran ciudad está cambiando y los embates que, a fuerza de Habilidad, su hija Ortiga realiza contra la mente de Traspié casi cada noche.

Cuesta resumir El Bufón Dorado, especialmente porque Robin Hobb se trabaja muchísimo cada libro y no ofrece información superflua sino que todo está relacionado y todo tiene su razón de ser, en concreto vamos a ver madurar a Traspié por las duras, una vez más, y a darse cuenta de que sus actos y palabras hieren a los que le rodean, por muy solo que él crear que esté siendo su vida.

Me gusta el tratamiento del luto que supone la pérdida de Ojos Negros, que vimos en La Misión del Bufón, así como la inclusión de personajes distintos como Tordo o el propio Bufón.

Después de leer El Bufón Dorado es complicado no aplaudir la labor de Robin Hobb en cuanto a la cantidad de tramas, referencias cruzadas con la anterior trilogía y con la de Las Leyes del Mar, nuevas tramas a explorar, nuevos personajes y situaciones y aún conseguir un libro que no sólo te atrapa por completo, sino que te revuelve las entrañas cuando Hobb decide que es el momento de tocarte la fibra.

Mapa de los Seis Ducados

Por cierto, la edición de Fantascy es realmente buena, impecable diría yo. Especialmente si habéis adquirido la versión de DeBolsillo, donde podéis apreciar la mimada edición de El Bufón Dorado.

Personalmente encuentro que todo libro firmado por Robin Hobb es imprescindible y recomendable. No defrauda y eleva las expectativas cada vez más.