linea_separadora

Los seguidores del humor absurdo y el trazo simple del argentino Ricardo Liniers, uno de los mejores exponentes del nuevo humor gráfico argentino y un heredero directo del querido y añorado Quino, han podido seguir su trabajo durante muchos años en el diario «La Nación«, pero los que vivimos al otro lado del océano descubrimos el enorme talento del bonaerense gracias a los álbums recopilatorios de su trabajo, «Macanudo«. Desde hace unos pocos años sus tiras también aparecen en el periódico «El País«.

Desde el año 2002 el periódico argentino «La Nación» ha ido publicando las tiras del bonaerense Ricardo Liniers Siri, que llegó al periódico de la mano de Maitena. Primero aparecieron los conejos y el señor que traduce el título de las películas. Después los pingüinos y Warner, el hombre al que todo le salía mal. En el medio, un tipo que sólo preguntaba «¿ésto es arte?» y se esfumaba sin dar respuesta. Para entonces, los lectores de Liniers ya estaban rendidos ante su tierno y surrealista sentido del humor y poco a poco se enamoraron de las andanzas de personajes como Enriqueta y su osito Madariaga, la aceituna Oliverio, Olga, duendes, El misterioso hombre de negro, Fellini, la vaca cinéfila, El traductor de nombres de películas, Cosas que a lo mejor le pasaron a Picasso, Lorenzo y Teresita, Pan Chueco y Conceptual Incomprensible. Amigos imaginarios y muchísimos anónimos habitantes más del mundo Macanudo, entre otros personajes tiernos y graciosos de la pluma de este heredero de la mejor tradición de la comicidad literaria, y dibujada, latinoamericana gracias al que disfrutamos de historias serias y cómicas, reflexivas y tiernas publicadas en forma de tira cómica. Tiras que reunen el máximo de humor poético, ternura y delirio que pueden albergar unos cuadritos. Y surrealismo, mucho surrealismo.

Los logros de Liniers con su obra han llegado mucho más allá de «La Nación» pues, por ejemplo, Enriqueta logró convertirse también en el símbolo del #NiUnaMenos al dibujarla con el puño en alto para apoyar al movimiento y el artista dibujó portadas de la prestigiosa «The New Yorker«. Ha publicado, además de una docena de recopilaciones de la serie «Macanudo«, otras historietas como «Pósters» en 2014, una versión ilustrada de la canción de Albert Pla «Soñadores«, cuentos infantiles en «En el bosque«, portadas de discos o «Bis» con Kevin Johansen, a quien le ilustra los conciertos. En el año 2018 recibió un Premio Eisner en la categoría Best Publication for Early Readers (up to age 8) por su libro «Buenas noches, Planeta«.

Las tiras de Liniers te sorprenderán y te interpelaran, te arrancarán una sonrisa pero no una carcajada, y te harán pensar cosas que jamás imaginaste, obligando a parar y reflexionar sobre las cosas más mundanas y también las más profundas. Como Quino. Como Mafalda.

linea_separadora