Han pasado casi 3 décadas desde que Walter Simonson y Arthur Adams nos trajesen a Los Nuevos Cuatro Fantásticos, hoy nos toca hablar de su regreso en Camino al Infierno, de la mano de Peter David y Alan Robinson.

Los nuevos Cuatro Fantásticos: Camino al infierno       Los nuevos Cuatro Fantásticos: Camino al infierno       
Edición original: New Fantastic Four 1-5 USA
Fecha de edición: abril de 2023
Guión: Peter David
Dibujo: Alan Robinson
Color: Mike Spicer
Formato: Rústica, 120 páginas. Color.
15,5€

Spiderman, Motorista Fantasma, Lobezno y Hulk. Cuando se unieron por primera vez para convertirse brevemente en Los Nuevos Cuatro Fantásticos, hicieron historia. Ahora este equipo regresa en una nueva aventura, situada poco después de los eventos de su primera reunión. Peter David vuelve a hacer magia con la continuidad.

Los lectores veteranos sin duda recordarán el momento en el que la serie de Los 4 Fantásticos daba bandazos, allá por los 90, y con los guiones en manos de Walter Simonson se apostó por una nueva alineación temporal del grupo que, para guinda del pastel, dibujaría Arthur Adams. Esos números se convirtieron en un clásico instantáneo que en la Casa de las Ideas intentaron reproducir en numerosas ocasiones (como bien nos explica Pedro Monje en sus artículos) y que ha gozado de una nueva oportunidad de la mano de Peter David (al que deseamos una más que pronta y eficaz recuperación sin que la sanidad de los USA lo arruine de por vida a él y a su familia) que nos ofrece un nuevo emparejamiento de los personajes, aunque ambientado en el pasado.

Lo primero que habría que decir de estos nuevos Cuatro Fantásticos es que contar con Alan Robinson en lugar de Arthur Adams no es demasiado justo y que las comparaciones son odiosas, así que vamos a centrarnos en cómo PAD nos propone una historia en la que un joven sacerdote descubre que tiene poderes tipo “genio”, sus deseos se hacen realidad, y éste deseará que el grupo se reúna de nuevo al descubrir un complot demoníaco en las Vegas que el grupo intentará atajar aunque acabarán por necesitar la ayuda de los auténticos 4 fantásticos para resolver la situación de manera satisfactoria.

Lo más interesante de este nuevo encuentro de Los Nuevos Cuatro Fantásticos está en que Peter David se permite el lujo de jugar a encajar piezas del futuro de los personajes, o de las propias Vegas, a la par que desarrolla la trama contando con el as en la manga de saber lo que les sucederá a los personajes a lo largo de las siguientes décadas. Y lo hace con su sentido del humor, como ver a Mefisto pensar que le gusta la “ciudad del pecado” y que regresará en algún momento, por poner un ejemplo. Aún así PAD nos ofrece una trama interesante, sin demasiada profundidad dado que el formato no lo permite, pero con la chispa y el carisma que conocemos que sale de su máquina de escribir.

Pero, con todo, esta nueva encarnación de Los Nuevos Cuatro Fantásticos es lo suficientemente entretenida como para que en la Casa de las Ideas se planteasen sacar proyectos como este de vez en cuando y si, ojalá, Peter David se recupera de su enfermedad que sea él el guionista.