linea_separadora

El personaje más conocido de las novelas del escritor de fantasía R.A. Salvatore es Drizzt Do’Urden, el segundo hijo de la poderosa casa drow Do’Urden de Menzoberranzan, pero no hay que desdeñar a un par de secundarios carismáticos a los que el autor dió la oportunidad para protagonizar sus propias aventuras. Son el taimado asesino Artemis Entreri y el elfo oscuro Jarlaxle, que tuvieron apariciones más o menos fugaces en «El estigma de Errtu», «La Columna del Mundo», «El siervo de la Piedra» y «El Mar de Espadas» pero que se ganaron su propio spin-off en la saga de «Los Mercenarios«.

Esta trilogía, formada por «El siervo de la piedra«, «La promesa del Rey Brujo» y «El camino del Patriarca«, publicadas originalmente entre los años 2000 y 2006, nos contaba como Artemis Entreri se convierte en el rey del hampa de las calles de Calimport con ayuda de los elfos oscuros, pero pronto se verá obligado a huir de los drow, siguiendo el mismo camino que en su día tomó su enemigo más odiado, Drizzt. Por su parte Jarlaxle, líder de Bregan D’aerthe, abandona la oscuridad de Menzoberranzan lleno de malignos propósitos, obligado por la influencia de Crenshinibon, la Piedra de Cristal. El destino les llevará a convertirse en aliados y compañeros, a su pesar, algo más que simples mercenarios errantes y algo menos que héroes.

El elfo oscuro Drizzt Do’Urden ha protagonizado más de treinta novelas, escritas siempre por el prolífico R.A. Salvatore y ambientadas en el mundo de Faerûn de los Reinos Olvidados, y se ha convertido en el héroe más popular del Valle del Viento Helado, siempre acompañado de su fiel pantera Guenhwyvar, sus dos cimitarras y sus fieles amigos Catti-Brie, Bruenor, Regis y Wulfgar, pero si uno busca algo más que un héroe aburrido, sin grises, si el lector anda tras un par de antihéroes con sus correspondientes sombras, defectos, malicia, ambición desmedida y algo de crueldad, Artemis Entreri y Jarlaxle son la mejor de las elecciones.

linea_separadora