El popular juego de tablero de Klaus Teuber «Los Colonos de Catán» abandona definitivamente la isla de Catán y desembarca en América, a principios del siglo XIX, con sus colonos decididos a buscar fortuna en el lejano e indómito Oeste. Es «Los colonos de América«, la primera entrega de la nueva línea de juegos «Catán Historias«.

image1Catán Historias: Los colonos de América.
El siglo XIX ha llegado y los americanos se dirigen al oeste. Nuevos vagones se van uniendo al tren llenos de pioneros decididos a explorar nuevas tierras y construir nuevas ciudades. Estas ciudades necesitarán líneas de ferrocarril para traer a nuevas gentes y mercancías. Algunos van al en busca de aventura, otros para comenzar una nueva vida y otros simplemente para encontrar un trabajo.
Mira al oeste para hacer fortuna. A medida que la población crece, los recursos disminuirán y habrá que buscar nuevos recursos y mercados. Financia a tus colonos en su camino al oeste para construir las ciudades del mañana. Une estas ciudades con vías de tren y dirige tu ferrocarril a suministrar a los ciudadanos las mercancías necesarias.

En «Catán Historias: Los colonos de América», un juego creado por el mismo Klaus Teuber (www.klausteuber.com) e ilustrado por Mark Zug (portada), Harald Lieske y Pete Fenlon (mapas) y David Cochard y Pete Fenlon (cartas), Estados Unidos se expande hacia el oeste, hacia el océano Pacífico. Las caravanas de carretas de colonos en busca de oportunidades y una nueva vida emprenden el camino a la conquista de las lejanas tierras. Tendrán que esforzase para conseguir arrancar a las vastas praderas la tierra fértil para sus cultivos y los pastos para sus rebaños hambrientos.
A medida que más y más colonos se dirigen al oeste, nuevas ciudades aparecen de la nada como setas. A consecuencia de las distancias entre ellas, estas nuevas ciudades rápidamente se acostumbraron a confiar en el reciente ferrocarril para el transporte de mercancías vitales. Los caminos se convirtieron en ferrocarriles y trajeron con ellos gran riqueza. Pronto, una compleja red de vías se desarrolló y caballos de hierro que expulsaban vapor conectaron las prósperas ciudades.
En «Catán Historias: Los colonos de América» («Settlers of America: Trails to Rails») deberás enviar a tus colonos hacia el oeste para encontrar las ciudades y desarrollar la red ferroviaria en expansión. Si eres el primero en utilizar tus trenes para entregar ocho mercancías a las ciudades de tus oponentes, ganas la partida y cumples tu destino manifiesto como el pionero más grande de la época.
El juego, que sale a la venta por 40 euros, incluye 120 vías de tren, 48 ciudades, 8 trenes (locomotoras), 8 colonos (carretas cubiertas), 40 cubos de mercancías, 12 fichas numeradas, 24 cartas de desarrollo, 95 cartas de materia prima (madera, mineral, cereales, carbón y ganado), cuatro tablas de costes de construcción, una figura de forajido, 40 monedas de oro, dos dados, el tablero (que muestra los Estados Unidos continentales con sus fronteras actuales) y el reglamento.

«Catán Historias: Los colonos de América» es el primer juego públicado en castellano de la nueva línea «Catán Historias», independiente y autojugable, que introduce nuevos escenarios usando las mismas reglas básicas que el Catán original, pero con cambios sutiles y muy estudiados para representar momentos o situaciones históricas concretas. En este caso, los detalles para poder recrear la colonización del Oeste americano por parte de los colonos venidos de Europa.

Más información en www.devir.es