linea_separadora

El inolvidable director Blake Edwards (1922-2010) fue un cineasta único que, salvando las distancias y comparaciones, supo seguir la estela de grandes creadores como Ernest Lubitsch o Billy Wilder, desarrollando como estos una comedia sofisticada, inteligente y divertida. Puede presumir de ser responsable de algunas de las mejores películas de la historia del cine (“Desayuno con diamantes“, “Operación Pacífico“, “Días de vino y rosas“, “La pantera rosa“, “El guateque“, “La carrera del siglo” o “Cita a ciegas“) y de haber dirigido algunos de los mejores trabajos de Tony Curtis, Peter Sellers y, por supuesto, su esposa Julie Andrews. Y casi siempre con la maravillosa música de Henry Mancini.

La carrera del siglo” (“The Great Race“), protagonizada por Jack Lemmon y Tony Curtis (que volvían a reunirse tras “Con faldas y a lo loco“), Natalie Wood y Peter Falk, es un ejemplo de este tipo de cine que hizo grande a Blake Edwards, un homenaje a las comedias clásicas del cine mudo que nos permite vivir entre carcajadas una loca carrera de coches de carácter internacional de Nueva York a París, y también un homenaje a Stan Laurel y Oliver Hardy a los que se menciona explícitamente al principio de la película. Por un lado tenemos al gran Leslie, un afamado piloto de pruebas automovilísticas, que se propone demostrar que el automóvil de fabricación norteamericana es el mejor del mundo y, con este objetivo, se organiza una monumental carrera que cubra la distancia entre Nueva York y París (inspirada en una carrera real, la 1908 New York to Paris Race).
El malvado profesor Fate, que tiene una feroz rivalidad con Leslie, decide participar en la carrera con un vehículo singular de su propia invención, cargado de gadgets y artilugios de todo tipo, y también se suma a la competición la bella periodista Maggie DuBois, que pretende escribir un gran reportaje sobre el certamen.

Una de las inspiraciones de esta película fue “Los Autos Locos” (“Wacky Races“), una serie de dibujos animados de Hanna-Barbera nos contaba las aventuras de un grupo de once coches estrafalarios que competían entre sí en diferentes carreras, una delirante fiesta de persecuciones, trompazos, trampas y engaños que se emitió originalmente en la cadena CBS entre el 14 de septiembre de 1968 y el 5 de septiembre de 1970.
Las semejanzas de “Los Autos Locos” con “La carrera del siglo” son evidentes, más allá de las carreras y los vehículos peculiares, en dos de los personajes que compiten en las carreras: Penélope Glamour es la réplica animada de Maggie DuBois, el personaje interpretado por Natalie Wood, y Pierre Nodoyuna la del Professor Fate de Jack Lemmon.

linea_separadora