Este pasado mes de Agosto Dolmen Editorial recuperó en un volumen integral (de dos partes) la maravillosa “Kane” de Paul Grist, una obra de puro género negro en la que Grist demuestra su valía y el porqué algunos lo consideramos superior, argumentalmente, a “Sin City“.

"Kane #1" (Paul Grist, Dolmen Editorial)Kane (Edición integral) Nº 01 (de 02)
Edición original: Kane USA
Guión: Paul Grist
Dibujo: Paul Grist
Tinta: Paul Grist
Color: Blanco y negro
Formato: Libro cartoné, 500 págs. blanco y negro.
30€

Kane es una de las principales obras independientes americana que marcó estilo en los 90 y que ha influenciado a muchos artistas. Su autor, Paul Grist nos cuenta la historia de un policía que es readmitido en el cuerpo tras una larga temporada de inhabilitación por matar a su compañero, algo que no le hace ninguna gracia al resto de sus colegas.

Paul Grist sabe dotar a cada personaje de personalidad propia, con el toque justo de humor, y demuestra un envidiable dominio del medio que emplean para construir cada capítulo de una forma diferente y llevar al lector por donde quiere.

Kane es una obra que ha recibido el reconocimiento de crítica y público, poseyendo numerosos galardones y nominaciones a premios como los Eisner, los Eagle, los Professional Comics Awards, etc. lo cual es una garantía de calidad para todo el que quiera intentar adentrarse en ella.

Seguramente ni Kane ni Paul Grist hayan recibido el reconocimiento que se merecen, especialmente sangrante es esas nominaciones en 1997 en las que fue derrotado por Astro City en los apartados de mejor episodio y mejor serie regular y por Mike Mignola en el de mejor guionista.  Debería haber sido el año de Paul Grist y Kane, pero la competencia de Starman, Astro City, Strangers in Paradise o Hellboy acabaron por dejar a Grist sin opciones. En los años siguientes sólo tuvo un par de nominaciones a mejor episodio, dejando coja, injustamente, a Kane, una serie que merece los mejores galardones de la industria del cómic.

Pero hablemos de Kane, un detective que regresa a su comisaría tras haber matado a su compañero corrupto al intentar detenerlo, lo que hará que su vuelta al trabajo no sea todo lo idílica que debería, vamos que sus compañeros desean verle muerto, y no son los únicos, ya que Kane se las ha arreglado para enemistarse con Darke, el Kingpin de Nuevo Edén. Si a esto le sumamos que tiene una nueva compañera podemos darnos cuenta de que las cosas no van a ser fáciles para un detective que es un gran policía, que aunque haga las cosas a su manera sigue las reglas, algo que el corrupto cuerpo de policía no parece entender.

Quizás haya gente que no aprecie esta obra en su justa medida por el sentido del humor de Kane, quien se las apaña para homenajear a Frank Miller y su Sin City a la vez que lo parodia. No conviene dejarse engañar, estamos ante un claro tebeo deudor de Sin City, pero sin tanto monólogo interno y con mucho más sentido que la gran obra de Miller. Qué queréis que os diga, es que Kane me parece una maravilla en la que no sólo vemos experimentación con los usos del blanco y negro, sino también un guión acorde, profundo y con unos grandes personajes.

Esta es la tercera edición de Kane en España, tras una grapa de Planeta que se canceló a los pocos números y tras una edición de Dolmen en mini-tomos nos llega la edición definitiva (por el momento que nunca se sabe) en la que se recoge el material existente (Paul Grist dijo tiempo atrás que pensaba recuperar la serie en novelas gráficas). No puedo objetar nada a esta nueva edición porque me encanta, sé que habrá gente que ya posea la anterior edición y que, seguro, se estarán planteando hacerse con esta nueva edición. Merece la pena, aunque me gusta la anterior edición (es muy manejable) no se puede negar que la obra sale ganando con esta nueva vida.

Habría mucho más que decir sobre Kane, sobre el futuro de la serie (que espero Paul Grist retome algún día) y sobre la edición, sobre los homenajes a series con Sin City o Cerebus (que es lo que llevó a Grist a autopublicarse) y sobre su autor, muchísimo, pero de momento me conformaré con recomendar Kane a todo amante del género negro y de las buenas historias. No os decepcionará.