linea_separadora

El escritor Tom Clancy falleció hace más de una década, pero sus libros se siguen vendiendo mucho. Terrorismo, geopolítica, espionaje y guerras eran la especialidad del autor norteamericano, cuyos trabajos más destacados, siempre en las listas de los más vendidos, fueron “La caza del octubre rojo“, “Juego de patriotas“, “Pánico nuclear” o “Peligro Inminente“. Muchos de ellos, protagonizados por un ex-agente de la CIA llamado Jack Ryan, se adaptaron a la gran pantalla. Y en varias ocasiones fue Harrison Ford quién le cedió el rostro de Jack Ryan, aunque el personaje también fue interpretado por Alec Baldwin, Ben Affleck y Chris Pine, y más recientemente John Krasinski en la serie de televisión “Jack Ryan“. Seguramente “La caza del Octubre Rojo” de John McTiernan es la mejor de todas las adaptaciones cinematográficas de las novelas de Clancy, pero creo que la mayoría coincidiremos en que Harrison Ford es el mejor de los Jack Ryan.

Tom Clancy dejó un legado de thrillers de espías ambientados en los calientes años de la Guerra Fría, y “Juego de patriotas” no es una excepción. Publicada originalmente en 1987, era la segunda novela protagonizada por el analista de la CIA Jack Ryan tras “La caza del submarino ruso” (así se publicó en España “The hunt for the Red October“), y se adaptó a la gran pantalla en 1992. Dirigida por Phillip Noyce, y protagonizada por Harrison Ford, Anne Archer, Patrick Bergin, Richard Harris, Thora Birch, Sean Bean, James Fox, Samuel L. Jackson, Polly Walker, J.E. Freeman y James Earl Jones, nos contaba como Jack Ryan, de vacaciones en Inglaterra junto a su mujer y su hija, es testigo de un atentado terrorista del IRA contra la vida de Lord William Holmes, un destacado miembro de la corona británica, al que salva la vida. Desde ese mismo momento Ryan y su familia se convierten en un objetivo de los terroristas y, en concreto, de Sean Miller, cuyo hermano falleció durante el atentado frustrado.

Los tiempos han cambiado, y los enemigos que Tom Clancy presentaba en sus novelas de los ochenta y los noventa, los rusos (“La caza del octubre rojo“), los neonazis (“Pánico nuclear“), los cárteles de la droga colombianos (“Peligro inminente“) o el IRA (“Juego de patriotas“) son distintos (bueno, algunos se mantiene y algunos se fueron y han vuelto), pero muchas amenazas siguen presentes y las historias de Clancy podrían seguir siendo vigentes simplemente cambiando los malvados de la función de entonces por los de ahora.

Juego de patriotas” (“Patriot Game“), la segunda adaptación cinematográfica de las aventuras de Jack Ryan, el fictício analista y agente de la inteligencia americana creado por Tom Clancy, fue todo un éxito: costó 45 millones de dólares y recaudó casi 180.

linea_separadora

Where to watch Juego de patriotas