Mientras buscaba una forma de que me quedase alguna uña sin morder mientras espero a que NoSoloRol publique los nuevos libros de Harry Dresden me tropecé con este “Jim Butcher’s The Dresden Files. Ghoul, Goblin“, una miniserie integrada en la continuidad del ‘Dresdenverse‘ que me ha encantado.

"Jim Butcher's The Dresden Files. Ghoul, Goblin" (Jim Butcher, Mark Powers y Joseph Cooper, Dynamite)

Portada del primer número de la miniserie

Jim Butcher’s The Dresden Files. Ghoul, Goblin
Story By: Jim Butcher
Adapted By: Mark Powers
Illustrated By: Joseph Cooper
Chronology: Set between Fool Moon and Grave Peril
Covers: Ardian Syaf

A small town family is tormented by creatures of the Nevernever.

No me suelo fijar en las adaptaciones de libros a cómics, la verdad es que no suelo considerarlas interesantes, sino una maniobra sacacuartos preparadas para exprimir un poco más aún a los fans de las sagas literarias. Por ese erróneo motivo no presté atención a los cómics que Dynamite ha estado publicado de las aventuras de Harry Dresden. Hasta que hace unos días descargué la miniserie  The Dresden Files.Ghoul, Goblin. Una historia que, supuestamente, se ambienta tras los sucesos de Luna Llena (Fool Moon en el orginal, un juego de palabras entre “luna de tontos” y Luna llena, que es como se tradujo el libro en España) y que, para mi sorpresa ha resultado una aventura tan interesante como los libros de Harry Dresden. Es decir, la serie de Jim Butcher’s The Dresden Files no se basa sólo en los libros, sino que añade más historias en formato cómic. No fijarme en las adaptaciones al cómic es un error que no voy a volver a repetir.

Harry, haciendo amiguitos

Os podéis imaginar que espero con ansía, al igual que todos vosotros, el momento en el que NoSoloRol por fin publique Renegado y Cambios en castellano (no, de momento seguimos sin novedades de cuándo saldrán a la venta) y ese fue el motivo último por el que me decidí a echarle un vistazo a una miniserie de los Jim Butcher’s The Dresden Files… en cómic. La miniserie seleccionada fue The Dresden Files. Ghoul, Goblin, la única fantraducción que encontré (de casualidad, no la andaba buscando) en cierto conocido portal de descarga de cómics (sólo tienen hasta el quinto número fantraducido, el sexto lo he leído en inglés) y aunque me esperaba una cutre miniserie en la que el Harry Dresden del cómic apenas guardase semejanzas con el de los libros… me impactó descubrir que Ghoul, Goblin está completamente integrado en la historia de Harry, de hecho se podría decir que es la continuación exacta a Luna Llena, ya que que Harry se encuentra en un momento en el que se culpa de los sucesos del final del libro que llevaron a Karrin a dejar de confiar en él y a darle la espalda (hasta que volviese a necesitarle, claro).

Como he dicho los sucesos de The Dresden Files. Ghoul, Goblin arrancan tras Luna Llena con Harry aceptando investigar el caso de una maldición que persigue a todos los miembros sanguíneos de una familia por las desafortunadas palabras de un antepasado. Apenas quedan Talbott con vida, pero Harry acude a un pueblecito de la América profunda para intentar deshacer la maldición y, cómo no, al más puro estilo Harry Dresden, las cosas se complica mucho más de lo que cualquiera habría previsto y se convierten en una trepidante aventura (más) de nuestro mago favorito.

Otra amiguita de Harry

El argumento de la historia es del propio Jim Butcher y su adaptación al formato cómic-book corre a cargo de Mark Powers que, de normal, trabaja como productor en el estudio Volta y como escritor para Mega Powers Entertainment, no conocía a Harry Dresden hasta que le encargaron adaptar Tormenta primer libro de la saga de Harry Dresden, pero ha estado supervisado por el equipo de Jim Butcher, compuesto por Priscilla Spencer y Fred Hicks, para mantener el espíritu del personaje y su mundo. Y vaya si lo consigue, para mi The Dresden Files. Ghoul, Goblin es parte del Universo de Harry Dresden, sobre todo porque el Harry que nos encontramos aquí siente, padece y se comporta como nuestro adorado mago.

En cuanto al dibujo, el encargado de plasmar los guiones de Powers fue Joseph Cooper, un dibujante del que cuesta encontrar información en la red, a pesar de haber participado en la adaptación de La Rueda del Tiempo, de Robert Jordan, o haber dibujado algún número de Magnus: Robot Fighter. La verdad es que se prodiga poco, a pesar de haber colaborado para la nueva Valiant en Bloodshot o Quantum & Woody. Su trabajo en “Ghoul, Goblin” es más que correcto, con algunas páginas interesantes y cierto aire a Walter Simonson (¿habéis leído ya su Ragnarök? No sé a qué esperáis…).

Me preocupa que en España no se esté animando ninguna editorial a publicar los cómics de Harry Dresden, creo recordar que Panini llegó a anunciarlo hace unos años pero, finalmente, no se animaron a ello (aunque sí en Alemania). Es una serie potente con una gran base de fans detrás que, seguro, le darían una buena recepción a títulos como The Dresden Files. Ghoul, Goblin. Yo, desde luego, os recomiendo su lectura… y su publicación en castellano.