Una comedia romántica entretenida, del montón, pero con una escena antológica: durante la cena de compromiso entre Kimmy (Cameron Diaz) y Michael (Dermot Mulroney), mientras los intentos de Julianne Potter (Julia Roberts) por sabotear la relación no obtienen ningún éxito, su amigo gay George (Rupert Everett) anima a toda la mesa, parientes y amigos, a cantar a coro “I Say A Little Prayer” de Diana King.