Al hilo de su personaje en la serie de televisión «Luz de Luna«, el pujante actor Bruce Willis unió fuerzas con una por entonces admiradísima (y bellísima) Kim Bassinger («Nueve semanas y media» estaba muy reciente) y el director Blake Edwards en una entretenida comedia romántica muy de la época en la que ella ¿desfasaba a tope? en cuanto bebía.