Todo lo bueno se acaba, y tras disfrutar enormemente con el primer volumen de la etapa de Mike Carey en Hellblazer era consciente de que tan sólo habría un tomo más escrito por este genial guionista, pero no esperaba que mejorase lo visto en el primer volumen, y lo hace. Vaya si lo hace.

"Hellblazer: Mike Carey #2" (Mike Carey, Leonardo Manco y Marcelo Frusin, ECC Ediciones)

Hellblazer: Mike Carey #2
Edición original: Hellblazer núms. 200 a 215 y 229 USA, 9-11 – The World’s Finest Comic Book Writers & Artists Tell Stories to Remember (historia corta), Hellblazer: All His Engines USA, Vertigo Secret Files: Hellblazer (fichas de personajes)
Guión: Mike Carey
Dibujo: Leonardo Manco, John Paul Leon, Steve Dillon, Marcelo Frusin, Frazer Irving, Giuseppe Camuncoli
Color: Lee Loughridge
Formato: Libro cartoné, 400 págs. a color.
40€

Este volumen agrupa los episodios del 200 al 215 de Hellblazer, que cerraron por todo lo alto la etapa de Mike Carey como guionista en la serie. A modo de broche final, el tomo incluye el ejemplar 229 de la colección, además de un especial dedicado a la tragedia del 11-S y la novela gráfica Todas sus máquinas, publicada en 2005, soberbiamente dibujada por el artista argentino Leonardo Manco.

Soy un gran fan de Mike Carey, creo que si no eres nuevo en Vía-News sabrás esto sin necesidad de tener que repasar ninguno de los artículos o reseñas que he realizado de sus trabajos como el anterior volumen de Hellblazer, su trabajo en El Diablo que ya conoces y Círculo Vicioso o la serie que edita Aleta titulada Riesgo Suicida. Son sólo cuatro ejemplos que demuestran que Carey es un guionista del copón, que sabe cómo sorprender y hacer disfrutar al lector.

El anterior volumen de Hellblazer guionizado por Mike Carey ya me hizo afirmar que estábamos ante la, posiblemente, mejor etapa del personaje y en este segundo volumen no hace sino obligarme a reafirmarme en mis afirmaciones. Constantine no sólo cae bajo en este volumen: es completamente engañado por una antigua aliada, acaba teniendo 3 hijos que tan sólo desean destruir a la Humanidad (y a su “papá”, claro), su familia está más que cerca de sufrir una terrible tragedia, Chas sí que acaba por sufrir una horrible tragedia, Nergal regresa para hacerle la vida imposible a John y… bueno, esto es tan sólo una lista escrita al vuelo de todo lo que nuestro querido mago inglés debe afrontar en este volumen. Y a pesar de todo ello John Constantine no dejará de luchar, contra viento, marea y él mismo, por hacer lo correcto, por salvar a sus amigos y familiares, y al mundo. Por muchas, muchísimas, patadas que todo el mundo acostumbre a darle en el culo si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que John se levantará del agujero al que lo arrojen para encender un cigarrillo y escupir en la cara del diablo que le haya enviado al pozo.

Estoy siguiendo toda la serie de libros de lujo en los que ECC está reeditando Hellblazer y os diré que, hasta ahora, no había disfrutado tanto con ninguna etapa. Mike Carey no sólo es capaz de afrontar el pasado de John Constantine, sino que se aprovecha de todo ese sustrato para engrandecer aún más al persona… y a las consecuencias que ahora debe afrontar tras tantos años como timador, cuando él es el timado. El precio a pagar será enorme, pero como lectores os aseguro que no os encontraréis ante una etapa mejor ni un escritor que sintonice tan bien con la esencia del personaje.

Si a esto le sumamos que en el apartado gráfico de Hellblazer Mike Carey contó como dibujantes regulares con dos grandes talentos como Leonardo Manco y Marcelo Frusin. Lo que no es que garantice la calidad, es que es imposible que Manco y Frusin no entreguen una maravilla de páginas. Carey incluso se permitió el lujo de que Steve Dillon dibujase a Kit en las primeras páginas de este segundo volumen, sólo podemos concluir diciendo que estos dos volúmenes de Carey no sólo funcionaron a la perfección por el talento del guionista británico, sino también por contar con dos pedazo de dibujantes que saben narrar, jugar con las luces y las sombras y maravillarnos y horrorizarnos a partes iguales.

En cuanto a la edición, bueno, ECC no es que esté mimando estos tomos, es que son una auténtica delicia a un precio económico (relación número de páginas/precio/calidad).

En definitiva, si me diesen a escoger una etapa de las muchas de Hellblazer me quedaría con la de Mike Carey, seguida de cerca por la de Garth Ennis. Estos dos tomos que recopilan el trabajo de de Mike Carey en Hellblazer me parecen imprescindibles.