Punto y final a la recopilación «Grandes Autores de Wonder Woman: Greg Rucka» que con este volumen titulado «Sacrificio» despide una de las etapas más originales que ha vivido la Princesa Amazona.

Wonder Woman – Sacrificio (Grandes autores de Wonder Woman: Greg Rucka)
Edición original: Wonder Woman núms. 218-226, Superman núm. 218 USA, Adventures of Superman núm. 642-643 USA, Action Comics núm. 829 USA
Guión: Greg Rucka, Gail Simone, Mark Verheiden
Dibujo: Ron Randall, Ed Benes, John Byrne, Karl Kerschl, Rags Morales, David López, Carlos D’Anda, Cliff Richards
Color: Patricia Mulvihill, Richard Horie, Tanya Horie
Formato: Libro cartoné, 344 págs. a color.
32,5€

La muerte de Blue Beetle ha conmocionado a la comunidad superheroica, que, además, se ha enterado de que existen unos androides llamados OMAC que los vigilan a todos por orden de un peligroso adversario. Así las cosas, tanto Wonder Woman como Superman se sumen contra su voluntad en un juego siniestro que alterará para siempre la concepción que el mundo tiene de la amazona.

Sacrificio pone punto final a la recopilación de la primera etapa de Greg Rucka (Batman: Tierra de nadie) al frente de la serie mensual de Diana de Themyscira con un volumen que cuenta con dibujantes tan destacados como Rags Morales (Crisis de identidad), John Byrne (Superman: El Hombre de Acero) o Karl Kerschl (Academia Gotham).

Llegamos al final de la emotiva etapa de Greg Rucka en Wonder Woman y lo hacemos prestando especial atención al Proyecto Omac con el que Rucka removió los cimientos de la propia DC. En este evento un satélite creado por Batman se volvía loco y comenzaba a ver a los metahumanos como sus enemigos, así que secuestra a humanos, los acorazaba y dotaba de poderes y los lanzaba a crear el caos. Por si eso fuera poco Maxwell Lord, a través de Jaque Mate, había ido minando, poco a poco, la psique de Superman y lo controla de manera absoluta, lo que hace que Wonder Woman y el resto de la Liga de la Justicia se vea en la obligación de intentar detenerlo. Su primera víctima es un Batman destrozado a golpes, al resto de la Liga de la Justicia tampoco es que le vaya muy bien, por lo que es Wonder Woman la encargada de que las alucinaciones de Superman no le acaben costando la vida a nadie más. Demostrando que es la segunda de la Liga y la única dispuesta a tomar las decisiones realmente difíciles y a soportar las consecuencias y que los otros héroes la miren desde el púlpito criticando que se haya manchado las manos de sangre, sin tener en cuenta lo que hubiese sucedido de no ser por ella.

Este fue un momento cumbre dentro de la historia de DC, su primer personaje, el más conocido, se volvía “loco” por culpa de un villano, antiguo aliado, y eso llevaba a Wonder Woman a tener que asesinar fríamente a Maxwell Lord con tal de liberar a Superman, naturalmente ese asesinato no quedará impune ya que todo el mundo, gracias satélite Omac, veía a Wonder Woman asesinar a Lord. Además de que a la Liga de la Justicia no le hacía demasiada gracia el que Diana tomase esa decisión y, para colmo de males, la misión de ésta en el mundo del Hombre se veía seriamente comprometida, más aún cuando Omac lanza un ataque frontal contra Themyscira, matando a muchas amazonas en el proceso.

Lo cierto es que la etapa de Greg Rucka resulta muy interesante y divertida de leer, me encanta la idea de la embajada de y sólo lamento que Rucka no fuese más allá y siguiese explorando las implicaciones políticas de la llegada de Themyscira al mundo del Hombre y de Wonder Woman como su embajadora (por cierto, los embajadores tienen inmunidad diplomática, como nos hemos cansado de ver en las películas, pero parece que a Diana no se la concedieron) intentado llevar un mensaje de paz al mundo. Por desgracia el propio desarrollo argumental del satélite Omac acabará por engullir todas estas posibilidades y aunque nos ofrezca una historia épica no se puede sino lamentar que no se siguiese la senda que Rucka trazó inicialmente porque la idea de la Embajada es brillante y no se ha vuelto a tratar nada similar, dejando perdidos a estos personajes.

Gráficamente, bueno, tenemos a un buen listado de autores, algo normal cuanto se cruza la serie de la princesa amazona con las tres series que por aquel entonces tenía Superman. Gracias a este cruce podemos disfrutar del trabajo de John Byrne (un clásico para cualquier fan que se precie), David López, Rags Morales… no sé cómo se las apañó DC pero la verdad es que el nivel artístico de estas cuatro series, al menos el recopilado en este volumen, es realmente meritorio y eso facilita la lectura.

En cuanto a la edición de este Grandes autores de Wonder Woman: Greg Rucka os diré que a ECC Cómis sólo le falta incluir artículos específicos para cada volumen, por lo demás la edición es absolutamente impecable.

En definitiva, cierre de la etapa de Greg Rucka y, a pesar de la decepción por el destino de la Embajada, es justo reconocer que es una de las mejores etapas de Wonder Woman.

TM & © DC COMICS. All Rights Reserved