Tercera entrega de ECC Cómics recopilando el material del Flash de Geoff Johns, El país de las maravillas, el debut de Johns en la serie del corredor escarlata en la que le acompañan autores de la talla de Ethan Van Sciver, Scott Kolins Ángel Unzueta. Una delicia.

Flash de Geoff Johns 3: El país de las maravillas
Edición original: The Flash núms. 164-176 USA, The Flash: Iron Heights USA
Guión: Geoff Johns
Dibujo: Ethan Van Sciver, Scott Kolins, Ángel Unzueta
Tinta: Doug Hazlewood, Prentis Rollins
Color: Chris Chuckry, James Sinclair, Tom McCraw
Formato: Libro cartoné, 368 págs. A color.
33,5 €

Wally West se enfrenta a tres amenazas sucesivas. En primer lugar, viaja a un mundo paralelo donde la Fuerza de la Velocidad no existe y, por tanto, tampoco existe Flash. A continuación tropieza con una secta de adoradores que lo tiene a él como único dios. Y por último se asocia con el Flautista para detener un motín de villanos en el penal de Iron Heights.

La JSA, Green Lantern, los Jóvenes Titanes, Superman, Batman… A lo largo de su trayectoria profesional, el guionista Geoff Johns ha aportado su talento a algunos de los personajes más destacados de DC Comics. Tras reeditar por primera vez en España los episodios finales de su trabajo en la serie del Velocista Escarlata, gracias a los tomos Flash de Geoff Johns: Ignición y Flash de Geoff Johns: La guerra de los villanos, llega el momento de echar la vista atrás y disfrutar del inicio de una etapa para el recuerdo, que por fin vuelve a estar disponible. ¡La mejor forma de seguir completando la historia moderna de un personaje que triunfa dentro y fuera del mundo de las viñetas!

A pesar de que ECC Ediciones ya ha publicado material más avanzado del Flash de Geoff Johns con El País de las Maravillas se nos presenta el primer material escrito por Johns, y dibujado por Ángel Unzueta aunque numerado como el volumen 3 (no en el propio volumen) del Flash de Geoff Johns tras las publicaciones de La Guerra de los Villanos e Ignición.

En este Flash de Geoff Johns: El país de las maravillas el guionista, novatillo aún, se encontró con la oportunidad de escribir los primeros 6 números de la serie tras la marcha de Mark Waid y a la espera de que Jerry Ordway y Scott Kolins desembarcasen en el título. Problemas impidieron que Ordawy tomase posesión del título lo que llevó a Johns a posicionarse como escritor regular de Flash y a que Kolins le acompañase en gran parte de lo que sería una mítica y realmente extensa etapa.

El País de las Maravillas comienza con un Flash que ha llegado a una Keystone City retorcida donde todo es más oscuro y la mayoría de los héroes han muerto, la policía se empeña con extrema brutalidad y Wally ha perdido sus poderes. De hecho cuanto más tiempo pasa en esta oscura Keystone más comprende que no se trata de su Keystone, por mucho que Barry Allen siga vivo en esta realidad. Acompañado del Capitán Frío, un personaje fetiche para Johns, y de el Amo de los Espejos, los que conspiraron para atrapar a Flash en esta realidad, buscarán la salida de esa locura… y encontrar al conspirador que los atrapó a los tres en esa dimensión. No sólo para vengarse, sino para recuperar a la propia ciudad de Keystone que ha sido “secuestrada y trasladada” durante la ausencia de Flash. Y eso no es nada, porque una vez resuelto ese arco argumental llega el de la Cicada, una secta en torno a Flash, y la visita a la prisión de Keystone: Iron Heights, un lugar de pesadilla.

Aunque los seis primeros números de El País de las Maravillas se presentan como una historia autoconclusiva ya se ve que Geoff Johns tenía ideas realmente originales para Flash, sobre todo con una galería de villanos a la que pretendía sacar todo el partido posible y que se demuestra como un grupo letal… y con honor, siempre y cuando el Capitán Frío esté al mando. Jerry Ordway parecía una opción errónea para encargarse de Flash, pero lo que está claro es que Johns fue todo un acierto, como demostró desde el primer número que guionizó de Flash. Ver cómo y hasta dónde llega a crecer la historia en los siguientes números de este El País de las Maravillas sólo demuestra lo acertada de la decisión de darle el título de Flash.

En el apartado gráfico tenemos el gusto de encontrarnos con un Ángel Unzueta que nos regala algunas páginas de onírica pesadilla en la Keystone alternativa. Planos forzadísimos de 360º, mover la “cámara” a los techos, al suelo, juegos de luces y sombras… desde luego Unzueta se divirtió muchísimo con estos 6 números y es una lástima que no continuase en la serie, por mucho que Scott Kolins luego se adueñase por completo de la serie y le diese vida y personalidad a Keystone y a los personajes. Es complicado decidirse entre uno y otro, pero sabiendo cómo resultó el trabajo de Kolins… me quedaré pensando con lo que pudo ser si Ángel hubiese continuado allí más números. Por cierto que también tenemos a un Ethan Van Sciver que destaca en los primeros planos… y deja algo que desear en los segundos con figuras y caras más abocetadas que otra cosa.

En cuanto a ECC Cómics, bueno, antes os diré que El País de las Maravillas estuvo “rebajadito” en El Corte Inglés durante unos cuantos días, aunque posteriormente se anuló la “oferta” por un error humano, lo que contribuyó a que muchos fans estuviesen interesados en el volumen. Espero que muchos se animasen a hacerse con él porque merece francamente la pena por mucho que la edición venga pelada de extras (no hay sitio literalmente para ellos en este volumen) aunque sí añada un más que interesante texto introductorio.

En definitiva, el Flash de Geoff Johns es tan imprescindible como el de Mark Waid, así que El País de las Maravillas, el inicio de su etapa, no es sino imprescindible.