Con la publicación de «El Rey bajo el túmulo» Yermo Ediciones finaliza el primer ciclo de «Hel’Blar» y cierra el díptico de los cazadores de draguar firmado por los hermanos Álex y Sergio A. Sierra, que ha resultado ser uno de los mejores cómics que he podido leer en años.

Dispuestos a rescatar a sus hijos, secuestrados por los misteriosos monstruos conocidos como draugar, un grupo de vikingos empieza a investigar en su propio pasado para descubrir que en él yacen las respuestas a todas sus preguntas… Solo una mezcla de valor, fuerza, magia y amistad será capaz de llevar a los cazadores de draugar hasta el final de su misión, pero ¿será suficiente para salir con vida de ella?

Hace más de un año, pero creo recordar que cerré «Hel’blar 1. Los cazadores de Draugar» de Álex y Sergio A. Sierra con un gesto extraño en la cara, a medio camino entre la sonrisa de placer y la boca abierta por la sorpresa. Había empezado el cómic de Yermo Ediciones con absoluto desconocimiento de lo que me iba a encontrar, la prudencia por bandera y las expectativas bien bajas, y terminé la lectura de la odisea del ‘jarl’ Harek y la persecución tras los aterradores draguar casi eufórico. La historia quedaba interrumpida y el cliffhanger de turno me dejaba con numerosos interrogantes por aclarar, pero había disfrutado tanto con la lectura de la propuesta de Álex y Sergio A. Sierra que ese final abierto no era un problema. El listón había quedado tan alto…

En la segunda entrega de «Hel’blar«, titulada «El Rey bajo el túmulo» («Le Roi sous le tumulus«), el ‘jarl’ Harek y sus hombres siguen adelante con la frenética persecución tras los tenebrosos draguar que han raptado a sus hijos y sobrinos por motivos desconocidos. Los valientes escogidos por el pueblo de Lagarvik para rescatar a los niños, erradicar el mal que ha invadido las tierras del reino de Vestfold y vengar la muerte de los inocentes lugareños, empiezan el segundo álbum acorralados en la aldea de Tjolling donde los esbirros de Hel, vestidos con la piel de la noche y acompañados de una jauria de bestías terribles, han sembrado el terror y la muerte. Tras las puertas del hogar del escaldo Alfjeir, protegido por las runas de la diosa Frigg, los no-muertos acechan, cadáveres andantes que devoran a sus semejantes, y una voz se repite una y otra vez: «Ya soy Rey…«.

Los autores de esta maravilla son los hermanos barceloneses Sergio Sierra («Frankenstein o el Moderno Prometeo», «Pergamino. El hijo del cazador de libros», «Pincel de zorro», con Meritxell Ribas) y Álex Sierra («Águila Roja. La sociedad del Loto Blanco»), a quienes nosotros descubrimos por primera vez en el año 2013, con su thriller policíaco mezclado con el folcklore popular nipón «Yokai 1. La conspiración Heike«. La cosa no funcionó bien, pues los propios autores reconocen que se quedaron sin cobrar cuando la editorial 12bis se fue a pique, apenas un mes después de su publicación. Y con «Hel’blar» al final la cosa también se ha torcido: la desaparición de la editorial belga Sandawe que se encargó del crowdfuding de los dos álbumes de serie dificulta que en un futuro podamos disfrutar de un segundo ciclo de «Hel’blar«.

Álex y Sergio repiten en el segundo y último número de «Hel’blar» la fórmula que tan bien funcionó en el primer tomo: una ambientación sublime, muy trabajada, un reparto coral de personajes bien construidos, la trabajada documentación de los trajes, armas, armaduras y ciudades, con sus motivaciones y debilidades definidas con solidez, un dibujo increible, unas páginas dobles que dejan con la boca abierta, la paleta de colores ajustada y comedida, una historia que engancha desde la primera página, repleto de viñetas espectaculares y giros de guión a cada página,… y unos antagonistas aterradores, los draguar, los ‘draugen‘ en las lenguas de escandinavia, que son de lo mejor de todo el cómic. Monstruos terribles moldeados de oscuridad y sombras que se alimentan de sangre humana, inmunes a las armas convencionales y que parecen tan invencibles como desalmados, tan oscuros como enigmáticos, a los que el dibujante ha conseguido darles un aspecto increíble.
Sí, Sergio y Alex Sierra saben bien lo que se hacen. Tienen claro que el diseño de una ambientación muy trabajada es una garantía de éxito, y que no es necesaria la construcción de un mundo enorme, detallado y amplio, sino un entorno coherente y sólido.
La mitología nórdica, la que comprende la religión, creencias y leyendas de los pueblos escandinavos, es una fértil fuente de historias para creadores contemporáneos, y sirve a menudo como inspiración en la literatura, las películas y, porqué no, el cómic.
Su «Hel’blar«, como ellos mismos reconocen, recoge algunos aspectos fidedignos de la cultura nórdica como la disposición de las edificaciones en los pueblos costeros, pero también que se inspira libremente en relatos escandinavos e islandeses como las sagas de Eyrbyggia, de Hromund Gripsson o de Gréttir, y que toma elementos de películas tan poco fieles a la realidad como «El Guerrero número 13» de John McTiernan o la película animada «Beowulf» de Robert Zemeckis, de series de televisión como «Vikings» de Michael Hirst o «Juego de Tronos«, de videojuegos como «The Elder Scrolls V: Skyrim» o «The Witcher 3«, o la música death metal de los suecos de Amon Amarth y las bandas sonoras del compositor Basil Poleudoris.
Pero, seamos sinceros, la mayoría de cosas que conocemos sobre los vikingos están basadas en datos erróneos, falsas leyendas, tópicos mal documentados, y los numerosos malentendidos que históricamente les han rodeado… ¿Acaso importa? Muchas de las obras que antes hemos mencionado son historias de fantasía, de aventuras entretenidas, repletas de acción a raudales y ambientadas lugares repletos de magia y monstruos, donde lo vikingo es un aroma sutil, un barniz, una excusa. ¿La realidad? Incluso para los historiadores a veces es difícil determinar dónde acaba la historia y dónde empieza la leyenda.
Es importante la ambientación que se construye, los cimientos que sostienen la historia, pero no es necesario ser fiel a la realidad histórica si la narración no lo necesita.

En «Hel’Blar 2. El Rey bajo el túmulo» por fin resolveremos todas los interrogantes y los secretos, descubriremos quién acecha entre las sombras y dirige las acciones de los draguar, pues los vikingos indagaran en su propio pasado para descubrir que en él yacen las respuestas a todas sus preguntas. Esas preguntas que nos llevan carcomiendo las entrañas desde hace más de un año y medio, y que Álex y Sergio A. Sierra han resulto con brillantez,… aunque de forma previsible (y con alguna concesión inecesaria a sus personajes más estimados, a quienes han rescatado de una muerte segura). Pero eso no reduce, ni un ápice, la afirmación rotunda con la que he abierto el artículo: uno de los mejores cómics que he podido leer en años.

Hel’Blar 2. El Rey bajo el túmulo.
Guión: Sergio A. Sierra
Dibujo: Alex Sierra
ISBN: 978-84-17085-81-0
Formato: 22,3×31,2cm. Cartoné. Color.
Páginas: 56
Precio: 16,00 euros