Hay que buscar con lupa en el panorama editorial actual para encontrar un cómic de horror, porque algunos hay, pero pocos. Y dedicados al horror clásico, menos aún. Es para aplaudir que Diábolo Ediciones haya conseguido los derechos de la biblioteca de cómics de terror de los años 50 que en USA editan Yoe Books y IDW Publishing y que consisten en una selección de historietas añejas verdaderamente terroríficas. Abren fuego con «Haunted Love«, amor y horror a partes iguales.

Haunted Love. Biblioteca de Cómics de Terror de los años 50
Edición original: Haunted Love Volume 1 (Chilling Archives of Horror Comics) USA
Guión: Varios autores
Dibujo: Carmine Infantino, Joe Kubert, Nick Cardy, Sheldon Moldoff, Lin Streeter
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 150 págs., color.
Precio: 29,95 euros

La Biblioteca de cómics de terror de los años 50 es una colección de volúmenes dedicados a temas (zombis, momias, vudú ) o a autores (Jack Cole, Bob Powell, Dick Briefer ) que reúne historietas en su mayor parte de antes de la llegada de la censura con el Comics Code Authority. Historias políticamente incorrectas con un encanto especial, que hacen que más de medio siglo después de su creación, sean disfrutadas como el mayor de los placeres. «Haunted Love es una colección imprescindible para cualquier aficionado a los cómics de terror. Se trata de una mezcla de terror y asuntos del corazón (uno bien sangriento y palpitante) con claros homenajes a la narrativa de terror norteamericana, especialmente a H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe, en forma de siniestros relatos de amor. Haunted Love explora el amor en el ámbito del terror de una manera divertida, oscura y maliciosa, y conforma una mirada fascinante a las representaciones culturales y sociales de los Estados Unidos de 1950 a través de un medio sin censura como eran los cómics.» -Big Comic Page «Por este tipo de cosas la gente quemaba cómics en los años 50. Has elegido bien!» -Comic Vow

La edición USA de Haunted Love se compone de 3 números que Diábolo recopila en un lujoso tomo de unas 150 páginas, tapa dura y papel de gran gramaje. Una portada impactante (Las otras dos portadas americanas aparecen cortadas como ilustración en algunas páginas) da paso a una dispar selección de historietas a cargo de Steve Banes (editor en IDW), que ya se ha encargado de otros títulos para esa editorial como Haunted horror y Devil Tales.

En España existe un precedente de biblioteca de cómic terrorífico. Aquella que nos trajo Forum en formato pequeño y blanco y negro y que contenía grandes clásicos de EC, cómic como Tales from the Crypt o The Haunt of Fear donde tres seres abominables presentaban las historias cortas alojadas en cada título. Fue una colección maravillosa. En esta ocasión las revistas de las que surgen los relatos son títulos menos conocidos. ¡Algunos no los había oído en mi vida!

A principios de los 50 hubo un boom en quioscos estadounidenses de este tipo de publicaciones, a raíz del éxito de EC y su amplio catálogo. Multitud de cabeceras dedicadas a asustar al lector con historias más o menos terroríficas. Con portadas realmente espeluznantes, aparecieron revistas de historietas tituladas Jorney into Fear, This Magazine is haunted, Amazing Ghost stories, The unseen, Haunted thrills, Forbidden worlds, Tales of horror y un largo etcétera. No había editorial que no se subiese al carro del terror en viñetas. Lamentablemente en 1954, tras la publicación de Seduction of the Innocent de Frederic Wertham y todo el revuelo que se montó alrededor de los cómics por su influencia (nefasta, según los críticos) hacia los más jóvenes, el Comics Code Authority y su librillo de normas acabó por hundir en la ciénaga este tipo de revistas, vaciando el quiosco de tan atractivos títulos.

Haunted Love incluye los relatos de esas otras publicaciones ajenas a EC. Son historietas no tan gamberras como las de esa Editorial y hoy en día se ven un tanto pasadas de moda. Con todo, son una lectura estupenda y gráficamente, aunque sin nombre conocidos, a excepción del tándem Infantino/Kubert o los geniales Jack Cole y Bob powell, son también maravillosas. Algo que de una primera impresión puede resultar extraño, y me refiero al color facsimilar, es decir, tal cual el de las revistas, con sus tramas y sus errores de imprenta, acompaña perfectamente la lectura e incluso la hace más envolvente. Mucho mejor que si hubieran remasterizado estas páginas, que le habrían quitado toda la gracia. La historieta más corta ocupa una sola página y la más larga 10. Un total de 22 historias.

Argumentalmente, la mujer queda muy mal parada en muchas de estas historias (eran los años 50) y en muchas de ellas es la villana o la criatura tenebrosa. También hay excepciones. Hay para todos los gustos, más realistas como El amante de la Viuda o de fantasía como La maldición del fénix. Vampiros, zombis, simios obsesionados, momias… Aquí cabe de todo. Una de mis favoritas es ¡Nunca dejes de quererme! La muerte y la fatalidad acechan en cada historia. Pocas se libran de un final amargo, sólo unas pocas, puede decirse, que acaben bien para sus protagonistas. La voz del narrador nos hace cómplices del terrible destino al que se enfrentan los personajes y muchas veces nos ponen sobre aviso de lo que ha de pasar, una fórmula narrativa muy usada en aquellos años y que actualmente nos resulta un poco pasada de moda, por todos estos detalles, la diversión está asegurada, lo que antes daba pavor ahora es motivo de hilaridad.

No se pierdan este fabuloso compendio de romance terrorífico, recomendable para amantes del cómic. Nos quedamos a la espera de los siguientes tomos, que seguro nos traerán sustos y muchas risas.