Ochenta años de Batman dan para mucho. Ocho décadas han dado para miles de aventuras diferentes, en numerosas cabeceras distintas, de la mano de cientos de guionistas y dibujantes, con docenas de personajes, héroes y villanos, e incluso varias películas de imagen real y animadas,… y para mucho más que darán. Con ochenta años Bruce Wayne y su alter-ego Batman tienen cuerda para largo. Y durante este trayecto también ha habido tiempo para ver morir al héroe y a sus compañeros más fieles, para inicios y finales, para reinicios y cierres, e incluso para cambiar al hombre bajo la máscara.

En Terminal, Bruce Wayne se enfrenta a un arma biológica que amenaza con destruir su ciudad tras una angustiosa cuenta atrás. En Reunión, la Policía de Gotham, con Bullock y Montoya, afronta la traición en su seno, el debut de Jim Gordon como Batman o la ofensiva de la Hija del Joker. Y al final Jim abordará una investigación… ¡junto a la Liga de la Justicia!

Muchos piensan, pensamos, que a Scott Snyder y Greg Capullo se les fue la mano con el «Final del juego«, que dejaron al Caballero Oscuro para el arrastre. Bueno, en realidad Batman estaba muerto, a manos del Joker. Y esto era el colofón a un doloroso camino a través de zarzales que le hizo sufrir en «El tribunal de los Búhos«, el regreso del Joker más tenebroso de «La muerte de la familia» y los acontecimientos narrados en «Ciudad secreta«, «Ciudad oscura» y «Vigilancia nocturna«, enmarcados bajo el título de «Origen«. Llegados a este punto el guionista decidió prescindir de Bruce Wayne por un tiempo y experimentar con nuevas situaciones y personajes. Tal como se hizo con Azrael hace años, pero ahora con el comisario James Gordon enfundado en el traje del Hombre Murciélago. «Batman ya no está, pero Gotham aún necesita un héroe.«, nos decían.

Este compendio titulado «Héroes Sangrientos» forma parte del «Final del juego» con el que Scott Snyder y Greg Capullo pusieron punto y final a los «New 52» e incluye tres arcos argumentales («Terminal«, «Héroes Sangrientos» y «De gigantes y hombres«) publicados entre los números 35 a 36 y 41 a 47 de la segunda (y secundaria) cabecera del personaje creado por Bob Kane y Bill Finger «Batman. Detective Comics«.
En «Terminal», escrita por Benjamin Percy, Bruce Wayne deberá lidiar con un avión repleto de cadáveres y un virus mortal que un terrorista amenaza con extender por toda la ciudad, en «Héroes Sangrientos» será James Gordon dentro de la armadura quién deberá luchar contra la corrupción del cuerpo de policía de Gotham City (en una historia que bebe de «Gotham Central») y contra la hija del Joker, y en «De gigantes y hombres» el nuevo Batman blindado se encontrará con la Liga de la Justicia, que da un salto en el tiempo y ya nos explica que Bruce Wayne no está muerto y sus compañeros quieren confirmar si la amnesia que tiene es real.
Tres historias entretenidas, con ciertas dosis de intriga y con un importante componente policíaco, combinando acción a raudales con el ‘noir’ del Detective investigando en busca de pistas, protagonizadas por los dos Batman: Bruce Wayne en la primera de ellas y un James Gordon sin bigote, rejuvenecido y en forma dentro de una de esas aparatosas armaduras (al más puro estilo Transformers) para darle brillo y novedad al producto, en las dos siguientes.
Francis Manapul y Brian Buccellato hacen un gran trabajo contando las aventuras de James Gordon como Batman, pero sin olvidar a los habituales de la comisaría de Gotham, como son Bullock y Montoya. Dibujando se encuentran el mismo Francis Manapul, John Paul Leon, Marcio Takara, Steve Pugh, y también el español Fernando Blanco, que cada vez dibuja mejor como demuestra en estas páginas, con unas splash-pages impresionantes.

«Batman: Héroes Sangrientos» sigue adelante con la etapa del neoyorquino Brian Buccellato y el filipino-canadiense Francis Manapul (que comparten labores creativas, a cuatro manos en el guión, dibujo de Manapul y color de Buccellato) en la mítica serie «Detective Comics» que dio nombre a la editorial DC, encuadrados en el nuevo Universo DC surgido tras los sucesos de «Flashpoint» y poco antes de la iniciativa «Renacimiento«, enmarcada en los discutidos «Los Nuevos 52«. Un dúo de autores que echan el resto en la composición de cada página, con un dibujo y color bastante espectacular, que llegaron a «Detective Comics» tras una sensacional y aplaudida etapa en «The Flash«, y que como hemos comentado era contemporánea al Batman ‘mainstream’ de Scott Snyder y Greg Capullo. No, la idea de Scott Snyder quizás no era tan mala, aunque a algunos se nos atragantó. A fin de cuentas, podía ser interesante la perspectiva del comisario Gordon, aliado habitual del Hombre Murciélago, ahora por fin se podía poner dentro de las mallas del héroe que vivía en el filo de la navaja y cruzaba demasiado a menudo la línea roja para intentar impartir justicia, lo que le iba a permitir conocer mejor a Batman y entender su legado.
Lamentablemente, yo soy de los que no me sentí cómodo con la premisa de Scott Snyder, y por ese motivo me cuesta entrar en «Batman: Héroes Sangrientos«, pese al esfuerzo sincero de sus autores.

Batman: Héroes Sangrientos.
Guión: Benjamin Percy, Brian Buccellato y Francis Manapul
Dibujo: Fernando Blanco, Francis Manapul, John Paul Leon, Marcio Takara y Steve Pugh
Edición original: «Detective Comics»núms. 35 y 36, y 41 a 47
Fecha de publicación: Febrero de 2018
ISBN: 978-84-16998-20-3
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 200
Precio: 20,50 euros