A pesar de mis dudas iniciales ante la serie de Harley Quinn debo reconocer que me ha convencido el trabajo de Jimmy Palmiotti y Amanda Conner, que han conseguido tener una serie propia de “Masacre” en DC Cómics. Un lugar desde el que esparcir su locura, la de los autores, por el resto de series.

Harley Quinn núm. 03

Edición original: Harley Quinn núms. 11 a 13 USA, Harley Quinn Holiday Special USA
Guión: Jimmy Palmiotti, Amanda Conner
Dibujo: Darwyn Cooke, Amanda Conner, Chad Hardin, Mauriciet
Color: Paul Mounts, Alex Sinclair
Formato: Libro rústica, 112 págs. a color.
11,5€

En esta nueva entrega de las aventuras del personaje más alocado de DC Comics, Jimmy Palmiotti y Amanda Conner se reencuentran con Power Girl, personaje del que firmaron una inolvidable etapa. Una inmejorable compañera de aventuras de Harley Quinn.

Tercer volumen de Harley Quinn con una invitada muy especial, Power Girl, un personaje que no ha tenido relación con Harley, pero en el que ambos guionistas trabajaron con anterioridad y al que, visto lo visto, les apetecía regresar para hacerle pasar por la batidora mental de Quinn. 

Continuando los acontecimientos del volumen anterior tenemos a una amnésica Power Girl que ha caído en las manos de una ambiciosa Harley Quinn que decide “adoptarla” y formar con ella una alocada pareja de luchadoras contra el crimen, a la vez que intenta crearle una identidad secreta, la de “Beatriz, la bomba”. Naturalmente esto desencadenará una serie de complicadas situaciones en las que la locura de Harley intenta imponerse a la moral de Power Girl (o “PG” como la llama Harley) que, a pesar de su amnesia, tiene claro que hay cosas que no haría, aunque se sienta extrañada por la “ausencia” de una parte de su uniforme (la que debería cubrir sus pechos) o el cachondeo indirecto a costa de la identidad secreta de Superman, por poner tan sólo un par de ejemplos.

Jimmy Palmiotti y Amanda Conner se lo están pasando en grande con esta serie, y parece que en DC Comics no tienen intención de censurarles o acabar por la diversión, lo que no deja de ser una gran noticia para nosotros, sus fans, que nos divertimos enormemente con las locuras que escriben. Por cierto, el volver a ver a Power Girl en sus manos ha sido un auténtico regalo para todos aquellos que seguimos su serie regular años atrás (vol 1 y vol 2) y se nota que ellos le tienen cariño, porque Amanda no puede evitar la tentación de volver a dibujarla.

Gráficamente tengo que reconocer que, a pesar de que me siga doliendo que Amanda Conner no dibuje la serie toda la serie regular, la calidad de los artistas que trabajan en este volumen es realmente espectacular, Chad Hardin y Mauriciet realizan un muy buen trabajo, mejorando lo visto en los anteriores volúmenes, y el lujo de contar, al final, con Darwyn Cooke no hace sino demostrarnos que en DC están muy contentos con esta serie… Lo que hace que me preocupe por el futuro de la la serie regular de Harley Quinn, llamadme gafe, pero…no me fío.

En cuanto a la edición de ECC, es muy económica, buen acabado, cada vez estoy más convencido de este formato de rústica que nos ofrecen.

En definitiva, cada vez estoy más convencido de que el divertimento que nos ofrecen Jimmy Palmiotti y Amanda Conner con un personaje al que, a pesar de las grandes de dosis de humor, le están sacando un gran partido.