Norman Osborn se ha hecho con el poder en SHIELD y Nick Furia no está por la labor de dejar la lucha por lo que funda Guerreros Secretos, una serie thriller de espías al cargo de Brian Michael Bendis, Jonathan Hickman y Stefano Caselli.

Guerreros SecretosGuerreros Secretos 1 Nick Furia: Agente de nada (Marvel Saga)
Edición original: Secret Warriors 1-6 y material de Dark Reign: New Nation One-Shot USA
Fecha de edición: junio de 2021
Guión: Brian Michael Bendis, Jonathan Hickman
Dibujo: Stefano Caselli
Color: Daniele Rudoni
Formato: Cartoné, 184 páginas. Color.
19€

¡Desde las páginas de Invasión Secreta, Nick Furia y sus jóvenes héroes protagonizan una nueva serie en la que sacarán a la luz algunos de los más oscuros secretos del Universo Marvel! Ésta es la gran historia del que fuera director de SHIELD que lleva tejiéndose desde hace años y en la que se entremezclan agentes de la organización que han decidido pasarse al otro bando, espías con poderes sobrehumanos y criminales pertenecientes a los cárteles más peligrosos. Todo ello cortesía de Brian Michael Bendis, el experto en conspiraciones Jonathan Hickman y el fenomenal artista Stefano Caselli.

De un tiempo a esta parte, y no por casualidad, Jonathan Hickman se ha puesto muy de moda (“algo” tendrá que ver con su nueva etapa en las colecciones mutantes) pero el caso es que yo estoy aprovechando para hacerme con algunas de sus mejores etapas en la Casa de las Ideas (aún me queda por hacerme con su Los 4 Fantásticos Saga) y en otras editoriales. Fruto de está ávida colecta de etapas y series ha llegado a mis manos Guerreros Secretos 1, Nick Furia: Agente de nada, que además cuenta con el ¿extra? de contar también con Brian Michael Bendis al guión.

Guerreros Secretos es una serie en la que se pretendía ver qué hacía Nick Furia tras la caída de SHIELD, el alza de HAMMER y, por no quedarnos cortos, también por una Hydra que pronto resulta obvio que ha estado controlándolo todo desde las sombras desde hace muchas décadas (una premisa realmente inquietante porque supondría que los herederos de los nazis se habrían hecho con el control mundial) lo que llevará al veterano espía a reunir un grupo de seres con poderes para enfrentarse a ellos. Y por si fuera poco, y para no quedarnos cortos, también tenemos a los Comandos Aulladores de nuevo en acción.

Lo único que me tiraba para atrás de Guerreros Secretos es que, por separado, tanto Brian Michael Bendis como Jonathan Hickman son de descuidar el desarrollo de los personajes, o de su personalidad, por la acción y la intriga (bueno, y por las traiciones, traiciones a saco) y este título tampoco es que sea una excepción aunque hay algo más de caracterización de los personajes pero lo que importa realmente es el conflicto y lo “molón” que es Nick Furia (al que siento que en Marvel deberían recuperar y más tras hacerle pasar por lo que pasa en Pecado Original Nota: me informan de que ha regresado en la serie regular de Los 4 Fantásticos, suerte que hay guionistas que aún se acuerdan del pasado). Aún con todo la trama está interesante y apetece ver qué nuevas locuras se le ocurren al espía por excelencia (ríase usted de James Bond, un aprendiz al lado de Nick) y más siendo que la serie se comenzó a publicar las la llegada de Reinado Oscuro.

Gráficamente la cosa pinta muy bien, contamos con un Stefano Caselli que si bien no está todavía al nivel que tendrá junto a Dan Slott en Asombroso Spiderman sí que nos ofrece personajes definidos (cada personaje tiene su cara y no parecen todos clones del mismo tipo), unas espectaculares escenas de acción y narrativa, ahora bien, si el color no fuese tan crepuscular seguramente su dibujo ganaría mucho más.

A estas alturas hablar del formato de los productos “Saga” parece algo innecesario, todos sabemos de la calidad que atesoran estos volúmenes y este dedicado a Guerreros Secretos no es ninguna excepción. Gran calidad y un formato más que establecido.

En definitiva, puede que Guerreros Secretos no me parezca la mejor obra de estos autores pero me ha atraído lo suficiente como para querer continuar leyendo (y un poco más).