«Pecado Original» se publicó allá por 2013 en Estados Unidos y ahora Panini Cómics recopila el trabajo de Jason Aaron y Mike Deodato Jr. en un volumen que me ha reconciliado con un evento del que tenía peor recuerdo.

Pecado Original (Marvel Now! Deluxe)
Edición original: Original Sin 0-8 y material de Marvel Point One USA
Fecha de edición: septiembre de 2019
Guión: Jason Aaron
Dibujo: Paco Medina, Jim Cheung, Mike Deodato Jr.
Tinta: Mark Morales, Dave Meikis, Guillermo Ortego
Color: Justin Ponsor
Formato: Cartoné, 272 págs. Color.
27€

Alguien ha asesinado a Uatu, El Vigilante que vivía en la Luna, y se ha llevado sus ojos con él, por alguna razón que nadie alcanza a comprender. Los grandes héroes de la Tierra buscan al culpable. ¿Qué es lo que vio Uatu antes de morir?

Después de que Marvel Comics produjera eventos como Fear Itself y VvX le llegó el turno a Pecado Original, una idea que llevaba un tiempo rondando por el Bullpen y que anteriormente había estado en manos de Allan Heinberg (al que, desgraciadamente, no hemos podido ver más por el mundo del cómic) y Ed Brubaker pero que a la postre acabaría publicándose con guiones de un Jason Aaron que decidió ir a lo práctico y ofrecer una historia interesante en la que los superhéroes tenían que jugar al Cluedo para descubrir al asesino de, nada más y nada menos, El Vigilante lo que llevaría a que el evento se diversificase por todas las series de la Casa de las Ideas con la excusa de que el asesino había robado los ojos del Vigilante y éstos permitían conocer, por parte de los propios héroes, los secretos ocultos que éstos desconocían hasta ahora. (Es algo normal, todos sabemos que en los cerebros se almacena todo lo que vemos, ¿verdad? No os riaís, durante muchos años los científicos creyeron en la optografía).

El caso es que con estas ideas Jason Aaron acabó por entregar una historia que, cuando menos, es emocionante e interesante y, como contrapunto al resto de eventos, tuvo profundas consecuencias en las vidas de algunos héroes, principalmente de un Thor que recibe dos grandes mazazos en Pecado Original que marcarán su destino en su serie regular y que duran hasta muy recientemente.

Es cierto que la idea de que haya un gran e impactante asesinato que obligue a jugar a los detectives a los héroes no es algo excesivamente original (de hecho en Marvel Comics han vuelto a utilizar la idea del asesinato de alguien “sorprendente” para erigir un nuevo evento que se publicará en los Estados Unidos a partir de diciembre) pero aquí el misterio no es lo más importante, sino descubrir quién es la última, y secreta, línea de defensa de la Tierra contra las amenazas que pretenden acabar con ella. Si a esto le sumamos los pequeños secretillos que cada héroe va descubriendo (en sus series regulares) pues la cosa podría (debería) haber dado para más, aunque se quede sólo en un evento entretenido y atrevido cuyo nombre, Pecado Original, llama mucho la atención pero acaba diluyéndose dentro de la trama posterior de Marvel Cómics.

Después de pasar por tantas manos la trama de Pecado Original tenía elementos sorprendentes y un fuerte tono de espías, que seguramente heredaría de Ed Brubaker, que tal vez no deberían haberse entremezclado así pero al final Jason Aaron entrega un buen trabajo que seguramente luciría mucho mejor en las manos de otro dibujante que no fuese un cumplidor Mike Deodato Jr pero que abusa del uso de las sombras (para dibujar menos), de las referencias fotográfico-informáticas (para obtener fondos impresionantes que destacan demasiado tras sus lápices) y de unas perspectivas forzadísimas que más que impresionar me sacan de las escenas (reconozco que Deodato Jr es cumplidor, pero tengo una cierta animadversión hacia su trabajo).

Además, el formato Marvel Now! Deluxe hace que Pecado Original luzca mucho mejor, nada extraño, este formato es el que Panini mima más y suele hacer mejores a los cómics que recoge.

Aún con todo Pecado Original es un evento interesante, no imprescindible aunque con La Guerra de los Reinos (que se está publicando ahora mismo en España) como consecuencia lejana de lo que vivimos aquí. No es el mejor evento de Marvel, pero tampoco, ni mucho menos, el peor.