Y hasta aquí hemos llegado. Con el quinto y último tomo de los Guardianes de la Galaxia de Brian Michael Bendis en formato Marvel Now! Deluxe, titulado “Varados“, alcanzamos el final de la etapa del genial guionista al frente de la colección de los héroes cósmicos más populares de Marvel Comics. Un periplo largo y prolífico que había empezado en mayo de 2013, un año antes del estreno de la película “Guardianes de la Galaxia“, y se cerraba en junio de 2017, coincidiendo con el estreno de “Guardianes de la Galaxia 2“.

¡El fin de la etapa de Brian Michael Bendis! Cuando las cosas se ponen difíciles para la Capitana Marvel, ella decide llamar a algunos amigos de fuera de la ciudad. De muy fuera de la ciudad. En concreto, del espacio… ¡Iron Man no tiene ni siquiera una oportunidad contra ellos! Pero la Segunda Guerra Civil Superheroica dejará a nuestros héroes rotos en pedazos. Sólo algo podría hacer que se unieran de nuevo, y ese algo es… ¡Thanos!

Ha sido un viaje maravilloso, donde lo más importante no era el destino sinó disfrutar del trayecto. Y lo hemos hecho. ¡Y tanto que lo hemos hecho! Empezando con “Vengadores del mañana“, el primer volumen recopilatorio que publicó Panini Cómics de la etapa del guionista allá por el año 2018 donde debutaba el grupo formado por Star-Lord, Gamora, Drax, Mapache Cohete, Groot y la incorporación estrella de Iron Man. “Planeta de Simbiontes” fue la segunda entrega, que nos presentó importantes cambios en la alineación del equipo (Iron Man dejaba su lugar en el grupo al Agente Veneno y a la Capitana Marvel), en mayo de 2019. El tercer volumen, “El Vórtice Negro“, nos ofreció un decepcionante evento de proporciones cósmicas que ponía en el mismo tablero de juego a los Guardianes de la Galaxia, a los Hombres-X, a La Patrulla-X del ayer, al hijo de Thanos, a los Kree, o a los poderosos entes nacidos del Vórtice Negro, entre muchos otros. Y el pasado mes de mayo el cuarto tomo “Emperador Quill” nos mostraba a Peter Quill como el regente de Spartax, mientras sus viejos compañeros Mapache Cohete, Drax, Veneno, Groot, Kitty Pryde y La Cosa se enfrentaban a la última superviviente de los Kree e intentaban liberar a los esclavos de un planeta prisión Badoon. Y con este quinto y último tomo, “Varados“, llegamos al cierre, se baja el telón y se pone fin a una brillante etapa de cuatro años.

Hablar de los Guardianes de la Galaxia es, inevitablemente y para empezar, hablar del guionista y director James Gunn y de su versión cinematográfica. De hecho, de sus dos películas y la futura tercera entrega, que está anunciada para el mes de mayo de 2023. Las dos entregas de “Guardianes de la Galaxia” revelaron al público una vertiente totalmente nueva y asombrosa del universo cinematográfico de Marvel, con un grupo de anti-héroes interestelares encabezado por Starlord y secundado por el coloso Drax el Destructor, la letal hija adoptiva de Thanos Gamora, el mapache genéticamente modificado Rocket Raccoon, y el alienígena arbóreo Groot. La primera entrega de los “Guardianes de la Galaxia“, del año 2014, fue un verdadero éxito que consolidó aún más la franquicia cinematográfica de Marvel: los casi 800 millones de dólares recaudados por la película de James Gunn cargada de buen rollo, música clásica moderna y aventuras en el espacio con sabor a pulp sirvieron para desatar una oleada de entusiasmo que se extendieron hasta los cómics. Y ahí estaba Brian Michael Bendis esperando.
Pero no faltemos a la verdad: James Gunn no se puede ni debe llevar todo el mérito. Para empezar los Guardianes de la Galaxia ya era un grupo de superhéroes que viajaban por el cosmos mucho antes de la película, allá por los años sesenta, y es un hecho que James Gunn se inspiró directamente en la versión del grupo que impulsó el dúo británico formado por Dan Abnett y Andy Lanning en el año 2008 para dar forma a sus héroes cinematográficos.

Pese a lo que pueda decir Julián M. Clemente en el prólogo, y me perdonen ustedes por contradecirlo, no tengo la impresión que el guionista se fuese desinflando con el paso del tiempo. Cierto es que “El Vórtice Negro” fue un bluff infumable, pero el nivel general de su propuesta se mantuvo entre el notable y el excelente en todo su periplo y lo mismo sucede en este último tomo, “Guardianes de la Galaxia: Varados“, que recopila los números de 11 a 19 de la cabecera de “Guardians of the Galaxy” e incluye el cruce con la segunda guerra civil superheroica y el arco “Grounded“, consecuencia directa de los eventos de “Civil War II” y que deja a Star-Lord y compañía varados en la Tierra y sin posibilidad de regresar al espacio.
Para empezar, y como todo el mundo en el Universo Marvel, los Guardianes de la Galaxia deberán elegir un bando: o con Carol Danvers o con Tony Stark. Y una vez tomada la decisión, pese a las inevitables discrepancias que surgirán entre ellos, viajan hasta la Tierra para intervenir en el conflicto. Pero en medio de la terrible batalla que se desata entre los superhéroes los Guardianes ven como su nave estalla en mil pedazos, y descubren que no tienen manera de volver a casa, al espacio, allá donde su presencia tiene un sentido. No hay peor castigo para algunos de ellos que quedarse atrapados en la Tierra. Sí, quizás hay otras naves en el planeta, pero ninguna de ellas está disponible ni es tan avanzada como la que Rocket construyó para ellos. Y para empeorar las cosas, ya no son necesariamente un equipo aunque un enemigo mortal podría volver a unirlos: ¿podría un Titán Loco ser lo único que pueda volver a juntar a los Guardianes de la Galaxia?

En resumen, este “Guardianes de la Galaxia: Varados” es un tomo que mantiene el sobresaliente nivel de toda la etapa de Brian Michael Bendis al frente de este heterogéneo grupo de antihéroes, que ofrece al lector una mezcla equilibrada de humor y acción, esos diálogos rápidos e ingeniosos que acompañan las aventuras de Star-Lord y los suyos (salvo el “Yo soy Groot“, claro), y ese conocido ‘decompressive storytelling‘ de Bendis que no convence a todos los lectores pero que hace las delicias a quienes le bailamos el agua. El dibujo en esta ocasión recae en los hombros del italiano Valerio Schiti que, aunque tiene el talento de su paisana Sara Pichelli, mantiene el listón bastante alto. El resto de la historia creo que ya lo conocéis todos: Brian Michael Bendis pasó de los Guardianes de la Galaxia al Invencible Iron Man, luego saltó a las páginas de Miles Morales y, tras un breve paso por The Defenders, se marchó a la competencia para reverdecer los laureles de algunos personajes de DC Comics que necesitaban un empujón. Y ahí sigue.

Guardianes de la Galaxia: Varados
Autores: Brian Michael Bendis y Valerio Schiti
Edición original: “Guardians of the Galaxy” núms. 11 a 19
Fecha de publicación: Septiembre de 2021
ISBN: 9788411010443
Formato: 17x26cm. Tapa Dura. Color
Páginas: 272
Precio: 27,00 euros