¡Oh, Thanos de Titán, nosotros te saludamos! Nos postramos ante el llamado Titán Loco, hijo de Mentor, Adorador de la Muerte, uno de los inmortales Eternos de Titán, Genocida Universal, el señor del poder cósmico de las seis Gemas del Infinito, el omnipotente, omnisciente y omnipresente poseedor del Guantelete del Infinito, con dominio sobre tiempo, espacio, poder, realidad, mente y alma.

¡La saga que conduce al mayor desafío que haya lanzado jamás Thanos contra el Universo Marvel! Todos piensan que el Titán Loco está muerto, pero no es cierto: ha vuelto, ha conseguido hacerse con las Gemas del Infinito y se dispone a poner en marcha su plan.

Pronto, muy pronto, vamos a poder disfrutar de un gran acontecimiento cinematográfico, el cierre de una década de películas de superhéroes, iniciada en el año 2008 con «Iron Man»: «Vengadores: Infinity War» llega a los cines de España el 27 de abril de 2018. Esta película reúne prácticamente a todos los superhéroes de las anteriores películas de Marvel Studios para enfrentarse al poder desatado de Thanos, sus huestes y las poderosas Gemas del Infinito. Todos ellos, que se dividieron en dos bandos aparentemente irreconciliables durante la Guerra Civil, deberán dejar a un lado sus diferencias para hacer frente a este poderosísimo enemigo común y salvar la Tierra de su destrucción.

Los hermanos Joe y Anthony Russo, directores de «Capitán América: El Soldado de Invierno», son los responsables de este épico enfrentamiento, que cuenta con un reparto que incluye a Robert Downey Jr., Benicio del Toro, Josh Brolin, Chris Evans, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Jeremy Renner, Bradley Cooper, Scarlett Johansson o Benedict Cumberbatch, entre muchos otros.

Pero la película «Vengadores: Infinity War» nos contará una versión distinta de los hechos que La Casa de las Ideas nos narró en la saga de «El Guantelete del Infinito» de George Pérez, Ron Lim y Jim Starlin. Por ejemplo, ya sabemos que en esta película el Titán Loco llegará a nuestro planeta acompañado por la Orden Negra (Corvus Glaive, Ebony Maw, Cull Obsidian y Proxima Midnight), cuatro generales al servicio de Thanos que en la versión de los cómics no aparecieron hasta «Infinity«, un evento marvelita del verano de 2013 ideado por el guionista Jonathan Hickman o que pese a que el objetivo de Thanos es completar su Guantelete del Infinito con las seis gemas (tiempo, poder, espacio, realidad, mente y alma) que estan en manos de Loki, la Visión, el Coleccionista, el Doctor Extraño y los Nova Corps., eso no significa que vaya a conseguirlas todas en la película, a diferencia de lo sucedido en los cómics de Pérez, Lim y Starlin.

La saga de «El Guantelete del Infinito» («The Infinity Gauntlet«) del año 1991 fue el gran evento cósmico de la década de los noventa de Marvel Comics, un clásico del cómic de superhéroes que giraba en torno a la figura de Thanos, que con las seis Gemas del Infinito en su poder quería complacer a La Muerte, de quien estaba enamorado. Para el Titán Loco, el Guantelete del Infinito era el premio definitivo por su adoración hacia la Parca y, con él, lo controlaba todo y lo podía todo. Omnipotente, omnisciente y omnipresente, el regalo para su amada consistía en un genocidio definitivo: la muerte de la mitad de las criaturas del universo. Los superhéroes de la Tierra, liderados por Adam Warlock, representaban la última esperanza del Universo y, como no podía ser de otra manera, consiguieron derrotar al villano.

Después de una larga ausencia, Jim Starlin, el hombre que había definido el lado cósmico del Universo Marvel, regresó a la Casa de las Ideas para reformular todos los conceptos con esta saga. La serie contó con dos secuelas, «Guerra del Infinito» en 1992 y «Cruzada del Infinito» en 1995, y con unos cuantos números previos que prepararon el terreno para los acontecimientos, que son los que compila Panini Cómics en «El Guantelete del Infinito: Prólogo» y también en «Thanos Quest«.
Esta «El Guantelete del Infinito: Prólogo» que incluye los números 41 a 50 de la colección «Silver Surfer» nos cuenta como Estela Plateada y Drax el Destructor, el eterno antagonista de Thanos, descubren que el Titán Loco no está muerto, que los huesos que reposan en su sepulcro no son los suyos y que ha regresado mucho más poderoso que nunca: ha conseguido hacerse con las Gemas del Infinito, y se dispone a poner en marcha su maquiavélico plan con la ayuda (o no) de Mefisto. Su primer enfrentamiento se saldará con un viaje contra su voluntad hasta el Mundo-Gema, un universo en las entrañas de la Gema Alma, y el inesperado encuentro con aquel que deberá liderar a los héroes de la Tierra para hacer frente al poderoso villano.
El resto del volumen, irregular y heterogéneo, incluye algunas historias sobre el pasado de Estela Plateada, de su infancia como Norrin Radd en el planeta Zenn-La («Secretos enterrados profundamente») o de su conversión en el heraldo de Galactus, el devorador de planetas («Enfrentándose a su creador»), que sirven para poner más trasfondo a Silver Surfer pero que tienen poca relación con lo que sería un prólogo de «El Guantelete del Infinito«. También, una cómica aventura en la que Estela se enfrenta ni más ni menos que al peor de los males del universo conocido, la burocracia, en una historia en tres actos («En busca de trabajo», «Una segunda oportunidad» y «Anulación») cargada de humor escrita por Jim Starlin y dibujada por Ron Lim.

Los cómics de superhéroes habitualmente se han caracterizado por ofrecer al lector dos vías de narración distintas: o nos contaban emocionantes aventuras de los héroes en entornos cotidianos y contra antagonistas recurrentes como en los tebeos de Spiderman o, cuando el marco más cercano y convencional se hizo insuficiente, nos empezaron a explicar hazañas emplazadas en los límites del tiempo y del espacio, más allá de la realidad, desde las profundidades del infierno hasta otros universos lejanos o paralelos, como son las sagas cósmicas a las que nos tiene acostumbrados Jim Starlin. Son, en su mayoría, obras enmarcadas en el género de la ‘space opera’ con cierto contenido pulp y filosófico, y para la historia quedaron su Capitán Marvel y su dignísimo cierre, «La Muerte del Capitán Marvel«, la creación de Thanos de Titan (un evidente y nunca ocultado homenaje al Darkseid de Jack Kirby) o la recuperación y redefinición de un olvidado Adam Warlock.
Durante el Salón del Cómic de Barcelona del año 2009 tuve ocasión de entrevistar a Jim Starlin y, entre otras preguntas, le interrogué acerca de su obra ‘cósmica’: Cuando nos llega a las manos una obra de Jim Starlin casi siempre viene acompañada del adjetivo Cósmico. El Guantalete del Infinito, Capitán Marvel, Thanos, Warlock, Dreadstar,… ¿cuál es la importancia de este concepto en su obra?

Odio dibujar caballos y coches. No, en serio, mis historias tratan sobre las cosas que le suceden a cualquier persona normal: cambiar de opinión, aprender, arrepentirse,… Mis historias son siempre pequeñas historias aunque envueltas en un halo cósmico, porqué me encanta dibujar naves espaciales y todo este tipo de objetos tecnológicos que lo envuelven. Esto es lo primero que ves, pero si te sientas y profundizas en la historia que se narra en el cómic descubres que detrás del Capitán Marvel hay un chico que decide seguir el camino de la paz, detrás de Thanos hay un individuo insatisfecho con su propia vida y detrás de Warlock hay un paranoide esquizofrénico que se quiere matar a si mismo. Todo lo demás son extras, añadidos. Siempre intento que mis historias traten de algo pequeño, algo que puedas entender.

El Guantelete del Infinito: Prólogo
Autores: Jim Starlin, Ron Marz y Ron Lim.
Edición original: «Silver Surfer v3 #41-50»
Fecha de publicación: Febrero de 2018
Formato: 17x26cm. Tapa dura. Color.
ISBN: 9788491673071
Páginas: 272
Precio: 19,95 euros