La película más grande de Marvel Studios, “Vengadores: Infinity War“, el blockbuster que ha destrozado records de recaudación en las taquillas de todo el mundo, nos ha presentado un reparto coral de superhéroes que se enfrenta a Thanos de Titán, en una lucha sin cuartel por las Gemas del Infinito. Inspirada en la saga de cómics de Jim Starlin, George Pérez y Ron Lim, la película se olvidó de uno de los personajes esenciales de la historia que nos contaron en el año 1991: Estela Plateada. Un acuerdo con la Fox por los derechos del personaje que data de casi treinta años atrás dejaron al surfista plateado sin su merecida dosis de protagonismo.

"El Guantelete del Infinito: Estela Plateada" (Ron Lim y Ron Marz, Panini Cómics)Norrin Radd siente que ha sido manipulado por Thanos para lograr sus oscuros propósitos. Furioso, tratará de devolver el golpe.

¿Quién atravesaba el tejado del Sanctum Sanctorum del Doctor Extraño del 177A Bleecker Street en Greenwich Village de Nueva York y, desplomado sobre los escombros, exclamaba presa del pánico “¡Thanos viene!“? En “Vengadores: Infinity War” era Bruce Banner, con el rostro de Mark Ruffalo, quién anunciaba la llegada del Titán Loco a la Tierra pero en el cómic de Starlin, Pérez y Lim era Estela Plateada quién ejercía de heraldo de las malas noticias. Pero, claro, Estela Plateada no aparecía en “Vengadores: Infinity War” y los guionistas se tuvieron que buscar una alternativa para dar la voz de alarma.

¿Quién intentaba aprovechar un momento de distracción para arrancarle el Guantalete de la mano a Thanos? En “Vengadores: Infinity War” era Spiderman quién, ayudado por Mantis, Starlod, Iron Man y el Doctor Extraño, tiraba con fuerza del guantalete con las seis Gemas del Infinito engarzadas pero en el cómic de Starlin, Pérez y Lim era Estela Plateada quién intentaba aprovechar la ocasión, siguiendo las indicaciones de Adam Warlock… y fracasaba por un poco. Pero, claro, Estela Plateada no aparecía en “Vengadores: Infinity War” y los guionistas se tuvieron que trabajar en busca de una idea diferente.

¿Quién viajaba hasta al Mundo del Alma, encerrado por Thanos contra su voluntad y prisionero en la Gema del Alma, junto a Drax el Destructor y Gamora? De nuevo era Estela Plateada quién viajaba hasta el Mundo de la Gema del Alma pero en la película de los hermanos Russo eran Thanos y Gamora quienes viajaban hasta el planeta Vormir y, guiados por Craneo Rojo, se adentraban en este singular universo de color ámbar. Pero, claro, Estela Plateada no aparecía en “Vengadores: Infinity War” y los guionistas condujeron su historia por otros derroteros.

Estela Plateada, Estela Plateada, y otra vez Estela Plateada. El personaje creado por Jack Kirby y Stan Lee en 1960, con una primera aparición en el número 48 de “Los 4 Fantásticos“, había quedado fuera de la película más grande de Marvel Studios hasta la fecha, el cierre de una década de películas de superhéroes, iniciada en el año 2008 con “Iron Man“, y han sido otros personajes quienes han sustituido al ex-heraldo de Galactus de su papel en la contienda. Lamentablemente no fue un capricho de los hermanos Russo, guionistas y directores del film, sinó las consecuencias indirectas de uno de esos complejos contratos que se firman a veces en Hollywood entre estudios y productoras y cuyos efectos, cual ondas en un lago tras lanzar una piedra en el agua, se extienden en el tiempo y el espacio. En realidad, es más sencillo de lo que parece: Marvel Comics, en crisis, cedió derechos de algunos de sus personajes más populares a varias compañías cinematográficas durante los años noventa, y así Sony Pictures se quedó con Spider-Man, Universal Pictures con Hulk y 20th Century Fox con X-Men, Daredevil y los 4 Fantásticos. Más adelante Marvel Studios llegó a acuerdos con Sony y Universal para poder recuperar y usar a los personajes que había vendido, pero con 20th Century Fox y Constantin Films no hubo acuerdo. Estela Plateada se había quedado fuera. Y también La Cosa, la Antorcha Humana, Cíclope, Lobezno, o Galactus, entre muchos otros.

Sí, la película “Vengadores: Infinity War” nos ha contado una versión distinta de los hechos que La Casa de las Ideas nos narró en la saga de “El Guantelete del Infinito” de George Pérez, Ron Lim y Jim Starlin del año 1991. Por ejemplo, en esta película el Titán Loco llega a nuestro planeta acompañado por la Orden Negra (Corvus Glaive, Ebony Maw, Cull Obsidian y Proxima Midnight), cuatro generales al servicio de Thanos que en la versión de los cómics no aparecieron hasta “Infinity“, un evento marvelita del verano de 2013 ideado por el guionista Jonathan Hickman o que pese a que el objetivo de Thanos es completar su Guantelete del Infinito con las seis gemas (tiempo, poder, espacio, realidad, mente y alma) que estan en manos de Loki, la Visión, el Coleccionista, el Doctor Extraño y los Nova Corps., la derrota de los héroes se narró de forma distinta en los cómics de Pérez, Lim y Starlin.
Vengadores: Infinity War” llegó a los cines de España el pasado 27 de abril de 2018 y reunía prácticamente a todos los superhéroes de las anteriores películas de Marvel Studios para enfrentarse al poder desatado de Thanos, sus huestes y las poderosas Gemas del Infinito. Todos ellos, que se dividieron en dos bandos aparentemente irreconciliables durante la Guerra Civil, han dejado a un lado sus diferencias para hacer frente a este poderosísimo enemigo común y salvar la Tierra de su destrucción.
Es cierto que aún queda un año por delante para conocer el desenlace de la película, y que ni Adam Warlock, ni Nova, ni Hulk, ni Mefisto, ni Galactus, ni la mismísima Muerte, ni otros muchos héroes que tuvieron un papel destacado en la derrota de Thanos en los cómics, han asomado la nariz. Bueno, salvo Adam Warlock si tenemos en cuenta la escena post-créditos de “Guardianes de la Galaxia vol. 2“. Pero ni por esas: los personajes de los 4F siguen hoy en manos de la Fox y parece imposible pensar que Estela Plateada pueda conseguir su espacio, su minuto de gloria, en “Vengadores 4“.

La saga de “El Guantelete del Infinito” (“The Infinity Gauntlet“) del año 1991 fue el gran evento cósmico de la década de los noventa de Marvel Comics, un clásico del cómic de superhéroes que giraba en torno a la figura de Thanos, que con las seis Gemas del Infinito en su poder quería complacer a La Muerte, de quien estaba enamorado. Para el Titán Loco, el Guantelete del Infinito era el premio definitivo por su adoración hacia la Parca y, con él, lo controlaba todo y lo podía todo. Omnipotente, omnisciente y omnipresente, el regalo para su amada consistía en un genocidio definitivo: la muerte de la mitad de las criaturas del universo. Los superhéroes de la Tierra, liderados por Adam Warlock, representaban la última esperanza del Universo y, como no podía ser de otra manera, consiguieron derrotar al villano.
Esta “El Guantelete del Infinito: Estela Plateada” nos narra los cruces de la colección de Estela Plateada durante los hechos ocurridos en la saga, un tie-in del arco argumental cósmico más destacado de los años noventa, que explica lo que sucede mientras Thanos derrota a los héroes de la Tierra, en ese instante de tiempo en el que Estela Plateada espera las indicaciones de Adam Warlock para arrebatar el guantalete que otorga su poder infinito al Titán Loco, Adorador de la Muerte, Genocida Universal, el señor del poder cósmico de las seis Gemas del Infinito, el omnipotente, omnisciente y omnipresente poseedor del Guantelete del Infinito, con dominio sobre tiempo, espacio, poder, realidad, mente y alma.
El Guantelete del Infinito: Estela Plateada” incluye los números 51 a 59 de la colección “Silver Surfer“, y forma parte de la Colección Jim Starlin de Panini Cómics, que recoge las obras más destacadas del artista norteamericano que dió forma al universo cósmico de La Casa de las Ideas y revolucionó el género con la saga de “El Guantelete del Infinito” que ha inspirado la película “Vengadores: Infinity War“, pero también todas las películas anteriores de Marvel Studios que han venido preparando el terreno para este magno evento diseminando miguitas de pan por el camino. Antes de este cuarto volumen de la colección Panini Cómics ya ha publicado otros tres, como “El Guantelete del Infinito: Prólogo“, “El Guantelete del Infinito: El renacimiento de Thanos” y el arco principal “El Guantelete del Infinito“, y la editorial ya ha anunciado que seguirá adelante con “El Guantelete del Infinito: Héroes Marvel“, “El Guantelete del Infinito: El Día Después“, “La Guerra del Infinito” y “Warlock y la Guardia del Infinito“, hasta sumar un total de ocho volumenes dedicados a las Gemas del Infinito.
En estos nueve números de “El Guantelete del Infinito: Estela Plateada” hay, como suele ser habitual, grano y paja. Pero en este caso hay mucha más paja que grano, menos que más. Hay números tan interesantes como el encuentro de Estela Plateada con Nova, heraldo de Galactus y antiguo interés sentimental del surfista plateado, en el que se cuestiona la moralidad de la búsqueda y selección de planetas habitados para satisfacer el hambre de Galactus o una historia en la que los Kree se aprovechan del héroe de la tabla para asentar su poder, y números tan intrascendentes como el enfrentamiento ‘virtual’ entre Thanos y Estela Plateada como dos caballeros medievales en una justa o la lucha con el Rhino en el zoo de Nueva York.

En resumen, un volumen prescindible que no aporta nada nuevo a la saga principal de “El Guantelete del Infinito“, que incluso llega a presentar sorprendentes errores de continuidad (el papel de Muerte en su relación con Thanos, que era fría y distante en “El Guantelete del Infinito” y aquí se muestra predispuesta y sumisa) e historias sin mucho sentido de relleno innecesario (el Rhino liberando a los tigres del zoológico). Por lo tanto, si no buscas completar la saga de las Gemas del Infinito con todo el material publicado, puedes pasar de largo de “El Guantelete del Infinito: Estela Plateada” sin remordimientos.

El Guantelete del Infinito: Estela Plateada.
Autores: Ron Lim y Ron Marz
Traducción: Raúl Sastre
Edición original: “Silver Surfer” núms. 51 a 59
Fecha de publicación: Abril de 2018
ISBN: 978-84-9167-367-5
Formato: 17x26cm. Cartoné. Color.
Páginas: 224
Precio: 19,95 euros