A la espera de conocer el ganador del prestigioso galardón Spiel des Jahres entre los tres candidatos finalistas, “Augustus”, “Hanabi” y “Qwixx”, ya se ha concedido el Kinderspiel des Jahres, el galardón que reconoce el mejor juego infantil del año en Alemania. ¿”Der verzauberte Turm”, “Gold am Orinoko” o “Mucca Pazza”?

image1Hace pocos días se concedió, en una ceremonia independiente celebrada en Hamburgo, el galardón al mejor juego infantil del año 2013, el Kinderspiel des Jahres, a “Der verzauberte Turm” de Inka y Markus Brand, ilustrado por Rolf Vogt publicado por Drei Magier Spiele. Este premio, que viene entregándose desde el año 2001 y que en esta edición ha disfrutado de nuevo de una ceremonia independiente de su “hermano mayor” Spiel des Jahres, ha reconocido con anterioridad a juegos de la categoría de “Diego Drachenzahn” de Manfred Ludwig, “El Laberinto Mágico” de Dirk Baumann, “Beppo der bock” de Peter Schackert y Klaus Zoch, “Wer war’s?” de Reiner Knizia, el “Klondike” de Christian Wolf y Stefanie Rohner, “Viva topo!” de Manfred Ludwig, “Da ist der Wurm drin” de Carmen Kleinert y, en la edición del año 2012, a “Schnappt Hubi!” de Steffen Bogen. Lamentablemente pocos de ellos han llegado a nuestro idioma.

Los dos finalistas de este Kinderspiel des Jahres 2013 han sido “Gold am Orinoko” de Bernhard Weber y “Mucca Pazza” de Iris Rossbach.

Este juego, del cual no sabemos si alguna editorial de nuestro país apostará por una edición en castellano, es un diseño del matrimonio formado por Inka y Markus Brand, que el año pasado ganaron el Kennerspiel des Jahres, un premio para los juegos más complejos, con “La Villa” y pone a los jugadores en el papel de héroes que deben rescatar a una princesa encerrada en una torre por un malvado brujo. Para liberar a la princesa deben encontrar la llave de la torre, que se encuentra escondida en el tablero del juego.

Más información en www.spieldesjahres.de