Bill Willingham y Mark Buckingham se despiden de “Fábulas“, y lo hacen con un épico final que incluso cuenta con un desplegable de cuatro hojas. Pero no se despiden solos, sinó que una gran cantidad de artistas rendirán su homenaje a una serie magnífica.

Fábulas (Edición de lujo). Libro quince
Edición original: Fables Deluxe Edition Book 15 (Fables núms. 141-150 USA)
Fecha de edición: marzo de 2018
Guión: Bill Willingham
Dibujo: Mark Buckingham, Neal Adams, Tony Akins, Aaron Alexovich, Laura Allred, Michael Allred, Russ Braun, Andrew Dalhouse, Rachel Dodson, Terry Dodson, Mark Farmer, Lee Garbett, Peter Gross, Gene Ha, David Hahn, Niko Henrichon, Joëlle Jones, Teddy Kristiansen, Jae Lee, Megan Levens, José Marzán Jr., Shawn McManus, Lan Medina, Terry Moore, David Petersen, Mark Schultz, Eric Shanower, Bryan Talbot, Chrissie Zulli
Tinta: Andrew Pepoy, Steve Leialoha, varios artistas
Color: Sherilyn Van Valkenburgh, Varios artistas
Formato: Libro cartoné, 368 págs. a color.
33,5€

Este decimoquinto tomo de Fábulas: Edición de lujo marca el final de esta exitosa serie con las historias épicas Felices para siempre y Despedida, correspondientes a los números del 141 al 150 de la premiada serie de Vertigo. Incluye una nueva introducción del creador de Fábulas, Bill Willingham, así como una sección especial de bocetos del dibujante Mark Buckingham.

Y por fin ha llegado el momento que todos temíamos, el final de Fábulas, una serie que nos ha conquistado en sus prácticamente 150 números, que demostró que el sello Vertigo aún era válido para albergar todo tipo de historias que, por el motivo que fuera, lo tendrían más complicado en el mercado tradicional. Fábulas funcionó de maravilla prácticamente desde su primer número y los fans fueron haciendo fila para hacerse con los siguientes números, 150, conforme descubrían la magia de la serie, todo para conocer el destino definitivo de Lobo y Blanca, Rosa y Jack, Villa Fábula y el resto de maravillosas fábulas que ahora ocupan el lugar de las originales.

A lo largo de los últimos números veremos cómo Rosa y Blanca caen de nuevo en la enemistad pasada, cómo se van recrudeciendo los enfrentamientos y cómo la muerte de Lobo y su posterior renacimiento como una máquina de matar controlada por XXX (spoiler) elevaba la tensión entre ambas en estas últimas 10 grapas de Fábulas toca elevar el conflicto hasta lo más alto para, a partir de ahí, ofrecernos un cierre para Fábulas. Uno digno y a la altura de una serie que nos ha demostrado que todos pueden cambiar, a mejor y a peor. Y aún hay tiempo para ofrecernos épicos enfrentamientos, trágicas muertes y una renovada esperanza de que la vida, para nuestras fábulas queridas supervivientes, continuará, aunque nosotros no podamos disfrutar de ellas (por el momento).

El desenlace de Fábulas, como decía, no puede ser más espectacular y épico pero a la par no puede ser más respetuoso con unos personajes que, a pesar de su longevidad, han aprendido mucho más de lo que creían a lo largo de estos años y que, en este final, demuestran una madurez que, previamente, podría haber evitado una gran cantidad de problemas.

Fábulas se acaba, pero se acaba abriendo las puertas del futuro de par en par, Bill Willingham no muestra piedad para con los lectores y nos enamora ante las infinitas posibilidades que aparecen ante nuestros ojos en las páginas finales, dejando ese epílogo-homenaje donde conocemos el destino de la mayoría de fábulas y donde también se nos descubrirán nuevas y maravillosas historias cuyo final debemos imaginar por nuestra cuenta.

Este volumen, último de la recopilación de lujo de Fábulas por parte de ECC, es una demostración de hasta dónde llega la calidad de la serie, con un Mark Buckingham absolutamente sensacional, como lo ha estado siempre en Fábulas, y que para la ocasión hace de maestro de ceremonias para una auténtica galería de talentos que se suman al homenaje.

Es difícil cerrar el volumen y pensar que hasta aquí han llegado las Fábulas, es duro ver que a  Willingham aún le quedaban muchas historias por contar y que Buckingham aún podía exprimir mucho más su imaginación, pero puestos a tener que encontrar un final, quizás este sea el que más justicia le hace a la serie. Una serie que recomendamos a cualquier lector dispuesto a maravillarse.