linea_separadora

«La llamaban Victoria porque nos había derrotado en combate hacía unos setecientos años, y se la llamaba Gloriana porque era gloriosa, y se la llamaba la Reina porque la boca humana no estaba conformada para pronunciar su auténtico nombre. Era enorme, mucho mayor de lo que yo habría creído posible, y se ocultaba entre las sombras, mirándonos desde arriba sin moverse.«

Este relato corto del maestro de Portchester del año 2004, publicado originalmente en la antología «Shadows over Baker Street» pero que podéis leer en castellano en la antología «Objetos Frágiles» publicada por Roca Editorial hace algunos años, le otorgó a Neil Gaiman sendos galardones de relumbrón: un Hugo Award como ‘Best Short Story‘ en el año 2004 y un Locus Award como ‘Best Novelette‘ en el 2005. El relato también se convirtió en un juego de mesa del diseñador Martin Wallace y en un cómic de Rafael Scavone y Rafael Albuquerque.

En «Estudio en esmeralda» («A Study in Emerald«) Gaiman, un experto de imaginación desbordante y fuera de lo común, cruza con habilidad y naturalidad al detective más famoso de todos los tiempos, el Sherlock Holmes del escritor escocés sir Arthur Conan Doyle, con el horror cósmico de «Los Mitos de Cthulhu» del escritor H.P. Lovcraft y convierte a la mismísima Reina de Inglaterra en un primigenio. De hecho Neil Gaiman toma prestado el nombre de una novela de Conan Doyle, «Estudio en escarlata«, publicada el 1887 donde el autor nos ofreció la primera aparición de Sherlock Holmes y el Dr. Watson.

Si os seduce su propuesta, es posible leerlo de forma gratuita en la página web oficial del autor.

linea_separadora