Nueva sesión de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde intentamos incluir cualquier película que haya acaparado elogios de la crítica, los premios más importantes y grandes recaudaciones en la taquilla… aunque no nos olvidamos de las que se han ganado, de forma justa y merecida, todo lo contrario: Cruce de Caminos, Dead man down y El Gran Gatsby.

Cruce de Caminos” (“The Place Beyond the Pines”) del director y guionista Derek Cianfrance (“Blue Valentine”) es un drama criminal y demoledor que, más allá de su adscripción al género negro donde se enfrentan los criminales y los agentes del orden (y donde es difícil discriminar cual ejemplifica el bien y cual el mal), es una película sobre el vínculo inquebrantable entre padres e hijos.
Protagonizada por Ryan Gosling (“Crazy, Stupid, Love”, “El diario de Noa “, “Titanes: Hicieron historia “, “Half Nelson” por la que fue nominada al Óscar como mejor actor, “Lars y una chica de verdad “, “Drive”,…), Bradley Cooper (“El lado bueno de las cosas”, “Resacón en Las Vegas”, “El equipo A”, “Sin límites”,…), Eva Mendes (“Los otros dos”, “Training Day”, “Hitch”, “The Spirit”, “Hloy Motors”,…), Dane DeHaan, Ray Liotta, Rose Byrne, Ben Mendelsohn, Bruce Greenwood, Mahershala Ali, Emory Cohen, Olga Merediz, Craig Van Hook, Gabe Fazio, Robert Clohessy, Luca Pierucci, Anthony Pizza, y Kayla Smalls, entre otros, es la historia de cuatro hombres de dos generaciones difrentes que, durante quince largos años, lucha por superar su sangriento legado y los pecados heredados.
“Cruce de Caminos” cuenta como un misterioso y mítico motociclista, Luke, sale del carnaval ambulante “Globe of Death” y recorre como un relámpago los callejones de Schenectady (Nueva York) – intentando desesperadamente contactar con una antigua amante, Romina, que acaba de dar a luz, en secreto, al hijo del motorista. En un intento de mantener a su nueva familia, Luke abandona su vida en el carnaval y comete una serie de atracos de banco aprovechando su increíble habilidad con la moto. Todo se complica cuando en el camino de Luke se cruza un ambicioso oficial de policía novato, Avery Cross, que busca ascender rápidamente en un departamento policial lleno de corrupción y sus enfrentamientos violentos se tornan en una pelea generacional.

Colin Farrell (“Desafío Total”, “Escondidos en Brujas”, “Corrupción en Miami”), Noomi Rapace (“Prometheus”, “Sherlock Holmes: Juego de sombras”, “Los hombres que no amaban a las mujeres”), Terrence Howard (“Iron Man”, “Crash”) Isabelle Huppert (“Amor”, “8 Mujeres”) y Dominic Cooper (“Mi semana con Marilyn”, “Capitán América: el primer Vengador”, “Mamma Mia!”) son el protagonistas del debut en el cine norteamericano del director danés Niels Arden Oplev, que cimentó su salto a Hollywood con la versión nórdica de la novela “Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson (que también adaptó a la gran pantalla David Fincher).
En “Dead man down“, que llegará a las pantallas de nuestro país con el subtítulo “La venganza del hombre muerto”, nos presentará a Victor, la mano derecha del señor del crimen Alphonse, quien vive amenazado por un asesino que está acabando con los miembros de su banda uno a uno. En medio de esta situación, Victor conoce a Beatrice, una misteriosa francesa que vive en su mismo edificio y por la que comienza a sentirse atraído. Pronto descubre que Beatrice no es la mujer que dice ser, sino la víctima de un crimen en busca de venganza. Pero ella también descubrirá que Víctor tampoco es el hombre que dice ser, sino alguien que pretende vengarse por la muerte de su mujer y su hija, años atrás. Y cuando estas dos personas heridas y obsesionadas se juntan, la intensidad de su relación les llevará a ejecutar un oscuro y violento plan de venganza.
Esta historia de amor y venganza en los bajos fondos de Nueva York, que cuenta también con Armand Assante, Isabelle Huppert, Raymond Mamrak, Raw Leiba y Jennifer Butler en el reparto, llegará a los cines de nuestro país el 24 de Mayo. (www.blooddemandsblood.com)

En breve llegará a nuestras pantallas, paso previo por el Festival de Cannes, “El Gran Gatsby” (“The Great Gatsby”), adaptación cinematográfica de la novela homónima de F. Scott Fitzgerald, que ya había pasado por la gran pantalla en cuatro ocasiones (en 1926 dirigida por Herbert Brenon, en 1949 por Elliott Nugent, en 1974 por Jack Clayton y en 2001 por Robert Markowitz) y donde destaca, por encima de todas, la versión del director inglés Clayton, con un guión del mismísimo Francis Ford Coppola, protagonizada por Robert Redford y Mia Farrow, y ganadora de dos Óscars.
Esta nueva versión de la novela, dirigida por el australiano Baz Luhrmann (“Australia”, “Moulin Rouge”, “Romeo + Julieta”), con un guión del mismo Luhrmann y Craig Pearce, está protagonizada por Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Joel Edgerton, Carey Mulligan, Isla Fisher, Callan McAuliffe, Gemma Ward y Jason Clarke, y vuelve a contarnos otra vez la historia de Nick Carraway, un aspirante a escritor que llega a la populosa ciudad de Nueva York en la primavera de 1922, una época de decadencia moral, con el jazz sacudiendo el mundo de la música con sus nuevos ritmos y con los reyes del contrabando de alcohol dominando los bajos fondos de la ciudad. Persiguiendo su propio Sueño Americano, Nick acaba siendo vecino de Jay Gatsby, un millonario misterioso que da fiestas continuamente. Al otro lado de la bahía vive su prima, Daisy, y su marido mujeriego y aristócrata, Tom Buchanan. De esta manera Nick entra en el mundo cautivador de los ricos con sus ilusiones, sus amores y sus engaños. A medida que Nick es testigo de aquello, tanto dentro como fuera del mundo que habita, escribe una historia de amor imposible, sueños incorruptibles, y grandes tragedias, y alza un espejo a nuestra propia época y luchas actuales.
Leonardo DiCaprio interpreta a Jay Gatsby, Tobey Maguire a Nick Carraway, Joel Edgerton y Carey Mulligan a Tom y Daisy Buchanan, Isla Fisher y Jason Clarke a Myrtle y George Wilson, y Elizabeth Debicki a Jordan Baker en este encuentro afortunado entre la sobriedad narrativa de Scott Fitzgerald y las imágenes desbordantes de Baz Luhrmann, tan amado por unos como detestado por otros. A ello, como suele ser habitual en las películas de Luhrmann, se suma una banda sonora anacrónica y aparentemente inconexa, con temas de Beyoncé, André 3000, The XX, Gotye, JAY Z, Lana Del Rey, Florence + The Machine, will.i.am, Bryan Ferry, Emeli Sandé, Jack White o Sia. (wwws.warnerbros.es/thegreatgatsby/)

{gallery}cine/ensalada533{/gallery}