Nueve carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters que se preparan para el invierno y el nuevo año, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: Acto de valor, Brave, El enigma del cuervo, Ice Age 4: La formación de los continentes y Prometheus.

«Acto de valor» de los directores Mike McCoy y Scott Waugh (productores de «Dust to Glory» y «Step Into Liquid»), con guión de Kurt Johnstand («300»), es una película de reclutamiento, uno de esos anuncios de televisión que de vez en cuando se emiten y donde las fuerzas armadas, sean de aquí o de allí, publicitan con música épica y un gran despliegue de medios el glamour, el valor y la importancia mundial que tienen las actividades del ejército. En concreto, un anuncio de hora y media que recrea las actividades de los cuerpos de operaciones especiales del ejército de los Estados Unidos, los U.S. Navy SEALs.
Interpretada por actores semidesconocidos como Alexander Asefa, Drea Castro, Jason Cottle, Aurelius DiBarsanti, Timothy Gibbs, Carla Jimenez, Marc Margulies, Dimiter Marinov, Ailsa Marshall, Gonzalo Menendez, Emilio Rivera, Roselyn Sanchez, Nestor Serrano, Sonny Sison y Alex Veadov, «Acto de valor» («Act of valor» en su versión original en inglés) cuenta como una misión para rescatar a un agente de la CIA desvela inesperadamente un complot que podría tener consecuencias inimaginables, y un equipo de soldados de élite sale en una misión secreta. Según avanzan a contrarreloj en una misión que parece no tener fin, tendrán que pasar por lugares conflictivos repartidos por todo el mundo y luchar para mantener el equilibrio entre su compromiso con la nación, con sus compañeros y con sus familias.
«Acto de valor» no es una película, y tampoco es un documental. Combina secuencias de combate espectaculares, tecnología punta en el campo de batalla y emociones palpitantes, pero no es un blockbuster. Es un panfleto, un producto de promoción, un anuncio de reclutamiento… pero que se aupó al primer puesto del box-office de los EE.UU. el fin de semana de su estreno. (www.actofvalor.com)

«Brave«, el décimo tercer largometraje animado de Pixar Animation Studios, está dirigida por Mark Andrews («The Incredibles», «Ratatouille», «John Carter of Mars») y Brenda Chapman («The Lion King», «Prince of Egypt»), producida por Katherine Sarafian («Lifted», «The Incredibles») y cuenta con las voces de Kelly Macdonald, Emma Thompson, Billy Connolly, Julie Walters, Kevin McKidd, Craig Ferguson y Robbie Coltrane.
En «Brave», de la mano de una valiente e impetuosa heroína, viajamos a las escarpadas y misteriosas tierras de Escocia en una aventura épica repleta de acción, humor y sentimientos: magia, misterio y múltiples peligros… y todo en un paisaje de inquietante belleza. Desde tiempos remotos, los relatos de monumentales batallas y místicas leyendas han pasado de generación en generación en las surcadas y misteriosas colinas de Escocia.
En la película, Kelly Macdonald presta su voz a Merida, una habilidosa arquera hija del Rey Fergus (voz de Billy Connolly) y de la Reina Elinor (voz de Emma Thompson). Una princesa Disney está más interesada en disparar flechas y cazar osos que en asistir a bailes y encontrar a su Príncipe Azul. Merida está decidida a labrarse su propio camino en la vida y desafía una costumbre milenaria y sagrada de los ruidosos señores de la tierra: el enorme Lord MacGuffin (voz de Kevin McKidd), el huraño Lord Macintosh (voz de Craig Ferguson) y el cascarrabias Lord Dingwall (voz de Robbie Coltrane). Sin quererlo ni beberlo, las decisiones de Merida desencadenan el caos y la furia en el reino. Y cuando acude a una excéntrica y sabia anciana (voz de Julie Walters) en busca de ayuda, se le concede un desventurado deseo. El enorme peligro que corre obligará a Merida a descubrir el significado del auténtico valor: tendrá que deshacer una terrible maldición antes de que sea demasiado tarde.
«Brave es una aventura épica repleta de acción, humor y sentimientos», afirma el director Mark Andrews. «No hay un escenario más perfecto que las escarpadas y oscuras Tierras Altas de Escocia. Imagínense: magia, misterio y múltiples peligros… y todo en un paisaje de inquietante belleza. Algo que no se había visto nunca en Pixar». (http://disney.go.com/brave)

El director James McTeigue («V de Vendetta») es el responsable de dar forma, y credibilidad, al thriller «El enigma del cuervo» («The raven») ambientado en la ciudad de Baltimore (en el estado norteamericano de Maryland, al sur de Nueva York), en el siglo XIX, durante los últimos días de Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849), el inmortal escritor, poeta, crítico y periodista, maestro de lo macabro, autor de clásicos de la literatura como «La caída de la Casa Usher», «El gato negro», «Los crímenes de la calle Morgue», «La máscara de la Muerte Roja», «El cuervo», «El corazón delator» o «La narración de Arthur Gordon Pym».
En «El enigma del cuervo», guionizada por Ben Livingston y Hannah Shakespeare, una madre y una hija son brutalmente asesinadas y el detective Emmett Fields (Luke Evans) descubre algo sorprendente: el crimen se parece enormemente a uno de ficción publicado en el periódico local, que forma parte de una colección cuyo autor es Edgar Allan Poe, entonces considerado como un paria. La policía interroga al escritor, pero en ese mismo momento se comete otro horripilante asesinato que también se inspira en una de las historias de Poe.
El detective se da cuenta de que se trata de un asesino en serie que se basa en las historias de Poe para cometer sus sangrientos crímenes, y le pide ayuda al escritor para detener al culpable. Pero cuando todo apunta a que alguien muy cercano a Poe puede convertirse en la siguiente víctima, ya hay demasiado en juego y el autor decide hacer uso de sus poderes de deducción antes de que sea demasiado tarde.
Protagonizada por un John Cusack que no termina de dar en el clavo en la elección de producciones que le lleven al nivel que su talento merecería («Cómo ser John Malkovich», «Coacción a un jurado», «Identity», «Serendipity», «Con Air», «Alta fidelidad»,…) y Luke Evans («Immortals», «Blitz», «Tamara Drewe», «Los tres mosqueteros»), en «El enigma del cuervo» también forman parte del reparto Alice Eve («Sexo en Nueva York 2», «Men in Black 3»), Brendan Gleeson («Escondidos en Brujas», «Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte 1»), Oliver Jackson-Cohen («Sed de venganza»), Kevin McNally, Pam Ferris, Oliver Jackson-Cohen, Dave Legeno, Brendan Coyle, Sergej Trifunovic, Sam Hazeldine, Ian Virgo y Ana Sofrenovic, entre otros. (www.elenigmadelcuervo.es)

20th Century Fox y Blue Sky Studios vuelven a unir sus caminos para producir una cuarta entrega de la saga de películas de animación «Ice Age», una de las franquicias de dibujos animados más exitosas (y más lucrativas) de los últimos años. Así, tras haber enfrentado a los peludos animales protagonistas con la aventura de devolver un bebé humano perdido a su familia («Ice Age», en el año 2002), con un catastrófico deshielo («Ice Age 2: El Deshielo» en el año 2006) e incluso con los dinosaurios («Ice Age 3: El origen de los dinosaurios» en el año 2009), en esta cuarta entrega titulada «Ice Age 4: La formación de los continentes» («Ice Age 4: Continental Drift») los protagonistas se enfrentarán a un viaje a la deriva, de final incierto, sobre un gran iceberg.
Dirigida por Steve Martino y Mike Thurmeier, a partir de un guión de Michael Berg y Jason Fuchs, en «Ice Age 4: La formación de los continentes» la obsesión de la ardilla Scrat por las bellotas tiene unas consecuencias geográficas y atmosféricas que cambiarán al mundo tal y como lo conocían hasta entonces: un cataclismo continental que provocará la deriva continental de Pangea. Mientras Manny, Diego y Sid vivirán su particular aventura marina, la película también nos descubrirá a la cascarrabias abuela de Sid, a una pintoresca colección de piratas entre los que se encuentra el Capitán Gutt, los problemas de Manny con su mujer Ellie y su hija Morita o la relación del solitario Diego con una tigresa dientes de sable llamada Shira.
En esta ocasión, las voces habituales de Ray Romano como Manny, de John Leguizamo como Sid, de Denis Leary como Diego y de Queen Latifah como Ellie reciben la llegada de la exhuberante latina Jennifer López para dar voz a la tigresa Shira o al pequeño Lannister de «Juego de Tronos» Peter Dinklage para ceder su voz al Capitán Gutt.
¿Era necesaria una cuarta «Ice Age»? Si nos remitimos solamente a los datos de la taquilla es evidente que sí: «Ice Age: La Edad de Hielo» recaudó 206 millones a nivel internacional, «Ice Age 2: El Deshielo» recaudó 460 millones cuatro años después y «‘Ice Age 3: El Origen de los Dinosaurios» se aupó hasta los 886 millones de dólares. Unas cifras que para los productores son motivos más que suficientes para embarcarse en una nueva película de Manny, Diego, Sid,… y Scrat. (www.iceage4.es)

«Prometheus» es la última película dirigida por el norteamericano Ridley Scott, un cineasta único y visionario, infravalorado e injustamente tratado por Hollywood, que es responsable de dos obras maestras del cine contemporáneo como «Alien» y «Blade Runner», que dieron forma a un nuevo género y son merecidas películas de culto imitadas y homenajeadas hasta la saciedad. En su curriculum se mezclan de forma desordenada e incomprensible los éxitos y los fracasos, las joyas y los detritus, donde destacan títulos como «Los duelistas», «Legend», «Black rain», «Gladiator» o «Black Hawk Down» que cualquier director hubiera soñado con incorporar a su carrera cinematográfica. Ninguno de ellos, lamentablemente, a la altura de «Alien» y «Blade Runner», pero con «Prometheus» parece que, por fin, ha vuelto el mejor Ridley Scott.
Y es que con esta película Ridley Scott regresa al género que ayudó a definir, al universo oscuro y peligroso de «Alien», creando un original y épico título de ciencia-ficción situado en los lugares más remotos y peligrosos del universo. La expectación que ha levantado la película es mayúscula, los actores que ha contratado son de altísimo nivel, y los trailer que han salido a la luz han dejado a los espectadores sin aliento.
La película nos traslada hasta el año 2058, cuando unas excavaciones arqueológicas en África revelan los restos que demuestran que los humanos fueron creados genéticamente por una raza alienígena avanzada. Estos «dioses» también modificaron el terreno de nuestro planeta para hacerlo habitable a sus creaciones humanas. Además, entre los hallazagos se encontrarban también las coordenadas del planeta de nuestros creadores.
Meses más tarde la Weyland Corp. lanza su nave espacial Prometheus al espacio para hacer un primer contacto. Gracias a la posibilidad de viajar a la velocidad de la luz llegan años después al sistema solar Zeta Riticuli. Los humanos están agrecidos a sus creadores y los alienígenas orgullos de sus «hijos», su primera creación con tal nivel de inteligencia.
Como recompensa comparten parte de su asombrosa biotecnología con los humanos. Sin embargo, para un miembro de la tripulación del Prometheus esto no es suficiente, y en un acto traicionero les roba el biocódigo fuente de la terraformación, una tecnología que podría dar a los humanos poderes similares a los dioses. Los creadores, además de científicos, son también seres despiadados y destructores de mundos que no aceptan a los humanos como iguales, y por ello liberan su arma biológica favorita, un ser que usan para «limpiar» los mundos antes de colonizarlos. Pero algo sale mal en el proceso y los humanos consiguen utilizar este arma biológica contra sus creadores, dando lugar al nacimiento de una criaturas más inteligente, desagradable, grandes y devastadora… y que provocará el fin del paraíso alienígena.
Algunos supervivientes del Prometheus se las ingenian para lograr escapar del planeta… En su camino, un dios alienígena superviviente en una nave muy familiar con una última misión: llevar la furia de los dioses hasta la Tierra…
«Prometheus» es, de facto, una precuela de «Alien: El octavo pasajero», está protagonizada por Michael Fassbender, Charlize Theron, Noomi Rapace, Idris Elba, Logan Marshall-Green, Guy Pearce, Patrick Wilson, Rafe Spall, Sean Harris, Emun Elliott, Kate Dickie y Benedict Wong, entre otros, y su estreno está previsto para el verano, el 10 de Agosto. ¡Dos meses más tarde que en los EE.UU! Que lejos aún… (www.prometheuslapelicula.es)

{gallery}cine/ensalada415{/gallery}