Nueva sesión de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde intentamos incluir cualquier película que haya acaparado los elogios de la crítica, las nominaciones a los premios más importantes y grandes recaudaciones en la taquilla… aunque no nos olvidamos de las que se han ganado, de forma justa y merecida, todo lo contrario: El Hobbit: La Desolación de Smaug, Hércules: El origen de la leyenda, La gran estafa americana y Old Boy.

Tras «El Hobbit: Un viaje inesperado» («The Hobbit: An Unexpected Journey») de Peter Jackson, la primera entrega de la trilogía que adapta a la gran pantalla la popular novela del escritor británico J.R.R. Tolkien, ha triunfado en la taquilla «El Hobbit: La Desolación de Smaug«, la segunda película de la precuela de la trilogía de «El Señor de los Anillos» ambientada en la Tierra Media sesenta años antes que se cerrará el año que viene con «El hobbit: Partida y regreso».
Con guión de Fran Walsh, Philippa Boyens, Guillermo del Toro y Peter Jackson, «El Hobbit: La Desolación de Smaug» («The Hobbit: The Desolation of Smaug») se estrena en Diciembre de 2013 y cuenta con un reparto encabezado por Martin Freeman como Bilbo, Ian McKellen como Gandalf el Gris, Hugo Weaving como Elrond, Evangeline Lilly como Tauriel, Elijah Wood como Frodo, Cate Blanchett como Galadriel, Orlando Bloom como Legolas, Barry Humphries como el Gran Goblin, Luke Evans como Bardo, Richard Armitage como Thorin Oakenshield, Andy Serkis como Gollum, Lee Pace como el Rey Thranduil, Christopher Lee como Saruman, Ian Holm como el viejo Bilbo, Mikael Persbrandt como Beorn, Conan Stevens como Bolg, Aidan Turner como Kili, James Nesbitt como Bofur, Graham McTavish como Dwalin, Sylvester McCoy como Radagast, Jed Brophy como Nori, Jeffrey Thomas como el Rey Thror, Stephen Hunter como Bombur, Ken Stott como Balin, John Callen como Oin, Adam Brown como Ori, Dean O’Gorman como Fili, William Kircher como Bifur, Peter Hambleton como Gloin, Michael Mizrahi como el Rey Thrain, o Mark Hadlow como Dori, entre otros. ¡Y Benedict Cumberbatch («Sherlock», «Star Trek») ofreciendo su voz al dragón Smaug!
Ian McKellen vuelve a encarnar a Gandalf el Gris, personaje al que ya dio vida en la trilogía de «El Señor de los anillos», Martin Freeman a Bilbo Bolsón, y Richard Armitage como Thorin Escudo de Roble. También vuelven a la gran pantalla en la trilogía de «El Hobbit», retomando los personajes a los que dan vida en «El Señor de los Anillos»: Cate Blanchett como Galadriel; Ian Holm como el viejo Bilbo; Christopher Lee encarnando a Saruman; Hugo Weaving dando vida a Elrond; Elijah Wood como Frodo y Andy Serkis en el papel de Gollum.
En esta segunda entrega el hobbit Bilbo Baggins sigue su periplo junto al mago Gandalf y trece Enanos liderados por Thorin Escudo de Roble, en una épica búsqueda para recuperar la Montaña Solitaria y el Reino Enano de Erebor. Tras sobrevivir al inicio de su inesperado viaje, la Compañía sigue hacia el este y se encuentra por el camino con Beorn, el cambiador de piel, y con un enjambre de Arañas gigantes en el peligroso monte Mirkwood. Tras evitar que los Elfos del Bosque los capturen, los Enanos prosiguen su viaje hacia Ciudad del Lago, y finalmente llegan a la Montaña Solitaria, donde tienen que enfrentarse al mayor de los peligros, una criatura más terrorífica que cualquier otra que pondrá a prueba no solo lo profundo de su valentía sino también los límites de su amistad y la sabiduría del viaje: el dragón Smaug.(wwws.warnerbros.es/thehobbitdesolationofsmaug/)

Durante muchos años los creativos de Hollywood (y los de la CineCittá italiana) explotaron incansables el filón que ofrecía la mitología griega y el peplum, cine de mayor o menor calidad que ambientaba sus historias en la época clásica, en romanos y griegos vestidos con túnica, con dioses crueles que jugaban sin piedad con los seres humanos y héroes valientes enfrentados a monstruos mitológicos. De la abundancia y el abuso se pasó al silencio casi absoluto y al olvido de un género que ahora, cincuenta años después, reverdece sus laureles. «Gladiator», «Troya», «300», «Furia de Titanes»,… el género regresa para hacerse un hueco en la cartelera.
«Hércules: El origen de la leyenda» («Hercules: The legend begins») del director finlandés Renny Harlin («Máximo riesgo», «La Jungla 2», «La isla de las cabezas cortadas», «Memoria letal»,…) es una reinterpretación de los orígenes legendarios del célebre héroe de la mitología griega contado desde la perspectiva de un joven guerrero que debe enfrentarse a su destino para liberar a su pueblo.
La historia nos situará en la antigua Grecia, en el año 1200 a.C., donde en un intento desesperado por liberar a su pueblo de la opresión de su vengativo esposo, la reina Alcmena dirige sus súplicas hacia los dioses y fruto de sus plegarias nace Hércules, engendrado por Zeus, padre de los dioses y los hombres. Ajeno a su verdadera identidad, Hércules sufre el desprecio del rey Anfitrión, quien favorece siempre a su hijo legítimo Ificles.
El joven Hércules se enamora de la bella Hebe, aunque su historia de amor queda truncada cuando Anfitrión, padre de Hércules, proclama que será Ificles quien contraerá matrimonio con la princesa. Hércules intenta huir con su amada, pero es capturado por la guardia del rey Anfitrión, quien le envía a la guerra. Tras burlar a la muerte, Hércules se embarca con el guerrero Sotiris en una misión para liberar al reino de la tiranía de Anfitrión, recuperar a su amada de las garras de su hermano y ocupar su lugar en el panteón de los héroes griegos. 
Con guión de Daniel Giat, Renny Harlin, Sean Hood y Giulio Steve, y protagonizada por Kellan Lutz («Crepúsculo»), Liam McIntyre («Spartacus: Sangre y arena»), Scott Adkins («El mito de Bourne»), Roxanne McKee, Liam Garrigan, Rade Serbedzija, Johnathon Schaech, Luke Newberry, Jukka Hilden y Rick Yudt, «Hércules: El origen de la leyenda» («Hercules: The legend begins») se estrena en nuestra cartelera esta misma semana. (www.hercules3dmovie.com)

Protagonizada por Christian Bale, Bradley Cooper, Amy Adams, Jeremy Renner, y Jennifer Lawrence, cinco actores entre lo mejor de las hornadas más recientes de intérpretes norteamericanos que dominarán el cine de los próximos veinte años, «La gran estafa americana» («American Hustle») de David O. Russell es una película basada en un caso real donde un timador deberá colaborar con el FBI para resolver un caso de corrupción política.
Era Irving Rosenfeld, un artista del engaño del Bronx que, durante la operación Abscam a finales de los años setenta, ayudó al agente del FBI Richie DiMaso a destapar uno de los escándalos más importantes de los EE.UU. de la época, que salpicó a algunos de los políticos más valorados, como el senador Harrison ‘Pete’ Williams o el congresista Frank Thompson.
Junto a los cinco mencionados, el reparto de esta película que debería acercar al director hasta la ansiada estatuilla dorada (que rozó con la punta de los dedos con «The fighter» y «El lado bueno de las cosas», nominado por la mejor dirección y mejor guión adaptado) también cuenta con Louis C.K., Michael Pena, Robert De Niro y Jack Jones. 
«La gran estafa americana» recibió tres Globos de Oro (película, actriz y actriz secundaria) de siete nominaciones en las principales categorías, además de los premios a la mejor película, mejor actriz de reparto y mejor guión otorgados por el Círculo de Críticos de NuevaYork y las mencionadas diez nominaciones al Óscar. (www.americanhustle-movie.com)

Han pasado nueve años desde que «Old Boy» se estrenara en el Festival de Sitges (galardonada entonces con el premio a la mejor película), y muchos seguimos aún fascinados con la película dirigida por el surcoreano Chan-wook Park, basada en el manga homónimo de los japoneses Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi (que este mismo mes de Julio se ha publicado en castellano, de la mano del sello DeBolsillo de Random House Mondadori). Esta segunda entrega de la denominada «trilogía de la venganza» de Park (iniciada en «Sympathy for Mr. Vengeance» y finalizada con «Sympathy for Lady Vengeance») nos descubrió a muchos, además de una película desgarradora, fría, manipuladora y muy entretenida, el manga del guionista Garon Tsuchiya y el dibujante Nobuaki Minegishi en el cual se inspiraba (aunque con un final distinto).
Y ahora, el que fuera el enfant-terrible del cine afroamericano, Spike Lee («La última noche», «Plan oculto», «Malcolm X», «Haz lo que debas», «Fiebre salvaje», «La última noche»,…), presenta su versión ‘made in USA’ protagonizada por Josh Brolin, Elizabeth Olsen, Sharlto Copley y Samuel L. Jackson, entre otros, un remake de la misma historia (que se publicó en Japón entre 1996 y 1998, por parte de la editorial Futabasha en la revista «Weekly Manga Action»), un hombre secuestrado, encerrado y aislado durante diez años, sin motivo aparente. Diez años confinado en una prisión privada. Diez años con un televisor y la voz de sus carceleros como único contacto con el mundo exterior ha sido a través de un televisor y la voz de sus carceleros. Diez años en los que ha perdido la razón. Ha cambiado. Se ha transformado en alguien diferente. Alguien letal. Su cautiverio finaliza un día, sin previo aviso, momento a partir del cual empezará la búsqueda del responsable, de los motivos, y reclamar su justa venganza. (www.oldboy-lapelicula.es)

{gallery}cine/ensalada643{/gallery}