Coger un poco de aquí y un poco de allí,… y mezclar. El resultado siempre es, como mínimo, sorprendente. Ese es el objetivo del mashup, una técnica artística que aprovecha la capacidad de potentes programas informáticos como el Photoshop para generar cruces híbridos entre, por ejemplo, “Star Wars” y “Alien. El Octavo Pasajero”.

Como recordamos siempre que abrimos esta sección, mash-up es un vocablo anglosajón que define el ejercicio artístico de mezclar dos fuentes distintas para obtener un producto final diferente, resultado de la suma de lo elementos más distinguibles de las fuentes originales. En castellano aún no hay una palabra concreta que defina con exactitud esta disciplina artística, pero fusión o mezcla se ajustarían bastante. 
En ViaNews os hemos mostrado numerosos ejemplos a lo largo de los últimos años, con especial énfasis en los trabajos que mezclaban los productos de entretenimiento más populares, cruces híbridos entre los cómics de Marvel, las películas de “Star Wars”, series de televisión, dibujos animados o novelas de fantasía y ciencia-ficción. 
En esta ocasión, de nuevo, la saga de películas “Star Wars” creada por George Lucas es el centro de atención de los mash-ups, mezcladas con los videojuegos clásicos de 8 bits, los aliens de Ridley Scott o insertadas en carteles de largometrajes conocidos y populares como “300”, “West Side Story” o “El Padrino”.

{gallery}cine/sw_mashup5{/gallery}