No vayáis a pensar que he tardado tanto tiempo en ver la segunda temporada, la serie de Aaron Sorkin es TAN buena que no tardé ni cuatro horas en ponerme a ver la segunda temporada de “El Ala Oeste De La Casa Blanca“, sobre todo con el cliffhanger de el atentado contra el Presidente. Incluso habiendo visto ya toda la serie ésta resulta adictiva, no puedes parar de verla. Es una de las mejores series de televisión de todos los tiempos.

"El Ala Oeste de la Casa Blanca" (Aaron Sorkin, 2ª temporada, 2000)El Ala Oeste De La Casa Blanca. 2ª Temporada (2000)
Actores: Alan Alda, Stockard Channing, Kristin Chenoweth, Dulé Hill, Allison Janney, Moira Kelly, Rob Lowe, Joshua Malina, Mary McCormack, Janel Moloney, Richard Schiff, John Spencer, Bradley Whitford, con Jimmy Smits y Martin Sheen
Directores: Aaron Sorkin
Idioma: Inglés, Castellano, Húngaro
Subtítulos: Castellano, Inglés, Húngaro, Portugués, Griego, Finés
Audio: Húngaro (Dolby Digital 2.0), Inglés (Dolby Digital 2.0), Español (Desconocido), Castellano (Dolby Digital 2.0)
Región: Región 2 (Más información sobre Formatos de DVD.)
ICAA: 12: No recomendada para menores de 12 años
Estudio: Warner Bros. Ent. España, S.L.
Duración: 924 minutos
Precio: 26,14 euros

La primera temporada de El Ala Oeste de la Casa Blanca concluyó con un cliffhanger colosal, un atentado contra el Presidente y su comitiva que nos dejó a todos con el corazón en la boca y deseando saltar al siguiente capítulo. Por suerte la estoy volviendo a ver vía DVD, lo cual quiere decir que no tuve que esperar demasiado para saber (recordar) qué sucedía. Aún así la maestría con la que está hecha esta serie hizo que se hiciese agónica la espera entre mi regreso de la playa y el abalanzarme sobre los DVDs de la segunda temporada. Ni siquiera la final de la Eurocopa me privó de ver 3 capítulos (llegué a casa a las 6 de la tarde y me vi 3 capítulos seguidos, perdiéndome 15 minutos de la final…  mereció la pena) tal es la adicción que provoca The West Wing.

Otro punto a comentar es cómo se maneja los efectos provocados por el atentado terrorista, los heridos, las reacciones, la rabia, el miedo… es sensacional, y más viendo como anticiparon por 1 año las consecuencias del 11S.

Por cierto que en la serie hacen algo que nos sonaría fatal en España, son Demócratas y fichan a una Repúblicana, Ainsley Hayes (personaje que da mucho jugo a la serie), ¿imagináis al PSOE fichando a alguien del PP o viceversa?, en fin, es tan imposible como pensar que los políticos españoles intentan hacer algo a favor de los españoles, perdón, de la gran mayoría de españoles.

Pero dejando eso aparte es una maravilla ver cómo se tratan temas como la homosexualidad, la emigración, el gasto militar, las drogas, etc, pero por encima de todo el ver cómo se cuece la política en los USA. Es adictivo, cabrea en ocasiones, pero engancha. Eso sí, también debo confesar que con la que nos está cayendo encima cuesta mucho creerse que existan los políticos buenos.

El otro tema principal de esta temporada es la oculta enfermedad del Presidente, tema que dará que hablar en la siguiente temporada y que creará una gran incertidumbre argumental.

También, nuevamente, los flashbacks son una auténtica gozada, esa mirada atrás de Josh Lyman sirven de contrapunto perfecto para los sucesos actuales, el mejor ejemplo es el final de la segunda temporada con la muerte de un personaje muy querido y la reacción que tendrá Josiah Bartlet. Magistral.

Así que, me perdonaréis, pero tengo que ver la tercera temporada de nuevo, quiero ver y sentir el flujo de una política más optimista de la que desgraciadamente vivimos hoy en día, quiero soñar un poco más con que un futuro mejor es posible, que con políticos verdaderamente comprometidos se puede luchar contra la escoria que, por ejemplo, nos gobierna hoy en día. Dejadme soñar mientras veo estos capítulos, cuando apague el DVD la realidad volverá a ser la que era, pero de momento dejadme soñar.

Reseña 1ª temporada