Llegamos a la tercera entrega de «Dinastía de X / Potencias de X«, y cuándo aún no nos hemos recuperado de las sorpresas que nos desvelaron en la anterior, Jonathan Hickman decide que es un buen momento para darnos una nueva dosis de emociones. ¿Vuestro estómago está preparado para un montón de muertes épicas de personajes emblemáticos?

La batalla por el futuro de los mutantes. Orchis prepara su asalto contra el Homo superior. Si La Patrulla-X no detiene su avance, llegará el fin para los suyos. ¿Cuáles son los sacrificios que están dispuestos a hacer para parar a sus enemigos? ¿Cuál es el precio del sueño de Xavier?

Con la tercera entrega de «Dinastía de X / Potencias de X«, y tras dos entregas dedicadas a presentarnos el nuevo status quo, a describir los conceptos principales sobre los que se sostienen el reboot ideado por Jonathan Hickman, llega el momento de demostrar que el guionista, y sobretodo los dos dibujantes, son capaces de ofrecernos algunas de las batallas más épicas y emocionantes que se puedan ver en el universo de Marvel Comics. Además, pese a tener guardado un as en la manga que los lectores desconocen, Jonathan Hickman, R.B. Silva y Pepe Larraz se permiten el lujo de no reservarse nada. Una misión suicida es una misión suicida, y no va a venir el Séptimo de Caballería en el último instante a salvar a nuestros valerosos héroes. Hay que asumir con resignación los daños colaterales, la muerte de los soldados de Charles Xavier, pequeñas concesiones ante un bien mayor, pero que dejarán a los lectores con la mandíbula desencajada.
Por supuesto hay truco, pero no es el truco que nos podríamos haber imaginado. Ya sabéis que la muerte en los cómics no es nunca algo definitivo. Dicen que los héroes nunca mueren, pero en el mundo de los cómics esa afirmación es relativa. Muy relativa. En el caso concreto del universo de Marvel Comics los ejemplos son numerosos. Gwen Stacy murió a manos del Duende Verde en el puente de Brooklyn ante la desesperación de Spider-Man mientras que el Capitán América caía de un disparo a las puertas del juicio por los hechos de la guerra civil superheroica o la mutante Jean Grey ponía fin a su vida de forma voluntaria antes de que la Fénix Oscura consumiera el universo. Todos ellos regresaron de la muerte, de una forma u otra, y recuperaron su lugar entre los vivos. Un caso distinto es el del Capitán Marvel, cuyo triste final nunca ha sido alterado.

En noviembre de 2019 Panini Cómics publicaba el primer número de «Dinastía de X«, que significó el primer encuentro de los lectores con las ambiciosas ideas que Jonathan Hickman tenía preparadas para los mutantes de Marvel Comics. He de reconocer que yo era uno de los que se pusieron a la defensiva, puesto que sus etapas al frente de «Los Vengadores» o «Los Cuatro Fantásticos» no me habían convencido. Su particular estilo con toques de ciencia-ficción ‘hard‘, simbología, metafísica y complejas conspiraciones cósmicas no me gustaba, su egoísta costumbre de crear versiones nuevas de los personajes clásicos me molestaba, aunque debo reconocer que siempre he pensado que Hickman tiene mucho talento, que es capaz de reinventar cualquier cosa que le pongan por delante y que originalidad no le falta. Por ese motivo tardé demasiado tiempo en sumergirme en su nuevo universo mutante, lo dejé pasar y me dije que ya me acercaría a su nueva Patrulla-X más adelante, en un momento más adecuado. Hasta la llegada de este «Dinastía de X / Potencias de X» del sello Marvel Premiere de Panini Cómics, aprovechando esta edición en tapa blanda, a un precio muy económico (mesos de lo que cuesta un menú al mediodía), que recopila el arco inicial de doce capítulos publicado en cuatro entregas. Como creo que dejé claro en la reseña del segundo número, me arrepiento mucho de haber llegado tan tarde.

En la tercera entrega de «Dinastía de X / Potencias de X«, que recopila tres números de «Dinastia de X» («House of X #3-5«) y uno de «Potencias de X» («Powers of X #4«) nos cuenta como un equipo de asalto de Hombres-X es enviado al espacio para detener el taimado plan de un grupo de científicos humanos que responde al nombre de Orchis que quiere crear un Molde Maestro definitivo en órbita alrededor del sol. Cíclope, Lobezno, Ángel, Rondador, Jean Grey, Monet, Vaina y Mística viajan hasta la Forja de Orchis para lanzar al Molde Madre latente al sol antes de que entre en funcionamiento y se convierta en Nimrod. No es una escaramuza cualquiera sinó la batalla por el futuro de los mutantes, y no todos los chicos de Xavier van a volver con vida a su santuario de Krakoa.

Las ideas de Jonathan Hickman, a las que rindo pleitesía y que redefinen a la franquicia mutante de arriba abajo, siguen contando con dos artistas de enorme talento para plasmarse en el papel. Por un lado un Pepe Larraz inmenso y desatado como nunca antes y por el otro el dibujante brasileño R.B. Silva, que tiene un estilo similar al de Larraz, lo que dota de consistencia a ambas series y el lector menos sagaz apenas se da cuenta del cambio entre uno y otro. Ambos cuentan con la paleta cromática del mexicano Marte Gracia, gran responsable de dotar de coherencia a ambos títulos, sobretodo cuando «Dinastía de X / Potencias de X» propone un interesante modelo de lectura intercalada.

Tal y como comentamos, Jonathan Hickman ha derribado la franquicia mutante y la ha levantado de nuevo, ladrillo a ladrillo. Olvida todo lo que conocías, y sumérgete en este nuevo amanecer de los mutantes de Marvel Comics con la mente abierta, pues el genial guionista ha construido algo totalmente nuevo que te va a dejar con la boca abierta.

Dinastía de X / Potencias de X #3: Nunca más
Autores: R.B. Silva, Jonathan Hickman y Pepe Larraz
Edición original: «House of X» núms. 3 a 5 y «Powers of X» núm. 4
Fecha de publicación: Octubre de 2021
ISBN: 9788411010863
Formato: 17x26cm. Tapa blanda. Color
Páginas: 136
Precio: 10,00 euros