El pasado mes de diciembre nos vimos obligados a despedirnos de la Princesa Leia Organa mucho antes de lo que hubiésemos imaginado. “Con una tristeza muy profunda Billie Lourd confirma que su amada madre Carrie Fisher falleció a las 8:55 de esta mañana“, decía el comunicado a través del portavoz de la familia en el que anunciaba la terrible noticia. Pero Carrie Fisher era mucho más que la Princesa Leia, símbolo idealizado de una generación. Era una persona de carne y hueso, con sentimientos, recuerdos, y secretos.

"El diario de la princesa" (Carrie Fisher, Nova)Hoy, la fama de Carrie Fisher como actriz, escritora e icono pop es indiscutible. Pero en 1976, Carrie era una chica enamorada que creía saberlo todo sobre la fama.

El sello Nova de Ediciones B ha publicado en abril “El diario de la princesa” (“The princess diarist“), las memorias de la fallecida Carrie Fisher en las que la actriz recogía sus experiencias durante el rodaje de “La guerra de las galaxias“. Tras su muerte, este libro es algo más que unas memorias, y ni siquiera la confesión de su romance con Harrison Ford impide que muchos veamos esta obra como su legado y un epitafio.

Conocida por interpretar a la princesa Leia en las tres películas originales de la saga galáctica “Star Wars“, la actriz Carrie Fisher había sido hospitalizada tras sufrir un infarto durante un vuelo de Londres a Los Ángeles el 23 de diciembre de 2016. Según había confirmado su madre, la leyenda de Hollywood Debbie Reynolds, estaba “estable” y parecía que podría recuperarse, pero cuatro días después su corazón se rindió… un día antes que el de su madre.

Probablemente tan destacada como la carrera de actriz, sea la de escritora y guionista. Entre las novelas de Carrie Fisher figuran “Surrender the Pink“, “Delusions of Grandma” y, destacada, “Postales desde el filo“, de carácter autobiográfico y adaptado a la gran pantalla por Mike Nichols en 1990. “El diario de la princesa” es el tercer libro de recuerdos publicado por Fisher (tras “Whisful Drinking” y “Shockaholic” en las que relataba sus problemas con las adicciones), que incluye algunos fragmentos originales escritos por la joven Carrie Fisher extraidos directamente de sus diarios. Y no es, aviso para navegantes, un anecdotario para los seguidores de “La Guerra de las Galaxias“.

Durante el rodaje de la película, Fisher llenó páginas de cuadernos manuscritos con reflexiones varias escritas por la joven de 19 años, poemas, comentarios tan implacables como honestos, secretos inconfesables y pensamientos sobre el amor, la fama, sus compañeros de reparto, o el sexo. Entre sus páginas destaca, sobretodo, la confesión de su discreta relación sentimental con Harrison Ford, trece años mayor, entonces casado con Mary Marquardt y con dos hijos. “Han y Leia durante la semana, y Carrie y Harrison durante el fin de semana“, dijo Carrie sobre su relación. De hecho la mayor parte del libro esta dedicada a este idilio, que Harrison Ford se ha negado a confirmar.

Este “El diario de la princesa” recoge, de forma breve y desordenada, todo lo que sucedió dentro y fuera del set de rodaje de “La guerra de las galaxias“, antes y después, incluyendo su debut en el cine con Warren Beatty en “Shampoo” (y la anécdota de sus pechos con o sin sujetador), la sesión de casting con George Lucas (y Brian de Palma, en un casting doble en busca de actriz para “Star Wars” y “Carrie”), los primeros días de rodaje, las pruebas de peluquería y maquillaje que culminaron con los dos inolvidables moños (“bollos de canela“) y el brillo de labios, lo absurdo de la vida mediatizada y pública de las estrellas de Hollywood, las sesiones de autógrafos con fans (“lap dance“, los llama), breves menciones al bikini metalizado que lució en las escenas con Jabba the Hutt (con una mención brillante a la fantasía sexual de Ross en “Friends“) o el cacareado breve romance de fines de semana durante tres meses entre la joven actriz y el galán (al que ella llamó ‘Carrison‘), mezclando los fragmentos originales escritos por una atolondrada y desorientada Carrie Fisher, la hija de ‘Los novios de América’ Debbie Reynolds y Eddie Fisher, como los mordaces comentarios de la mujer de sesenta que mira ese momento y ese lugar desde la distancia, con la frialdad que permite el paso del tiempo y la experiencia que otorga la madurez. Y más aún si se tiene en cuenta su turbulenta vida: problemas con las drogas y el alcohol, incluida una casi fatal sobredosis en 1985 y la rehabilitación, un matrimonio fallido con Paul Simon y otro con un hombre que la dejó por un hombre, su enfermedad mental, los episodios maniacodepresivos y los tratamientos con electroshocks,… Cualquiera que sale vivo de todo esto no puede más que revisitar sus decisiones tomadas con otra perspectiva.

Fisher regresó al universo de “Star Wars” en “El imperio contraataca” y “El retorno de Jedi“, películas a las que el libro no hace ninguna referencia, aunque es en esa época en la que comenzaron sus problemas con el alcohol y las drogas, que le llevarían a recibir tratamiento por adicciones, y que se agudizaron a causa del trastorno bipolar que padecía. Tras “Star Wars”, la popularidad de la actriz decayó progresivamente, y su carrera no tuvo la continuidad necesaria para conservar su estatus de estrella en Hollywood, aunque su nombre y apellido figuraron en los créditos de películas como “Granujas a todo ritmo“, “Hannah y sus hermanas” o “Cuando Harry encontró a Sally“, siempre en roles secundarios. Para Fischer, como le sucedió a Mark Hamill con Luke Skywalker, le fue imposible separarse de su personaje de Leia Organa, al que quedó atada para siempre (“Con el tiempo, nos fusionamos en una sola persona“).

Son esos cuadernos de juventud los que se convierten en el núcleo de su último libro, “El diario de la princesa“, publicado poco antes de su muerte en inglés y póstumamente en castellano por el sello Nova de la editorial B. Un libro amargo y cargado de nostalgia, mucho sarcasmo y sinceras autocríticas, con poco interés real para los aficionados a “Star Wars” más allá de los breves comentarios dedicados al casting o la prueba de peluquería, pues todo el resto de la obra se reserva para sus reflexiones, caóticas, y la relación con su compañero de rodaje (“una aventura corta y apasionante“), y pocos guiños o curiosidades podremos encontrar sobre el rodaje de nuestra saga galáctica favorita. La sinceridad y agudeza de sus palabras, dolorosa en ocasiones y divertida en otras, convierten este libro en las conmovedoras memorias de la inolvidable princesa Leia.

El diario de la princesa.
Autora: Carrie Fisher
ISBN: 978-84-666-6173-7
Formato: 14x21cm. Cartoné.
Páginas: 272
Precio: 20,00 euros