Hace ya varios años Edge Entertainment organizó un concurso de creación de juegos llamado “Concurso de Juegos Temáticos: Premio Nacional de Juegos de Tablero y Juegos de Cartas”. Otorgó cinco galardones y la garantía de publicar los juegos en el 2008: “Tokyo Crisis”, “Dust: El Día de la Derrota” y “Toledo 1085” en juegos de cartas y “Ben-Hur” e “Invasión” en juegos de tablero. Varios aún esperan su turno, pero a “Crisis: Tokyo” ya le ha llegado el momento… cinco años después.

image1En las sombras del universo conocido, los Señores del Mal anhelan conquistar la Tierra y hacerse amos de todo en cuanto ella existe.
Pero todo plan maestro tiene un comienzo: ¡la destrucción de Tokio! Todos lanzan a sus esbirros sobre la ciudad para ponerla bajo el yugo del caos, pero sólo uno puede ser amo y señor de Tokio.

Ha sido un proceso largo, que parecía que no llegaría a buen término, pero jamás estuvo congelado. Aunque, seamos sinceros, cinco años son una barbaridad, ¿no? Uno de los cinco juegos que ganó el concurso organizado por Edge Entertainment en el año 2008 era “Tokyo Crisis” de Ramón y Sebastián Torrente, un juego de cartas nada educativo, diseñado para de dos a cuatro jugadores, en el que los jugadores se enfrentaban por destruir Tokio con criaturas tan extrañas y singulares como un horrible monstruo tentaculado, una colegiala con poderes mágicos, un zombie mariachi, un adepto del verdadero Funk Fu, los yakuzas borrachos, una lolita gótica con poderes mágicos 0 un Shaolin imitador de Elvis.

En la edición de este juego de cartas no coleccionable finalmente publicada, titulada “Crisis Tokyo”, los jugadores encarnan a uno de los Señores del Mal de Tokio, lanzando terribles amenazas contra la ciudad para arrasar sus lugares más célebres, controlando a héroes que frustren los planes de sus oponentes. En este juego para de dos a cinco jugadores sólo uno de ellos podrá ser el amo indiscutible del mundo, y para ello se servirán de monstruos que cumplan su voluntad, y de héroes que frustren los planes de sus rivales.

Por un precio de 19,95 euros, la caja del juego incluye 110 cartas (24 lugares de Tokio listos para ser destruidos, 80 personajes, héroes y monstruos para lanzar a la batalla y 80 eventos que inclinarán la balanza de forma dramática), además de las instrucciones.

Sabio es el que conoce que el mundo está regido por la eterna lucha entre el bien y el mal. Iluminado es el que sabe que todo tiene dos caras.

Más información en www.edgeent.com