Para muchos lectores despistados los cuentos de Edgidio, el herrero de Wotton Mayor y Niggle están ambientados en el universo fantástico de la Tierra Media, pero no. Estas tres historias breves de J. R. R. Tolkien solamente tienen en común con “El Hobbit” y “El Señor de los Anillos” que están escritos por el maestro británico de la literatura fantástica. Estos relatos, junto a otros dos más de Tolkien, el ensayo “Sobre los cuentos de hadas” e ilustraciones inéditas de Alan Lee, conforman el volumen antológico “Cuentos desde el Reino Peligroso“.

Cuentos desde el Reino Peligroso reúne en un único volumen cinco relatos de fantasía y aventuras escritos por J. R. R. Tolkien. Estos trabajos breves reafirman el lugar de Tolkien como contador de historias para lectores de todas las edades.

J. R. R. Tolkien no necesita ninguna presentación, y no vamos a perder el tiempo en recordar más que sus datos biográficos más importantes: nacido en Bloemfontein (Sudáfrica) a finales del siglo XIX, el profesor universitario de lenguaje y literatura inglesa John Ronald Reuel Tolkien pasó a la posteridad por sus obras de literatura fantástica como “El Hobbit“, “El Silmarillion” y la trilogía de “El Señor de los Anillos“, que abrieron la puerta a un nuevo género literario, la literatura fantástica moderna, cuya influencia se extiende hasta la actualidad. Fallecido hace casi cincuenta años, en septiembre de 1973, su obra imperecedera reverdece en sus laureles con cada nueva edición o con la publicación de nuevo material, además del impulso que supusieron las películas basadas en su obra o la reciente serie de televisión de Amazon Prime “El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder“.

Cuentos desde el Reino Peligroso” (“Tales from the Perilous Realm“) es un tomo antológico que reune cinco relatos de fantasía y aventuras escritos por J. R. R. Tolkien, a menudo poco conocidos por los lectores menos versados en su obra: “Roverandom“, “Egidio, el granjero de Ham“, “Las aventuras de Tom Bobadil“, “El herrero de Wootton Mayor” y “Hoja de Niggle“. También cuenta con el ensayo “Sobre los cuentos de hadas“, que ofrece una cautivadora mirada de Tolkien acerca de las raíces de la literatura fantástica, su relación con la mitología, las leyendas y los cuentos de hadas, fijando su atención sobretodo en la literatura inglesa, con esporádicas menciones a la francesa y alemana. El tomo se completa con una introducción de Tom Shippey, un epílogo de Alan Lee y varias ilustraciones inéditas del mismo Lee.

Los cinco relatos, para lectores de todas las edades, son muy distintos entre ellos:

Roverandom“, un relato concebido en 1925, como un cuento narrado por Tolkien a sus propios hijos John y Michael durante unas vacaciones para aliviar el dolor de la pérdida de un juguete, no llegó a ser publicado en vida del escritor y no vio la luz hasta 1998, de forma póstuma. Narra la historia de un perrito llamado Rover que muerde a un brujo, por lo que éste le hechiza y lo convierte en juguete. Un niño compra ese juguete, pero lo pierde en la playa. Entonces, un hechicero bondadoso le hace vivir aventuras desde la Luna hasta el fondo del mar.

Egidio, el granjero de Ham” (“Farmer Giles of Ham“) fue publicada en el año 1949. Narra las aventuras de Egidio, un granjero que se convierte en héroe por accidente tras ahuyentar a un gigante bastante sordo y corto de vista. La reputación de Egidio se extiende a lo largo y a lo ancho de todo el reino, así que cuando el voraz dragón Chrysophylax llega la comarca de Ham, todos deciden que Egidio es el único que puede enfrentarse con el dragón.

Las aventuras de Tom Bobadil” (“The Adventures of Tom Bombadil and other verses from The Red Book“) es una recopilación de dieciséis poemas que tratan sobre Tom Bombadil, un extraño personaje al que conocimos en “La Comunidad del Anillo“, tras encontrarse con Frodo Bolsón en el Bosque Viejo. Así pues, a diferencia de los otros textos contenidos en “Cuentos desde el Reino Peligroso“, sí que se podría considerar que forma parte del ciclo tolkieniano de la Tierra Media.

El herrero de Wootton Mayor” (“Smith of Wootton Major“) es el último de los cuentos que escribió J. R. R. Tolkien y fue publicada en el año 1967. Narra la historia de un niño afortunado que, durante la fiesta de los Niños Buenos que se celebra cada veinticuatro años en la aldea de Wootton Mayor, recibe un regalo inesperado: dentro de la Gran Tarta que se ofrece a los veinticuatro niños invitados a la fiesta hay una estrella brillante y mágica que permite a quien se la coma entrar en el País de Fantasía.

Hoja de Niggle” (“Leaf by Niggle“) es un cuento corto escrito por J. R. R. Tolkien en 1939 y que se publicó por primera vez en 1945, en un periódico irlandés. Quizás es el relato más extraño de todos ellos, el que menos podría encajar en el mundo de la Tierra Media, pues es, en resumen, un cuento sobre la vida y muerte de un artista. Un pintor más bien mediocre obsesionado por su obra, un país de leyes estrictas, un vecino molesto, un viaje inoportuno, y una visión acerca del mundo de la creación que permite hacer una asociación muy directa entre Niggle y su árbol con Tolkien y su Tierra Media.

Y finalmente “Sobre los cuentos de hadas“, un ensayo del maestro británico que fue escrito en 1938 como una conferencia a pronunciar en la Universidad de St. Andrews, en Escocia y que terminó impreso, con algunas mejoras, en 1947 como parte de una antología recopilada por su amigo C. S. Lewis, el creador del mundo de Narnia. En este ensayo, muy académico, Tolkien explica su opinión sobre las ‘fairy stories‘ en concreto y el género fantástico como género literario en general, sus profundas raíces, y elucubra acerca de la creación de los mitos.

Esta reseña de “Cuentos desde el Reino Peligroso” llega ahora a ViaNews a raíz de la nueva edición publicada por el sello Minotauro, en tapa dura con la cubierta ilustrada y las preciosas ilustraciones inéditas del dibujante Alan Lee, pero también cuando ya ha terminado la serie de televisión de Amazon Prime Video “El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder“, que ha devuelto el interés por la obra de J. R. R. Tolkien o ha descubierto su figura. Sin duda, un buen momento.

Una vez más hay que insistir a los navegantes despistados que las historias de “Cuentos desde el Reino Peligroso” no forman parte del prolífico universo de la Tierra Media, y que se ubican en un lugar distinto, ese Reino Peligroso que se menciona en el título, que vendría a ser el mundo de los cuentos de hadas, donde todo es posible.

Cuentos desde el Reino Peligroso
Autor: J. R. R. Tolkien
Ilustraciones: Alan Lee
Traducción: Eduardo Segura Fernández, Ramón Ibero, Julio César Santoyo, José María Santamaría, Estela Gutiérrez Torres y Luis Domènech
Colección: Biblioteca J. R. R. Tolkien
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 352
Precio: 22,95 euros