Tras diez años de sequía Connie Willis regresó por todo lo alto con “El Apagón” y su continuación, y cierre, “Cese de Alerta” cosechando los premios Hugo, Locus y Nebula, en una demostración y de maestría al alcance de pocos escritores mejor considerados que Willis, por el público y los medios.

Cese de Alerta / El Apagón 2
Connie Willis
ISBN: 9788466652957
632 páginas
Rústica con solapas
21.50 €

En El apagón (Ediciones B, 2011), la gran dama de la ciencia ficción, Connie Willis, envió a tres historiadores de Oxford en el año 2060 a la Segunda Guerra Mundial. En este trepidante viaje en el tiempo, Michael Davies, Merope Ward y Churchill Polly quedan atrapados en 1940, intentando sobrevivir a los bombardeos de Hitler y liberar Londres de su yugo mientras hacen lo posible por encontrar de nuevo el camino de regreso a casa. En Cese de alerta, la situación se ha hecho aún más grave, y viviremos las consecuencias de aquel periplo en que nuestros protagonistas se vieron atrapados, ya que parece que todos ellos afectaron, de algún modo, el pasado, cambiando el resultado de la guerra y, en consecuencia, el curso de la historia.

 

El emocionante tiempo que se inició en El apagón se precipita, en Cese de alerta, hacia una resolución impresionante que sorprenderá incluso al más avezado de los lectores. Constance Elaine Trimmer Willis (EE UU, 1945), más conocida mundialmente como Connie Willis, es una de las escritoras más famosas de la ciencia ficción y posee un currículum impresionante que incluye numerosos premios Hugo, Locus y Nebula, y nominaciones a los premios Arthur C. Clarke y World Fantasy, así como a los que otorga la British Science Fiction Association. Su novela El libro del día del Juicio Final recibió en 1992 la tríada Hugo-Nebula-Locus. Su producción incluye doce novelas, casi sesenta relatos cortos y cuentos, y media docena de ensayos.

No sé si es necesario que os vuelva a hablar de mi admiración hacia esta escritora. Para mi Willis es una apuesta casi segura (cof, Tránsito, cof) y la calidad de sus obras suele estar muy por encima de la media. Acogí con ansias la publicación de El Apagón, a la par que me enfadé cuando descubrí que era la primera parte de dos. Pero ya me he reconciliado con Ediciones B (más que nada porque ya han publicado la segunda entrega), aunque hay alguna que otra errata en Cese de Alerta que me ha alterado ligeramente, la Colección Nova es un estandarte de calidad y me duele ver estos errores.

Pero volviendo a Cese de Alerta hay que aplaudir el que Connie Willis decida revisitar la ambientación de libros como El Libro del Día del Juicio Final y Por no mencionar al perro y nos devuelva a una de esas aventuras de viajes al pasado que, como no podía ser de otra forma, acaban por complicarse en exceso. No es un argumento original, ni falta que hace, ya que para Connie Willis (y para sus lectores) lo interesante no es que, otra vez, el viaje en el tiempo esté dando problemas, sino la aventura en sí, la lucha por sobrevivir a una época tan complicada como la del Blitz en la que Inglaterra sufrió un brutal bombardeo (especialmente Londres) por parte de los nazis y que se cobró más de 40.000 víctimas mortales, así como cuantiosos daños materiales. La lucha por encontrar respuestas al porqué nadie del futuro ha acudido a rescatar a los historiadores anclados en el pasado, los homenajes que Willis hace hacia los grandes literatos británicos y, especialmente a Agatha Christie que incluso hace un “cameo” en el libro, pero cuyo principal “homenaje” se produce argumentalmente, y es que Willis demuestra su talento y calidad al ofrecernos un misterio al más puro estilo Agatha Christie con una duda básica: ¿por qué no pueden regresar a su tiempo?. A partir de ahí Willis se dedica a embarullar la trama, volver medio locos de preocupación a los personajes y, en general, al lector, hasta el esperado desenlace en el que se desvelan todas las cartas, y lo hace al más puro estilo Agatha Christie. A ver qué otro escritor es capaz de hacer esto (quizás Jasper Fforde pero pocos más se me ocurren). No es de extrañar que se haya llevado todos los premios habidos y por haber…

Nuevamente habría que hablar de lo bien que está representada la Inglaterra de mediados del siglo XX así como su luchas contra los nazis y cómo fueron capaces de engañarlos y, finalmente, ganar la guerra. Pero si algo nos queda claro es que la guerra no se ganó por el esfuerzo de los soldados que lucharon y combatieron en la Vieja Europa, sino por el sacrificio de todos y cada uno de aquellos involucrados en tan terrible contienda. El Apagón y Cese de Alerta son un homenaje último a todos los héroes que sufrieron en esta guerra, algo que Willis nos deja bien claro en diversos momentos de ambos libros. Y es un homenaje realmente emotivo, no lo dudéis.
Locus, Nebula y Hugo… los tres premios, ¿por qué? Por algo tan simple como el puro merecimiento, Connie Willis es una grandísima escritora y aplaudo su regreso a la literatura, espero que se prodigue más a partir de ahora (parece, según su poco actualizado blog, que está trabajando en una nueva novela bajo el título provisional de “Conecction”, ojala) porque pocos autores saben hacerme disfrutar tanto con un libro de ci-fi que no sea space opera.

Sobre la edición de El Apagón ya comenté que me hubiese gustado que se advirtiese al lector de que no era la primera entrega de dos, en el caso de Cese de Alerta tan sólo puedo lamentar que haya algunas erratas que se han colado en el texto. Nada más, porque el libro es una maravilla y la edición también.

En definitiva, si quieres que Connie Willis juegue contigo, te lleve de la mano a través de sus misterios, te haga emocionar con su narración del Blitz, te incite a devorar cada página… desde luego este es tu libro.