Nadie duda ya de que el mundo de la música vive en un modelo caduco que está dando sus últimos estertores, politicas como las que se implantan en España de grabar con un canon los soportes de almacenamiento demuestran hasta que punto ha degenerado la industria y lo sin ideas que se encuentra.

Es bastante llamativo el ver como asociaciones como la SGAE intentan hacer todo lo posible por paliar los efectos que supone la decadencia del modelo actual de la música, grabar con canones tan sólo asegura que se obtendrá dinero para repartir entre los artístas, pero también que todos aquellos que compramos cds o dvds vírgenes, o cualquier otro soporte, nos sentiremos totalmente legitimados para piratear material a diestro y siniestro, total, ya se presupone que vamos a delinquir, así que… ¡hagamoslo! Dejando aparte que si un artista no "vende" suficiente… ¿será porque no gusta?, ahora parece que es muy fácil decir que la culpa de que no triunfes es de la piratería, demasiado a menudo se oye.

En fin, que mientras tanto vemos como los artistas, día tras otro, tienen que salir a la palestra y por imperativo legal llaman ladrones a sus admiradores y fans en numerosas ocasiones (tantas que, la verdad, con enumerar una sola bastan) olvidando que son ellos los que los encumbraron y son ellos a los que se deben y a quienes deben conquistar disco tras disco, concierto tras concierto. En fin, es curioso que hagan esto mientras que hay artistas que siguen vendiendo millonadas y atrayendo a numeroso público a sus escenarios a pesar de la piratería.

Desde hace un tiempo se viene hablando de que se debería cambiar el modelo de la industria musical y de que las compañías, y por ende los artistas, deberían preocuparse más por "vender" conciertos y no discos. No se vosotros, pero yo no conozco a NADIE que no tenga un cd o un casette pirata, no existe el cliente "ejemplar" que sólo compra original. Y si lo que nos toca es preocuparnos por el artista y sus ingresos… en fin, con los discos ya se sabe que las discograficas se llevan la parte del león, pero con los conciertos… bueno, ahí es donde los artistas hacen su agosto.

{mosimage} 

Esto es algo que desde hace años sabe Prince y su última iniciativa de regalar 2 millones de copias de su nuevo disco vienen a demostrar que sí que hay artistas que saben cómo continuar adelante sin las discográficas (y sin insultar a su público, que somos todos) y continuando su carrera con dos cojones y sin ampararse en canones ni milongas parecidas a pesar de los ataques que le han llovido desde las discográficas y desde las tiendas (que no parecen entender que no han perdido 2 millones de discos a vender porque, al igual que con la piratería, no todo el mundo se hubiese comprado el disco, ni muy posiblemente 1 décima parte).

Así que ¡olé por Prince! y mucha suerte con Planet Earth.

Por cierto, echad un vistazo a este interesantísimo artículo que habla sobre el tema de la piratería.