Poco a poco vas descubriendo que existen muchas grandes obras de la literatura fantástica a las que no podemos acceder a través de las librerías. Por este motivo, que La Factoría de Ideas se animase a publicar "Tigana", supuso una alegría para mi. Y es que el libro de Guy Gavriel Kay contaba con excelentes críticas.

https://www.via-news.es/images/stories/libros/factoria/tigana.jpgTIGANA
Guy Gavriel Kay
Traducción: Teófilo de Lozoya
Fecha de publicación: febrero de 2010
Formato: 23 x 15 cm
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 512
Colección: SOLARIS FANTASIA Nº: 75
PVP: 25,75 €
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/5.gif
{xtypo_quote} Guy Gavriel Kay es el galardonado autor de nueve novelas, entre ellas la trilogía ‘El tapiz de Fionavar’, y varios superventas como Los leones de Al-Rassan (también en La Factoría de Ideas). Su obra ha sido traducida a veintiún idiomas, y Hollywood prepara la adaptación cinematográfica de uno de sus libros.
Tigana es la historia de un país asediado luchando por su libertad, el relato épico de un pueblo que sufre una maldición terrible impuesta por las artes oscuras del tiránico y cruel rey Brandin.

Ahora, años después de que su cultura fuese eliminada y su tierra arrasada, un puñado de valientes hombres y mujeres pone en marcha una peligrosa cruzada con el fin de derrocar a sus conquistadores.

Con el trasfondo de un mundo a la vez sensual y bárbaro, esta novela sobre gente apasionada persiguiendo un sueño resulta sobrecogedora por su visión, y ha cambiado para siempre los límites de la ficción fantástica. {/xtypo_quote}

Muchos años ha habido que esperar hasta que una editorial se animase a recuperar un clásico de esta embergadura, pero lo cierto es que en La Factoría tenían claro que apostar por la obra de Guy Gavriel Kay era un acierto total y, tras publicar Los Leones de Al-Rassan nos regala la maravillosa Tigana.

Así pues, hablemos de Tigana, una región de la península de la Palma famosa por su orgullo, sus valles, su arte y sus edificios, una región que comienza el libro afrontando una invasión sin ninguna posibilidad de victoria, aunque han vencido en una batalla tras derrotar a Stevan, el padre del rey de Ygrath, Brandín, quién ahora se arroja contra ellos con todas sus fuerzas. El único consuelo que les queda es saber que su ejemplo será recordado y podrá servir de inspiración al resto de provincias de la Palma… pero, desgraciadamente, su vencedor no está dispuesto a consentir que nadie recuerde a los asesinos de su hijo e impone sobre Tigana un cruel castigo mientras arrasa sus ciudades y pueblos; nadie recordará su historia ni podrá pronunciar su nombre, salvo sus habitantes originales.
 
Veinte años después la Palma está dividida entre dos conquistadores de dos superpotencias, el Imperio Barbadio, e Ygrath, Alberico y Brandín mantienen un inestable equilibrio de poder ocupando 4 provincias cada uno, con una única provincial “libre”. Pero algunos habitantes de la Palma tienen planes para recuperar su libertad, y no dudaran en poner en juego la frágil e inestable paz con tal de que sus tierras recuperen la libertad. Para ello contarán con el liderazo del príncipe de Tigana, Alessan, y con un variopinto e interesante grupo de luchadores por la libertad que sienta moldes sobre cómo crear una buena dinámica en el grupo de aventureros. De especial interés son los puntos de vista de cada uno de los participantes, especialmente de Devin, que es quien nos invita a entrar en la novela aunque, posteriormente, serán distintos puntos de vista los que nos harán comprender el mosaico que es Tigana.
 
La libertad es el leit motiv de esta obra, “Tigana” no es sino una manera de gritar “libertad”, de ejemplificar la resistencia de los habitantes de la península contra sus ocupantes, de la opresión que éstos ejercen. Tigana ejemplifica la mayor opresión posible, la que niega a sus habitantes su historia, su arte, su mismo ser; su nombre. Tigana es pues una obra sobre la libertad y los sacrificios necesarios, sobre el camino que un hombre recorre para devolver a su tierra su libertad… y a la vez darle un sueño de grandeza y unidad.
 
Naturalmente Guy Gavriel Kay no deja de lado los elementos más habituales de la fantasía, el romance, la lucha, la historia de Tigana y de la Palma, la rivalidad, la amistad que une a los protagonistas… todo está presente, pero Kay lo hace de una forma distinta (no me atrevo a decir nueva), reflejando, de forma multifacetada, a través de los ojos de múltiples protagonistas, toda la historia que pretende contar. Deja cabos sueltos, deja un final abierto, pero también deja en el lector la satisfacción de haber leído una gran novela. De, por momentos, haber disfrutado y de sentir, en carne propia, el dolor y la agonía que sufre Tigana, así como de disfrutar con el agridulce final que la historia nos ofrece. El autor consigue emocionarnos y hacer nuestra la lucha de La Palma.

Cuando por fin tuve el libro en mis manos, no pude evitarlo, me chocó muchísimo la portada, y es que mira que hay portadas para escoger y sin embargo en La Factoría se han decantado por una que no me gusta nada. Supongo que se buscó una portada que llamase la atención y que tuviese un halo de elegancia pero… no me convence. Aún así, malo sería juzgar a un libro por su portada (aunque la portada hace mucho por un libro) y menos cuando viene precedido por tan buenas críticas. Así que, hay que perdonarle la portada… salvo que te guste, claro, que soy bastante especialito con los diseños. Además, según veo en la web del autor es, más o menos, la de la última edición, así que seguramente no hayan tenido nada que ver en La Factoría con la elección de la portada que les vendría marcada de origen.

Sobre la edición, ya hemos comentado lo de la portada (de verdad, no siento que le haga justicia a la obra), por lo demás, es una de las típicas ediciones de La Factoría a la que ya nos tienen tan bien acostumbrados. Eso sí, mención aparte merece la nueva traducción de La Factoría, más que nada porque hay un par de gazapos, no son muchos, la verdad, pero que estropean en parte las buenas intenciones de la editorial al ofrecernos esta nueva edición. Desde la editorial nos han dicho que estos gazapos se subsanarán en siguientes ediciones, porque si de algo estoy seguro es de que Tigana contará con nuevas ediciones. Aún así, y como decía, no sucede más que en contadísimas ocasiones, por lo que no es óbice para disfrutar con este libro.
 
En definitiva, estamos ante una obra maestra de la fantasía que, por fin, vuelve a estar disponible en el mercado español. Por fin he podido leer y disfrutar con Tigana, una auténtica obra maestra de la fantasía. Si no lo habéis hecho hasta ahora, esta es vuestra oportunidad.