Planeta de Agostini nos ofrece en un único volumen los dos cross-overs que, hasta la fecha, han unido los caminos de Batman y Grendel y que han sido realizados por Matt Wagner.

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/comic/batmangrendel.jpg” porque contiene errores.Batman/Grendel, de Matt Wagner      

 No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/3_5.gif” porque contiene errores.

Fecha de edición: junio de 2008
Guión: Matt Wagner
Dibujo: Matt Wagner
Tinta: Matt Wagner
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 216 págs.
Precio: 12,95 € 

Planeta de Agostini ha decidido reunir en un único volumen en cartoné los dos cruces que, hasta la fecha, han tenido Batman y Grendel. Dos personajes con ciertos puntos en común y con destinos opuestos.

Grendel es la creación de Matt Wagner y, básicamente, es una figura que transciende al personaje original, Hunter Rose, un escritor millonario que domina el hampa de Nueva Cork, un asesino despiadado y caprichoso que nadie sabe retratar con tanta maestría como Wagner.

Batman es el hijo de una tragedia decidido a que nadie vuelva a sufrir jamás el destino de verse privado de sus padres por la violencia. Un huérfano millonario que ha dedicado su vida a la destrucción del crimen en su ciudad, Gotham.

Combinar a ambos personajes en realidad es sencillo, basta con encontrar una forma de que coincidan. Wagner se decanta por una caprichosa visita de un hastiado Hunter Rose a Gotham city en busca de emociones para su alter ego, Grendel, que busca un enfrentamiento con Batman, la leyenda de Gotham que aterroriza a los criminales. El propio orgullo de Rose hace que el enfrentamiento sea inevitable.

Pero Matt Wagner no se conforma con ofrecernos un simple cross-over, no, en el primer arco argumental de este volumen veremos como ambos utilizan sus “identidades secretas” como meros recursos con los que obtener información y mantener la mascarada, siendo sus alter egos sus verdaderas caras a través de las que viven. Hacer que Grendel interrumpa en Gotham es tan sólo una excusa para enfrentar a dos seres destinados a odiarse y combatirse.

El enfrentamiento entre ambos se pospone durante buena parte de la obra de manera que la emoción va in crescendo. A fin de cuentas Grendel es un sanguinario asesino con un único objetivo: matar, y Batman es el protector definitivo. Cuando se encuentren cara a cara sólo puede haber un enfrentamiento, una batalla, una bala que disparar.

Entendido esto Wagner maneja a ambos personajes en círculos, haciendo incluso que sus identidades civiles coincidan mientras intentan encontrar más información que los conduzca a enfrentarse.

El pulso con el que lleva este posponer la acción definitiva está muy bien llevado, pero el acto final quizás resulte menos de lo que el lector espera. Y es que Wagner se ha empeñado en concentrar tanto la emoción que al final queda la impresión de que la lucha entre ambos debería haber sido más definitiva.

Aún así no hay que quitar méritos al guión de este arco argumental, porque logra algo más que entretener al lector, apoyándose en recursos que recordarán, y mucho, a Batman. El Regreso del Caballero Oscuro.

Gráficamente estamos ante un gran comic con un Matt Wagner que demuestra, una vez más, que sólo él sabe exprimir la esencia de Grendel y dotarlo de la elegancia que requiere y merece. Además, el trabajo que realiza con Batman es, sencillamente, impecable, por lo que no es de extrañar que esta obra ya haya sido editada con anterioridad en España; se lo merece.

Habría que hablar de la segunda historia, una en la que vemos como accidentalmente un ciborg-Grendel del futuro aterriza en una controvertida exposición sobre las mentes criminales de Gotham y lucha por hacerse con los restos de Hunter Rose mientras Batman intenta acabar con él, pero… se echa de menos a Hunter Rose… y a Matt Wagner. La historia entretiene, pero no emociona como el primer arco y desde luego, el dibujo no está a la altura del anterior. Y eso que se supone que el dibujo del segundo arco argumental también "parece" ser obra de Matt Wagner, aunque quién lo diría viendo la maestría del primer dibujo y la del segundo.

Aún así estamos ante un volumen que nos ofrece una gran historia con un soberbio dibujo a un precio fantástico, por lo que no hay que poner pegas a la recopilación de ambas historias, algo que además será aplaudido por los completistas, sino agradecer esta nueva edición, de lujo, que nos permite conocer un poco más a ambos personajes… y lamentarnos por la suerte de Grendel en España.

Una obra que, sin duda, os convencerá.