Fringe es la nueva serie que la retorcida mente de J.J. Abrams ha inventado para conseguir, de una vez por todas, que los telespectadores muramos de un ataque de ansiedad. No lo ha conseguido, aún, ni con Alias ni con Lost y ahora lo intenta con Fringe.

No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/tv/fringe.jpg” porque contiene errores.Fringe
Creada por: J.J. Abrams, Roberto Orci y Alex Kurtzman
Cast: Kirk Acevedo, Tomas Arana, Blair Brown, Joshua Jackson, Jasika Nicole, John Noble, Charlotte Rampling, Lance Reddick, Anna Torv y  Mark Valley
No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/3_5.gif” porque contiene errores.

La mayoría de vosotros, espero, sabréis que J.J. Abrams es la mente que se oculta tras dos series tan impactantes como Alias y Lost (Perdidos). Bueno, vale, Feilicity también es suya. Abrams es un productor, director, actor, guionista… en fin, un verdadero multitarea capaz de desempañar varios papeles y hacerlo bien.

Las tres series mencionadas anteriormente han tenido una gran aceptación y eso ha hecho que las expectativas ante los trabajos en los que se involucre sean cada vez mayores. De hecho, Zangol y Mañik me tienen frito tanto hablar de lo maravillosa que es Perdidos y de que debería ver la última temporada porque es de lo mejor que se ha hecho en TV y bla bla, ¡pesados! Bueno, siendo injustos habría que decir que la persona responsable de guionizar Armagedón… tiene esqueletos en su armario. Pero, sería ser injustos, ¿verdad?

Total, que cuando un ser así se embarca en la creación de una nueva serie de televisión… esperas mucho, muchísimo, y aunque eres consciente de que con el primer capítulo no puede engancharte del todo… esperas que sí, que lo haga. A fin de cuentas si otras series lo consiguen, ¿por qué no está?

Esas eran mis expectativas antes de ver Fringe y, posiblemente, ese sea el motivo por el que la serie no me gustó TANTO como esperaba. Ah, que no se me olvide, la serie se estrena el 9 de septiembre en los USA, pero el capítulo piloto ya se ha podido ver.

Pero, estoy corriendo demasiado, regresemos al principio. ¿De qué va Fringe? Finge, Marginal en español, nos habla de Olivia Dunham, una agente del FBI, que forma parte de un caso inter-agencias en el que se investiga un atentado contra un avión. El avión ha aterrizado, pero con el piloto automático y con todo su personal muerto, sólo quedan los huesos. Previamente hemos visto cómo se producía el atentado, una desagradable secuencia en la que un hombre se inocula un virus que, rápidamente se propaga y mata de una forma horrible a toda la tripulación.

A Olivia se le encargará actuar de enlace entre el FBI y el resto de agencias involucradas en la investigación, pero como el agente al cargo de esta misión le tiene tirria por un caso que ella resolvió brillantemente, condenando al mejor amigo de éste a la cárcel, le encargará investigar una llamada anónima totalmente intrascendente… o eso parece, porque cuando Olivia y su compañero, y secretamente amante, John Scott, se presentan a investigar descubren el laboratorio donde se ha creado el virus… y al creador.

Por una serie de circunstancias John es herido por el virus y puesto en coma para que éste no se propague y le mate. Quedan pocas horas para que muera y Olivia comienza una carrera contrarreloj para salvar la vida de su amante. Así que localiza al hijo, Joshua Jackson, del científico, Dr. Walter Bishop, precursor de toda la investigación sobre este virus, que está en la cárcel y sólo puede ser visitado por un familiar cercano, y le chantajea para que le permita hablar con su padre… y después para que haga de tutor legal del Dr. Bishop mientras le ayuda a desentrañar la trama de estos asesinatos.

Naturalmente, con J.J. Abrams, las cosas no podían ser tan “fáciles” y Olivia pronto irá descubriendo indicios que apuntan hacia uno de los hombres más ricos del mundo, curiosamente antiguo compañero de laboratorio del Dr. Walter Bishop. Si a esto le sumamos las revelaciones sobre un posible “patrón” que relaciona este con otros casos y el final sorpresa de este capítulo piloto… ¡ya tenemos la mezcla perfecta para que Abrams nos líe durante meses!

Y no es que me parezca mal, de verdad, pero creo que el casting no ha sido del todo acertado y, precisamente, creo que flojea en la protagonista, Anna Torv, a quien encuentro bastante sosa e insípida. Y eso que hay escenas para derrochar emotividad, pero me recuerda a la prota de Anatomía de Grey. Conclusión: me cae mal.
Qué maniático pensaréis, pues no, porque en Fringe hay una importante mezcla entre X-Files y Alias y para alejarse de ésta Abrams recurre a una protagonista emotiva, con sentimientos muy visibles, pero Anna Torv no consigue dar la talla y hace que la serie comience a cojear en un punto muy importante: su protagonista y la intención de alejarse de sus referencias.

Pero no todo es malo, porque tanto John Noble, como el doctor Walter Bishop, como Joshua Jackson, que interpreta a Peter Bishop, están muy bien en sus respectivos papeles. La trama promete una buena cantidad de intrigas y mucha incertidumbre, así que, si se alejan de la sombra de X-Files, es bastante fácil que la serie repunte y se convierta en un producto de éxito.

Página web oficial