Tras la excelente Saga del Asesino La Factoría de Ideas nos ofrece el primer volumen de una nueva saga de Robin Hobb, Las Naves de la Magia. Una historia que, al igual que la Saga del Asesino, sorprende por su frescura e interés.

 No se puede mostrar la imagen “https://www.via-news.es/images/stories/libros/naves_magia.jpg” porque contiene errores.Robin Hobb nos presenta una nación, el Mitonar, que se asienta sobre las orillas de un continente que fue maldito por la magia. El sátrapa del imperio concedió privilegios a las gentes que partieron a colonizar el Mitonar y a luchar contra la maldición. Años después un nuevo sátrapa se sienta en el trono, un gobernante que no está dispuesto a mantener los acuerdos de su antepasado y que comienza a permitir la llegada de nuevos mercaderes al Mitonar, extranjeros que comercian con esclavos y que no respetan las tradiciones ni las leyes del Mitonar. La situación parece explosiva y es cuestión de tiempo que acabe estallando.

Mientras tanto Hobb nos muestra a Vivacia, una nao hecha de tronconjuro, una madera que permite que las naves cobren vida (tras la muerte de tres capitanes de la misma familia sobre su cubierta), una nave que está próxima a despertar a una nueva vida si bien no será la vida que ni ella, ni Althea Vestrit (la esperada siguiente capitana de la nao) esperan.

Por otra parte tenemos a un joven e impulsivo capitán pirata con un sueño, reinar sobre las Islas Piratas y con una ambición, poseer una nao rediviva (a pesar de que éstas sólo navegan para sus legítimos propietarios).

Con un lienzo así Robin Hobb comienza a hilvanar y tejer hilos, historias y personajes se entrecruzan y se separan, se unen y se distancian y mientras tanto la guerra parece cada vez más próxima, el conflicto está cercano a estallar y los protagonistas de la historia no saben si podrán evitar la tragedia a la vez que enderezar sus vidas rotas por la ambición de un capitán que deseaba convertirse en el mejor mercader del Mitonar, por un sátrapa con la mente emponzoñada por las drogas y por un pirata con un sueño imposible.

La edición de La Factoría de Ideas es muy buena, a destacar la decisión tomada de no fragmentar el libro (como sucediese con los libros del Asesino), lo que hace más amena la lectura, sin "falsos finales", aunque nos obligará a esperar a la publicación de los dos libros siguientes, no hay problema, la espera valdrá la pena.

Un excelente libro que da inicio a una trilogía que, a buen seguro, conquistará al público como ya lo hiciera la Saga del Asesino. Una autora que está revolucionando el género con una narrativa fresca y llena de nuevas ideas. Un libro que no se puede dejar pasar.

https://www.via-news.es/images/stories/libros/CasaDelLibro-Blanco.gif