Obra maestra de la ciencia-ficción, una película incomprendida en taquilla el día de su estreno y rescatada con el paso del tiempo gracias a su condición de película de culto entre sus fans. Su atmósfera etérea, nocturna y lluviosa te sumerge en un futuro inquietante que no verás en ninguna otra película y te invitará a reflexionar sobre las condición de los personajes.

“Blade Runner” (Ridley Scott, 1982)"Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)
OBRA MAESTRA
Título original: Blade Runner
País: Estados Unidos, Hong Kong
Duración: 117 min.
Género: Thriller, Acción, Ciencia ficción
Reparto: Harrison Ford (Deckard), Rutger Hauer (Roy Batty), Sean Young (Rachel), Edward James Olmos (Gaff), M. Emmet Walsh (Bryant), Daryl Hannah (Pris), William Sanderson (J. F. Sebastian), Brion James (Leon), Joe Turkel (Eldon Tyrell), Joanna Cassidy (Zhora), James Hong, Morgan Paull, Kevin Thompson, John Edward Allen, Hy Pyke, Kimiko Hiroshige, Bob Okazaki, Carolyn DeMirjian, Ben Astar
Guión: Hampton Fancher, David Webb Peoples
Distribuidora: Warner Bros. Pictures
Productora: Shaw Brothers, Ladd Company, The, Run Run Shaw
BSO: Vangelis
Dirección artística: David L. Snyder
Diseño de producción: Lawrence G. Paull
Efectos especiales: David Dryer, Douglas Trumbull, Logan Frazee, Richard Yuricich, Steve Galich, Terry D. Frazee, William Curtis
Fotografía: Jordan Cronenweth
Maquillaje: Bridget O’Neill, Marvin G. Westmore, Shirley Padgett
Montaje: Les Healey, Marsha Nakashima
Novela original: Philip K. Dick

"Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)

"Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)
¿Noviembre de 2019? ¿A nadie se le ocurrió en 1982 que quizás era correr demasiado mostrar un Los Ángeles como el que aparece en la película y un mundo con robots humanoides tan perfectos que son indistinguibles de los humanos y que viajan a colonias espaciales? Con haber situado la acción en 3019 no nos rechinaría ahora la localización temporal, 35 años después del estreno. ¡¡¡¡35 años!!! Asusta pensarlo. Con motivo de la continuación que ha rodado Denis Villeneuve (del que hasta ahora me declaro fan absoluto) volví a ver la película de Ridley Scott y me reafirmo en lo que muchos opinamos, es una de las claras obras maestras del género.
El guión que en su día hicieron Hampton Fancher, David Peoples y Roland Kibbe partía libremente de una novela corta ciber-punk de Phillip K. Dick llamada “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” y es uno de los cimientos esenciales de una película que en su día impacto por atípica, exótica y peculiar y que lo sigue siendo. Sus otros cimientos son un diseño de producción fascinante (en su día multipremiado incluso con óscar) que te sumerge en un mundo inquietante, brumoso y nocturno y una banda sonora envolvente que junto a la fotografía crea una atmósfera que hace a esta película única. Ridley Scott siempre ha sido muy bueno en eso, visualmente siempre impacta y en esta ocasión mucho más.
“Blade Runner” es una película que te transporta y sumerge en el futuro, exige un visionado relajado y sosegado con pocas distracciones para percibir los detalles (que hay varios muy importantes en el argumento que han levantado todo tipo de especulaciones a lo largo de los años) y una especial predisposición a dejarse llevar. Yo diría además que es mucho mejor verla en pantalla grande (esto es así casi siempre, pero hay ciertas películas como ésta que vistas en un televisor no son lo mismo) porque es la mejor forma para introducirse adecuadamente en ella. Y añadiría que hay que tener cierta paciencia, el ritmo es lento, pero no hay una escena en la que no ocurra algo significativo, así que hay que ir recopilando la información que se nos da para después atar cabos. "Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)
 No destripo ya nada si digo que es un policiaco futurista con un detective, Rick Deckard, contratado por la policía para atrapar a un grupo de “replicantes” (robots humanoides) fugitivos que han regresado a la Tierra tras revelarse y matar a varias personas. Deckard es uno de los pocos especialistas capaz de distinguir a los replicantes que tiempo atrás construyera la Tyrell Corporation y “retirarlos” de la circulación y para ayudarle la empresa pone a su disposición otro de los modelos de Nexus 6 que son  los protopipos que tiene que buscar y eliminar.

Gran atractivo del guión es la mezcla de géneros porque estamos ante un policiaco con toques de cine negro, evidentemente un film de ciencia-ficción, en ocasiones su intriga interna parece derivar hacia el terror, sus escenas visualmente más potentes son de acción, incluye una historia romántica y en toda ella hay (como en la buena ciencia-ficción) un trasfondo filosófico-existencial que es sumamente interesante (y yo diría que su mejor baza). Todo ello filmado con un gran sentido del suspense, a menudo dándonos más información con las imágenes que con las palabras y sorprendiendo escena a escena con acontecimientos inesperados. "Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)Allá por 1982, quizás conscientes de que era una apuesta arriesgada para un público muy poco acostumbrado a este tipo de películas, los productores impusieron una narración en off de Deckard (muy al estilo del cine negro) y un final feliz. A pesar de ello la película no tuvo una gran acogida, más bien fracasó en taquilla y se convirtió poco a poco en film de culto (personalmente viví ese proceso y recuerdo que tardé unos años hasta que pude verla en una sesión especial en el cine mientras el boca a oreja la hacía cada vez más apetecible en los videoclubs, donde era tarea complicada alquilarla).

En 1992 se decidió estrenar la llamada “versión del director” porque era conocido que después de los muchos problemas que hubo en el rodaje (algunos no han trascendido pero Harrison Ford siempre ha comentado que fue uno de los más duros de su carrera) y de las imposiciones de la productora, Ridley Scott no había quedado contento del todo con el resultado (no nos engañemos, hay parte de verdad pero también era una gran ocasión para sacarle el rédito económico que no había tenido en el cine). Las nuevas lecturas que podían hacerse del argumento y su inquietante final terminaron por enriquecer la experiencia de su visionado y a partir de ese momento pasó a ser una obra maestra indiscutible del género tanto para crítica como para el público."Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)

 La he visto ya varias veces, en pantalla grande, en televisión y en pantalla plana y he de reconocer que sigue vigente la fascinación que me produce multiplicada gracias a algún juego de ordenador en el que dejé horas y horas hace tiempo, a su envolvente e inolvidable banda sonora muchas veces escuchada como hilo musical para relajarme (y con ese tema final mil veces escuchado en aquel  programa mítico de TVE  llamado “En portada”)  y a un argumento en torno a los robots y la existencia del ser humano que es uno de mis temas favoritos de siempre. “Blade runner” con el paso de los años se ha convertido en un icono cultural de huella imperecedera en nosotros.
¿Cuántas veces habremos oído y recordado ese monólogo con el hipnótico timbre vocal de Constantino Romero?: “Yo… he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”…..Historia del cine, historia como espectadores de todos y cada uno de nosotros."Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)
"Blade Runner" (Ridley Scott, 1982)