ECC Ediciones recopila en un voluminoso manga la serie de “Batman y la Liga de la Justicia” de Shiori Teshirogi, una reinterpretación al estilo japonés de los personajes más icónicos del Universo DC, repleta de acción y momentos épicos.

Batman y la Liga de la JusticiaEmpeñado en encontrar a sus padres desaparecidos, el adolescente japonés Rui Aramiya llega a un Gotham City asolado por el crimen, donde no tardará en cruzarse con Batman, que sigue de cerca al Joker. El payaso asesino está intoxicando a toda la ciudad con una potente droga distribuida en forma de refresco. 

Sin embargo, el malévolo plan del Joker es tan solo la punta del iceberg: su verdadero objetivo son las líneas ley que recorren el planeta y cuya energía contiene la información de todos los seres de la Tierra. Para acercarse a esas líneas de ley necesitará de entidades místicas venidas precisamente del país del sol naciente, y una de ellas resulta estar relacionada con Rui.

Cuando Superman, que es capaz de percibir las energías de las líneas ley, descubre que una de ellas pasa justo debajo de Gotham y que ha suscitado el interés de Lex Luthor, decide intervenir poniendo en movimiento una gigantesca rueda de acontecimientos que involucrará a toda la Liga de la Justicia, incluyendo al propio Batman, Wonder Woman, Aquaman y Flash, además de muchos otros personajes clave. ¿Lograrán los villanos acceder a los misteriosos registros akáshicos y cambiar el mundo para siempre?

ECC Ediciones publicó hace unos años el manga “Batman y la Liga de la Justicia” en cuatro volúmenes B6. Ahora le toca el turno a una recopilación de estos tomos en uno solo, de casi ochocientas páginas. Pese al tremendo tamaño, lo he podido leer con comodidad y casi de un plumazo, algo que se agradece para una obra de estas características, es decir, argumento lineal. La edición anterior comenzó en octubre de 2018 y acabó en junio de 2020, tiempo suficiente para perder el hilo de la historia.

La autora, Shiori Teshirogi (1978) es de sobras conocida por su trabajo en “Saint Seiya: The Lost Canvas!“, un spin-off de la popular obra de Masami Kurumada. Shiori debutó en 1997 como mangaka en la compañía Enix, en el género shōjo y josei. Tras la finalización de su spin-off de “Los Caballeros del Zodiaco” recibió el encargo de elaborar el primer manga en abordar el Universo DC en tierra nipona. DC Comics decidió que la mejor forma de promocionar sus películas era trasladando los personajes al formato más consumido por el público japonés, el del manga. Algo que Marvel había hecho tiempo atrás con relativa fortuna. Hay que puntualizar que Batman ya había tenido un manga dedicado a su figura, justo en la época que su serie de televisión arrasaba en los años sesenta.

Por aquí hemos hablado de un par de obras posteriores que nos impactaron, “Batman: Justice Buster #1” de Shimizu Eiichi y Shimoguchi Tomohiro, y “Batman: El hijo de los sueños” de Kia Asamiya. “Batman y la Liga de la Justicia” pertenece a la editorial Akita Shoten. Al ser una primera toma de contacto con estos superhéroes, la autora decidió crear un personaje protagonista japonés que sirviera como guía para el lector nipón, alguien con el que identificarse antes de presentar al elenco habitual de DC.

El joven Rui Aramiya llega a una desoladora Gotham City para investigar la desaparición de sus padres. Como vemos, la representación de esa ciudad no es nada halagueña, ya que nada más llegar el chaval es víctima de un policía corrupto y reorcido. Un Batman sin Robin (asesinado por el Joker)  acude al rescate y se da cuenta de que algo raro pasa. Una bebida creada por el Joker saca a la luz los instintos más primarios de la gente, ejemplarizado en el policía. Lo que parecía un simple caso de envenenamiento alimentario, irá derivando en algo más trascendental en lo cual están implicados los padres de Rui.

En realidad lo que el Joker tiene entre ceja y ceja es una cosa llamada las Líneas Ley, que se nombrar continuamente a lo largo de la narración. Quién las domine tendrá el poder de transformar el mundo. Esta trama sirve para que uno a uno, vayan interviniendo los héroes de la Liga de la Justicia con el objetivo de evitar que los villanos no logren llevar a cabo ese plan. Curiosamente Superman, que en un primer momento se presta a ayudar a Batman en su investigación, resulta algo desdibujado. Wonder Woman, Aquaman, Flash y Cyborg se unirán a la fiesta para combatir a los dos anfitriones, Joker y Lex Luthor. Orm, el hermano de Aquaman es uno de los primeros obstáculos a superar. Su participación se alarga demasiado, dejando poco hueco para el resto de villanos, como Superman cyborg, Flash Reverso o Ares, sin olvidarnos del componente japonés de la historia con personajes clave.

En definitiva, “Batman y la Liga de la Justicia” es un manga algo aparatoso y confuso, con mucha acción, que pese a su larga duración se lee rápido. Destaca el apartado de dibujo, con una Shiori Teshirogi desatada que tira de recursos usados en su manga de los Saint Seya. Resulta entretenido, que no es poco, aunque a los amantes del Universo DC no les llamará mucho, pienso.

Batman y la Liga de la Justicia
Autora: Shiori Teshirogi
Fecha de publicación: Enero de 2024
ISBN: 978-84-10108-05-9
Formato: Rústica. Blanco y negro con páginas a color.
Páginas: 792
Precio: 30,00 euros