ECC continua trayendo todo lo que Tom King guioniza y como además de hacerlo bien suele venir acompañado de los mejores dibujantes que tiene DC, David Marquez en este caso, pues tampoco necesitamos muchas más razones para leer Batman: Tiempo Muerto.

"Batman: Tiempo muerto" (Tom King y David Marquez, ECC Ediciones)Batman: Tiempo muerto           
Edición original: Batman: Killing Time núms. 1-6 USA
Fecha de edición: enero de 2024
Guión: Tom King
Dibujo: David Marquez
Color: Alejandro Sánchez
Formato: 208 páginas. A color. Cartoné.
27,5€

El Pingüino, el Acertijo y Catwoman se han unido para robar un artefacto de sumo valor. Aún no se sabe cuál es su preciado objetivo, pero lo que Batman puede tener claro es que, con estos tres elementos, nada puede salir bien. A menos que, como cabe esperar, empiecen a traicionarse los unos a los otros.

Tras el éxito de su etapa en la serie regular del Caballero Oscuro, el guionista Tom King regresa a Gotham City en compañía del dibujante David Márquez. Batman: Tiempo muerto no se contenta con mostrar a parte de la galería de villanos del personaje. También nos va a presentar a dos elementos nuevos: a un hombre misterioso llamado el Servicio y a Nuri Espinoza, una agente con cierta dificultad para controlar la ira.

Desde hace un par de años he procurado leer todo lo que ha escrito Tom King y es que obras como Rorschach, Strange Adventures, Mr. Milagro, Superman: Arriba, en el cielo o Grayson han consolidado en mi cabeza la idea de que es un hábil escritor capaz de volver loco, intencionadamente, al lector. He disfrutado muchísimo con esas obras pero, irónicamente, aún no he leído su etapa de Batman porque, francamente, en los primeros números se le fue tanto la olla con lo del avión que me espantó de la colección (a la que debería regresar en algún momento) pero tengo el problema de que Batman: Tiempo Muerto no me ha convencido tanto como esperaba y me ha acabado por decepcionar su desenlace en el que… ¿qué demonios sucede?

Se supone que estamos a los inicios de la carrera de Batman y éste debe enfrentarse a el Acertijo y Catwoman que han robado algo de extrema importancia, valor y que luego resultará ser un McGuffin de manual, pero allá que va Batman a investigar y al poco vemos cómo el Acertijo casi mata al Pingüino a golpes y éste comienza a investigar el robo lo que le llevará a conocer a El Servicio, uno de esos villanos que de vez en cuando se sacan de la manga los guionistas y que es “el mejor en lo que hace”. Es un personaje interesante pero creo que más bien gracias a David Marquez y Alejandro Sánchez que al trasfondo del que le dota King. El caso es que Batman se lanza a investigar y la historia resulta ser mucho más compleja de lo que nos imaginábamos con una gloriosa y épica confrontación final que sonaba mejor en la cabeza de King, desde luego.

Lo cierto es que hasta la fecha King tan sólo me había decepcionado con su Batman, y reconozco desde ya que tan sólo he leído sus primeros 6 números, pero aquí, a pesar de una premisa y desarrollo muy interesantes, acaba por presentarme otra decepción al no resolver adecuada, lógicamente o con algo de sentido la historia. Una lástima pero no es perfecto.

Lo que sí me parece perfecto es el trabajo de David Marquez y Alejandro Sánchez y es que el primero ha progresado tantísimo que, sencillamente, estoy por darle el título de campeón del mundo de Moto GP (perdón, no he podido evitar el chiste pero es que su arte se merece todos los premios) y es que ilustra cualquier tipo de escena, con gran detalle, planos diferenciados, tomas diferentes, expresividad, emoción, acción… ¡puede con todo! Y además cuenta con un más que adecuado color de Alejandro Sánchez que le sienta como un guante.

Este volumen, que recopila una miniserie de 6 números que ECC ya publicó en grapa, incorpora un buen puñado de portadas alternativas, así como los bocetos de las mismas.

En definitiva, puede que Batman: Tiempo muerto me haya defraudado por su final pero sigue habiendo muy poderosas razones para interesarse por esta miniserie, el arte de David Marquez es una de ellas, así como el desarrollo que emprende King en su trama, aunque luego no la cierre correctamente.