«Batman, La caída del Caballero oscuro» alcanza su tercer volumen de la mano de ECC Ediciones. Ya no está Bruce Wayne bajo la máscara del murciélago si no Jean Paul Valley, Azrael, que demostrará que puede igualar en su predecesor en la lucha contra el crimen, solo que está vez no habrá piedad hacia los malvados.

Batman: La caída del Caballero Oscuro 3
Edición original: Batman núms. 501-507 USA, Detective núms. 669-673 USA, Catwoman núms. 6-7 USA, Shadow of the Bat núms. 24-25 USA
Guión: Chuck Dixon, Doug Moench y otros autores
Dibujo: Graham Nolan, Jim Aparo y otros autores
Tinta: Kevin Nowlan y otros autores
Color: Adrienne Roy, Lovern Kindzierski y otros autores
Formato: Libro Cartoné, 384 págs. A color.
Precio: 34,5€

Jean Paul Valley se consolida como guardián de Gotham. Pero la suya es una profesión de riesgo que lo pone a prueba constantemente. Cada noche, Valley se enfrenta a toda clase de criminales, incluidos el Joker, Clayface o el asesino en serie Abattoir. Pero allí donde su físico triunfa, su mente empieza a flaquear. Entretanto, Bruce Wayne se recobra milagrosamente de sus heridas y comienza a preparar su regreso a Gotham.

Este volumen reúne episodios de Batman, Detective Comics, Catwoman y Batman: Shadow of de Bat, publicados entre 1993 y 1994. En sus páginas, los guionistas Doug Moench, Alan Grant y Chuck Dixon se asocian con los dibujantes Bret Blevins, Graham Nolan, Vince Giarrano, Tom Grummett y Mike Manley para dar forma a una de las sagas más emocionantes en la carrera del Hombre Murciélago.

Este tomo incluye los números de la serie regular USA de Batman 501 a 501, Detective Comics 669 a 673, Catwoman 6 y 7 y Shadow of the Bat 24 y 25. Todos estos cómics están encuadrados en la trama subtitulada The Crusade donde el único y absoluto protagonista es el nuevo Batman, Jean Paul Valley, que viene a sustituir a un convaleciente Bruce Wayne a quien Bane rompió la espalda en números pasados. Es extraño, pero en el prólogo escrito por Jorge García nos habla de dos tramas diferenciadas, la mencionada “Cruzada” y otra llamada “La búsqueda” en la que se Bruce Wayne iría recuperándose de sus heridas, y ambas estarían incluidas en el presente volumen. No sucede así, pues el nuevo Batman es quien recorre todas las páginas y bruce Wayne aparece testimonialmente hacia el final de este libro. Quizás la planificación de ECC para estos cuatro volúmenes se trastocó tras escribir los prólogos, y la colección no consta de cuatro libros, si no de más. El tiempo lo dirá.

Las historias contenidas en este volumen 3 dan comienzo con una saga en la que Batman ha de hacer frente a un grupo mafioso. El asesinato de varios de ellos en el restaurante Capri Italian Cuisine recuerda a El Padrino, y el villano de turno, Mekros, también tiene cierto aire al marveliano Nuke, una especie de mercenario con la mente trastocada. El tono noventero está presente en estas historias, tan abundantes en aquella época, con sicarios, mercenarios y asesinos en serie de toda índole. Un buen ejemplo es la historia titulada La ciudad indomable, con dos atracadores que no dudan en asesinar a sangre fría si la situación lo requiere.

Mister Frío aparece en otro número con un aspecto escalofriante (nunca mejor dicho) y acto seguido se nos ofrece un cruce con la colección de Catwoman, que sin dejar de lado la acción, nos muestra a una Selina Kyle de claro signo ecologista, que enseguida descubre que Bruce Wayne no se encuentra bajo la máscara. Catwoman es una villana que se comporta como heroína, o viceversa, con buen corazón y enamorada del Batman original (¡ya suenan campanas de boda!).

El mejor arco del tomo lo protagoniza El Joker, que aquí regresa como director de cine a su estilo en una aventura divertida, y cruel a partes iguales. Por supuesto a joker no se la colará el nuevo y duro Batman. Son muchos años bailando con su enemigo para que vengan impostores al macabro Príncipe del crimen.

Jean Paul valley sigue teniendo alucinaciones y no da la impresión de estar muy cuerdo. Pese a todo, es un buen detective como demuestra en la saga de Shadow of the Bat (entremezclada con números de Batman) y no duda en mejorar su armadura y arsenal si las situaciones lo requieren. Como curiosidad, en estos últimos ejemplares del tomo aparecen dos supuestos héroes hoy olvidados. Uno llamado Joe Public, surgido de un encontronazo con alienígenas de alguna otra serie DC. Otro es un personaje llamado Balística creado por Doug Moench y Mike Manley. También aparecen tres torpes asesinos que son una copia homenaje de los humoristas yanquis de antaño The Three Stoges (a los que en el primer tomo también se les rindió homenaje). La historia del último número se queda inconclusa, y continuará en el La caída del Caballero Oscuro volumen 4.

Doug Moench y Jo Duffy se turnan en los guiones (con Jo Duffy en Catwoman y Alan Grant en Shadow of the Bat) y ambos aprueban con nota su trabajo, ya que resultan tebeos muy entretenidos. Los dibujantes son solventes, con especial mención al eficaz Graham Nolan. Las portadas, antes de cada número, corren por cuenta de Kelley Jones salvo excepciones, un dibujante muy dado al terror en sus ilustraciones, como se demuestra en su colaboración en Batman.

En definitiva, un libro de casi 400 páginas que se lee de un tirón y resulta entretenido y hasta divertido, y supone un respiro para un personaje que en esta ocasión contempla una personalidad muy diferente y que no se anda con chiquitas. Para los completistas y fans, una compra obligatoria.