Trepidante, y también polémica, película de tensión y acción como si de una capítulo de «The Walking Dead» a lo grande se tratara y en la que, una vez más, Brad Pitt nos hace olvidarnos de todo apoderándose de nuestro interés de inicio a fin.

***
Título original: World War Z.
País: EEUU.
Duración: 116 min. Género: Acción, terror.
Reparto: Brad Pitt (Gerry Lane), Mireille Enos (Karin Lane), Daniella Kertesz (Segen), James Badge Dale (capitán Speke), Matthew Fox (militar), David Morse (Burt).
Guión: Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard y Damon Lindelof; basado en la novela de Max Brooks, adaptada por Matthew Michael Carnahan y J. Michael Straczynski.
Producción: Brad Pitt, Ian Bryce, Dede Gardner y Jeremy Kleiner.
Música: Marco Beltrami.
Fotografía: Ben Seresin.
Montaje: Matt Chesse y Roger Barton.
Diseño de producción: Nigel Phelps.
Vestuario: Mayes C. Rubeo.
Distribuidora: Paramount Pictures Spain.
Estreno en USA: 21 Junio 2013.
Estreno en España: 2 Agosto 2013.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años.
Es una de las películas más populares de este 2013, eso está claro, aunque no ha conseguido el tirón en taquilla que seguramente esperaban de ella quedando por debajo de otros blockbusters veraniegos como “Iron man 3”, “El hombre de acero”, “Star Trek en la oscuridad” e incluso “Gru 2” y “Monsters university”. Son datos objetivos y también es objetivo el hecho de que ha resultado una película polémica porque cualquier parecido con la novela es mera coincidencia.

¿Por qué hacen estas cosas? A estas alturas parece claro que ese dicho de “que hablen de ti aunque sea mal” es la base teórica de la cultura de masas actual. Es evidente que si a esta película la hubieran llamado “Zombies” o con cualquier otro título hubiera tenido parecido impacto (sobretodo porque en ella seguiría estando Brad Pitt), pero llamarse como la magnífica novela de Max Brooks (sólo he leído el primer capítulo así que hablo de oídas) le aporta un plus de atención y desde luego polémica. Los guionistas y la productora (Paramount) ha hecho modificaciones para asegurarse una trepidante película de acción y tensión de fácil visionado para el gran público, pero sin duda son conscientes que poco tiene que ver con la referencia original, así que ponerle el mismo título es sin duda una estrategia comercial.
Hasta aquí lo objetivo. También lo es que con los cambios han alterado el ánimo a los más acérrimos defensores de la novela trufando el guión con lugares comunes y tópicos y alguna que otra escena que sonroja. No hay por donde coger que por dos veces el personaje de Brad Pitt en plena huida se dé cuenta de algo que ni los más ilustres científicos y los más sofisticados medios han detectado o que en Jerusalem no adviertan que el ruido de unos cánticos está provocando una situación limite. Y esto por poner dos ejemplos de esos que tanto gustan para ridiculizar guiones y argumentos, la película tiene más.
Entrando en lo meramente subjetivo y muy personal he de decir que me senté en mi butaca y en un suspiro tuve que volverme a levantar porque la película había acabado. En efecto, tienes que pasar por alto cosas, pero el ritmo, la tensión, el desarrollo dramático de la película es bueno y logra hacerte olvidar todo y vivir con intensidad lo que está ocurriendo. Eso precisamente es lo que yo pido a un entretenimiento intrascendente veraniego, un poco en la línea de “Walking dead” (también peor que el cómic), de la que espero tensión, persecuciones, sangre (por cierto en “Guerra mundial Z” ni una gota, ni una escena explícita), etc…Es algo básico y primario que poco tiene que ver con la coherencia de un argumento y sí mucho con el aspecto más ferial y lúdico que tiene el cine.
Entiendo perfectamente a quienes critican la película. Si nos sentamos a hablar en serio sobre sus virtudes y defectos es posible que encontremos muchos más de los segundos, pero si valoramos una película por lo que pretende ser y por lo que finalmente es a mí me vale. Hubiera preferido que no la llamaran “Guerra mundial Z” si no es una adaptación fidedigna y respetuosa de la novela, pero como entretenimiento me sirve porque sí consigue entretenerme…..en otros casos no me pasa lo mismo, pero en este, quizás por el ritmo y la tensión que genera, sí. Es cuestión de gustos.